QUINTA CRUZADA (1217-1221)

Total de piezas: 4

Se pone en marcha la Quinta Cruzada (1217-1221). Ésta está al mando del Cardenal Pelagio, español.


Se pone en marcha la Quinta Cruzada (1217-1221). Ésta está al mando del Cardenal Pelagio, español. Los cruzados empiezan por poner sitio al puerto egipcio de Damietta. Sus componentes se proponen establecer en Damietta una base desde la que atacar Palestina. Con ellos va un grupo de hombres vestidos con un hábito de sayal, atado a a cintura con una soga. El Hermano FRANCISCO está entre ellos. Pero no ha ido en busca de gloria militar; sólo quiere hablar con el Sultán, lo cual consigue dejándose capturar. El Sultán es Al Kamil, Príncipe de la Fe, León del Desierto, quien, al principio, se burla de aquel «derviche franco» que pretende convertirle al cristianismo y que desafia a los santones musulmanes presentes en la entrevista a someterse a un «juicio de Dios»: él y ellos caminarán sobre brasas encendidas y Dios mostrará qué Fe es la verdadera salvándole a él de todo daño… Los imanes -sacerdotes musulmanes- no aceptan el reto y el Sultán Al Kamil queda impresionado por el valor y la sinceridad del frailecillo.

Esta pieza también aparece en ... JUICIO DE DIOS  • ORDEN DE LOS FRANCISCANOS (San Francisco de Asís)

Los cristianos ocupan, en su quinta cruzada, la plaza de Damieta.


Los cristianos ocupan, en su quinta cruzada, la plaza de Damieta.

FRANCISCO es autorizado para que los miembros de su Orden puedan ser los guardianes de los Santos Lugares.


FRANCISCO de Asís es autorizado para que él y los miembros de su Orden puedan visitar libremente los Santos Lugares y ser sus guardianes. Desde entonces los franciscanos tendrán a su cargo la custodia de los Santos Lugares.

Esta pieza también aparece en ... ORDEN DE LOS FRANCISCANOS (San Francisco de Asís)

Los cruzados conquistan al asalto el puerto de Damietta.


Los cruzados conquistan al asalto el puerto de Damietta. Los gobernantes del país ofrecen a los cruzados entregarles Jerusalén a cambio de la ciudad que han tomado. Los cruzados desestiman la propuesta y marchan sobre El Cairo. Pero son rechazados, y diezmados por el hambre y las enfermedades, tienen que abandonar la empresa, sin haberse hecho con Jerusalén y sin conservar Damietta.

Esta pieza también aparece en ... JERUSALÉN