BALFOUR en colaboración con lord ROTSCHILD, redacta el documento que se conoce por «Declaración Balfour».


Arthur James BALFOUR, partidario de la causa judía, ministro de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, al poco tiempo de su nombramiento, en un viaje que realiza a Wasington comprueba, satisfecho, el interés del presidente WILSON por el asunto palestino en pro de los hebreos. BALFOUR regresa a Inglaterra y en colaboración con un famoso financiero, también pro judío, lord ROTSCHILD, redacta -en la fecha- el famoso documento que se conoce por «Declaración Balfour», en el que se plantea, por primera vez, el establecimiento de un Hogar Nacional judío en Palestina. La declaración dice al final: «Nada deberá hacerse en perjuicio de los derechos de las comunidades no judías existentes».