La famosa ecuación de Einstein e = mc2, aparece en la revista Annalen der Phisik.


Alemania sobresale en el terreno de la ciencia. En 1905, Albert Einstein, el más grande de los científicos desde Isaac Newton, hace tres cosas sorprendentes. Elabora una ecuación que permite calcular el tamaño de los átomos; presenta su «teoría especial de la relatividad», que explica el experimento Michelson-Morley; y determina que la velocidad de la luz en el vacío es la mayor velocidad posible. Demuestra que masa y energía son intercambiables, de acuerdo con la famosa ecuación e = mc2 que aparece en la fecha en la revista Annalen der Phisik, y modifica y perfecciona las leyes del movimiento de Newton. «No poseo ningún don especial. Sólo soy apasionadamente curioso», manifiesta Albert EINSTEIN.