ETA y su entorno (Banda terrorista)

Total de piezas: 294

Anagrama de ETAEuskadi Ta Askatasuna (País Vasco y Libertad), conocida por sus siglas ETA, es un grupo terrorista de ideología nacionalista vasca que se proclama independentista, abertzale, socialista y revolucionaria. Actualmente inactiva tras el cese de su actividad armada, está designada como una organización terrorista tanto por España como por Francia, países donde estuvo activa, además de por Reino Unido, Estados Unidos y la Unión Europea. Desde la creación de la primera ETA han existido diferentes organizaciones con el mismo nombre surgidas como resultado de diversas escisiones, coexistiendo en varias ocasiones dos organizaciones diferentes que respondían a las mismas siglas y, en breves etapas, hasta tres.

Un grupo de estudiantes bilbaino se reúne para publicar un boletín de nombre profético: Ekin (emprender, hacer).


Ante la situación político-económica de España y ante la resignación e inactividad del viejo nacionalismo vasco, un grupo de estudiantes bilbaino se reúne en 1952 para publicar un boletín de nombre profético: «Ekin» (emprender, hacer).

Las juventudes del PNV, acusan de pasividad al gobierno vasco en el exilio y crean, en la fecha ETA.


Jóvenes nacionalistas -principalmente los creadores del boletín «Ekin»- militantes de EGI, las juventudes del PNV, acusan de pasividad al gobierno vasco en el exilio y crean, en la fecha, S.Ignacio de Loyola, ETA -Euskadi Ta Askatasuna-, cuyas siglas significan, sencillamente, «PAÍS VASCO Y LIBERTAD», denotando, con ello, que su ruptura con repecto al PNV es mucho más táctica que de contenidos programáticos. ETA se define como movimiento revolucionario vasco de liberación nacional, pero el término revolución no quiere decir marxismo, ni empleo de la violencia. En cambio, hay esa voluntad de actuación decidida contra el régimen desde unos presupuestos no confesionales.

La nueva organización -ETA- adscrita todavía al nacionalismo sabiniano, toma como referentes ideológicos a Telesforo de Monzón.


La nueva organización -ETA- adscrita todavía al nacionalismo sabiniano, toma como referentes ideológicos a Telesforo de Monzón, que ha dimitido del Consejo Nacional del Gobierno Vasco por no aceptar la política «españolista» de éste y a Federico Krutwig, secretario de la Academia de la Lengua Vasca, autor del libro «Estudio dialéctico de la nacionalidad vasca» donde se puede leer: «Lo que representa el punto clave de mi pensamiento es el considerar la lucha entre Euskadi y el Estado español como la lucha de un país colonizado contra un país imperialista. Cuando la política ha agotado todos los medios a su disposición se impone la guerra justa de liberación a quien, estando convencido de la justicia de su causa, ve que el contrario no quiere admitir el diálogo». Durante el verano de 1959, muchos jóvenes del EGI se adhieren a ETA. Aunque se admite una actividad pública en cuanto puede ser tolerada por el régimen, se crea ya una rama militar. Esta, en principio, sólo se dedica al «microterrorismo»: colocación de «ikurriñas» y pìntadas en las paredes. Por otra parte, se debate si la vía correcta ha de ser la insurreccional -a imitación de Fidel Castro- o la «no violenta» de Gandhi.

ETA coloca bombas en el Gobierno Civil de Álava, la comisaria de Bilbao y el diario «Alerta» de Santander.


En diciembre de 1959, en lo que puede considerarse el primer atentado de ETA, ésta coloca bombas en el Gobierno Civil de Álava, la comisaria de Bilbao y el diario «Alerta» de Santander.

El primer muerto de ETA es un bebé, María Begoña Urroz Ibarrola y ocurre en la estación de Amara


El primer muerto de ETA es un bebé, María Begoña Urroz Ibarrola y ocurre en la estación donostiarra de Amara donde ha sido colocada una bomba en la sala de consignas. Begoña tenía año y medio. El atentado no es reivindicado. (La primera acción de ETA con resultado de muerte ha sido siempre considerada como significativa puesto que se ha intentado que posea un significado político, una liturgia y una épica trascendentes. Si preguntamos sobre cuál fue la primera, unos nos contestarán que el disparo de Txabi Etxebarrieta contra el guardia civil Pardínes, lo que sucedió el 7 de junio de 1968. Una muerte que fue correspondida con la de su protagonista. Otros afirmarán que fue el asesinato del policía político Melitón Manzanas. Ambos casos pueden tener cierto significado, liturgia o épica para quien no tenga las ideas claras de que cualquier muerte es condenable.)

Los dirigentes de ETA, que se declaran revolucionarios no por lo «social» sino por lo «nacional», optan por el camino de la violencia.


Los dirigentes de ETA, que se declaran revolucionarios no por lo «social» sino por lo «nacional», optan por el camino de la violencia, y el 18 de julio de 1961 se produce la primera actuación auténticamente militar, al atacar un tren de excombatientes falangistas. Por otra parte, en la misma fecha, durante el acto conmemorativo del XXV aniversario del inicio de la guerra civil, varios militantes de la organización independentista vasca ETA, queman banderas españolas en la capital donostiarra. La consiguiente represión provoca la huida de los dirigentes de esta organización a Francia.

Los dirigentes de ETA, que se declaran revolucionarios no por los «social» sino por lo «nacional», optan por el camino de la violencia.


Los dirigentes de ETA, que se declaran revolucionarios no por los «social» sino por lo «nacional», optan por el camino de la violencia, y, en la fecha, se produce la primera acción auténticamente militar, al atacar un tren de excombatientes falangistas. La consiguiente represión, provoca la huida de los dirigentes a Francia.

I Asamblea de ETA. En su primera asamblea, ETA se autodefine como «Movimiento Revolucionario Vasco de Liberación Nacional.


I Asamblea de ETA. En su primera asamblea, ETA se autodefine como «Movimiento Revolucionario Vasco de Liberación Nacional», independiente de cualquier otro partido u organismo; proclama que Euskadi abarca Guipúzcoa, Alava, Vizcaya, Navarra, Laburdi y Zuberoa; y pide el establecimiento de un régimen democrático y representativo en ese ámbito territorial, así como la supresión de las fronteras estatales y la integración de una federación europea. Se formula que los elementos integrantes de la empresa son el trabajo y el capital privado y público, y se proclama al euskera como la única lengua nacional: «Un vasco para el cual el problema del euskera no es definitivo es un traidor».

La I Asamblea de ETA, muestra la procedencia ideológica de los dirigentes etarras.


La I Asamblea de ETA, que busca adecuar el nacionalismo sabiniano a la nueva realidad socioeconómica del País Vasco, muestra la procedencia ideológica de los dirigentes etarras: la política económica puede equipararse a la doctrina social de la Iglesia. La repulsión por la doctrina marxista -se equipara comunismo y fascismo, y se condena al PSOE, «tan imperialista como la Falange»- y cierta xenofobia -«habría que recibir a pedradas o a tiros a los extranjeros»- aún reflejan una mentalidad peneuvista.