Tal día como hoy...

28 de septiembre

MAXIMINO el Tracio, ordena una tremenda persecución contra los cristianos.


MAXIMINO el Tracio, ordena una tremenda persecución contra los cristianos (la que se considera la «sexta» persecución general), sobre todo contra los miembros del clero. Por ello, son también víctimas el pontífice PONCIANO, desterrado con el antipapa HIPÓLITO a las minas de Cerdeña. PONCIANO es el primer pontífice de la historia de la Iglesia que no permanece en la silla de San Pedro hasta su fallecimiento ya que abdica en la fecha, fecha que además constituye la primera de la historia papal totalmente confirmada por documentos históricos. En las minas de Cerdeña, se produce la vuelta a la Iglesia del cismático teólogo, hoy San HIPÓLITO, que es el autor de «Refutación de las herejías”.

El emperador CONSTANCIO II que gobierna en Oriente quiere imponer el arrianismo en sus dominios.


Mientras ha vivido CONSTANTE I, devoto cristiano, la Iglesia ha podido desenvolverse con relativa independencia, pero, a su muerte (350), CONSTANCIO II, que gobierna en Oriente, inicia una abierta guerra contra los nicenos -así llaman a los ortodoxos los seguidores de ARRIO-. En Occidente, el sínodo de Sirmio, de Panonia, impone una fórmula de fe arriana.

Muere prematuramente en el Valle de Arán, PEDRO I de Aragón y Pamplona sin descendencia ya que sus dos hijos, Pedro e Isabel ya han fallecido.


Muere prematuramente en el Valle de Arán, PEDRO I de Aragón y Pamplona sin descendencia ya que sus dos hijos, Pedro e Isabel, ya han fallecido. Su muerte se produce cuando el rey se halla en la plena madurez de un reinado fructífero. PEDRO I no ha olvidado seguir avanzando hacia el sur y ha ganado para su reino, Gurrea, Alcubierre, Sariñena, Tamarite y Almenar. A su muerte, la frontera de Aragón está sólo a treinta kilómetros de Zaragoza. Los aragoneses ya pueden intuir en la lejanía, allá abajo en el centro del valle, los alminares de las mezquitas de la Ciudad Blanca.

Esta pieza también aparece en ... PEDRO I (Rey de Aragón)(1094-1104)

ALFONSO I el Batallador, recibe en herencia, los reinos de Aragón y de Pamplona.


Habiendo fallecido Pedro I de Aragón y Pamplona sin descendencia y habiendo fallecido asimismo unos meses antes su hermano Fernando, el heredero es el tercer hijo de Sancho I Ramírez, ALFONSO I el Batallador. ALFONSO, recibe, en consecuencia, los reinos de Aragón y de Pamplona (1104-1134). ALFONSO I es señor de Biel y de Luna y destacado combatiente en el ejército del fallecido rey. En nuevo monarca es de ánimo aguerrido; desde su infancia ha mostrado su afición por el combate y con ella marcará toda una época en la historia de España. Hombre duro, misógino y entregado a la misión reconquistadora, arquetipo del monje soldado. De aquellos tiempos, su actuación justifica mil veces el calificativo de Batallador. Este mismo carácter influirá en sus desavenencias matrimoniales y en las guerras civiles que durante años asolarán el país.

En la batalla de Tinchebray, en Normandía, ENRIQUE I el Clérigo, vence a su hermano Roberto.


En 28/9/1106, en la batalla de Tinchebray, en Normandía, ENRIQUE I el Clérigo, vence a su hermano Roberto que quiere hacer valer sus derechos sobre el trono. Lo hace prisionero para el resto de su larga vida. ENRIQUE I seguirá reinando en Inglaterra y Normandía y realizará una importante labor legislativa esforzándose en imponer la ley de rey sobre las costumbres feudales.

Tras la muerte de Enrique VI, FEDERICO -de tres años de edad- es coronado en Sicilia como FEDERICO I, rey de las Dos Sicilias.


Tras la muerte del emperador del SIRG, Enrique VI, que era rey de las Dos Sicilias, su esposa, CONSTANZA, se lleva a su hijo FEDERICO -de tres años de edad- a Sicilia, donde es coronado como FEDERICO I rey de las Dos Sicilias (1197-1212). CONSTANZA será la regente hasta su muerte unos meses después. En el breve lapso de tiempo de su regencia, llevó a cabo una obra de pacificación, expulsando a los nobles alemanes, ávidos y prepotentes, de la isla.

Valencia capitula mediante un acuerdo secreto entre Zayyán y JAIME I, a espaldas de los cristianos.


Durante cinco meses el monarca cristiano lleva a cabo una inteligente política basada fundamentalmente en la paciencia, para que la ciudad se rinda por sí sola, acuciados por el hambre sus habitantes. Por fin, en la fecha, víspera de San Miguel, Valencia capitula mediante un acuerdo secreto entre Zayyán y JAIME I, a espaldas de la totalidad de la nobleza cristiana que le acompaña, con lo cual el monarca se apunta un importante logro personal.

Los cardenales franceses buscan sucesor a Clemente VII en la persona de Pedro de Luna, BENEDICTO XIII.


En la fecha, después del fallecimiento del antipapa Clemente VII, se piensa por un momento que el cisma de Aviñón va a terminarse. Pero los cardenales franceses le dan un sucesor en la persona de Pedro de Luna «cardenal de Aragón», que se llamará BENEDICTO XIII (28/9/1394-23/11/1422).