Viaje del conde de Barcelona -Jaime I- a Alemania para entrevistarse con el emperador.


Al narrar un viaje del conde de Barcelona -Jaime I- a Alemania para entrevistarse con el emperador, el escritor de la época Bernat Desclot relata que aquél se ha presentado ante su majestad imperial diciendo: «Señor, yo soy un caballero de España». Acto seguido, ese mismo conde de Barcelona había dicho a la emperatriz alemana: «Yo soy un conde de España al que llaman el conde de Barcelona». No resulta extraño que el emperador, según nos cuenta el mismo Bernat Desclot, dijera a su séquito: «(…) han venido dos caballeros de España, de la tierra de Catalunya».