ACTA DE UNIÓN DE 1707 (Unión Jack)

Total de piezas: 3

Inglaterra y Escocia, conservarán sus estructuras legales, pero tendrán un Parlamento y una bandera únicos.


Las dos naciones conservarán sus estructuras legales y religiosas, pero tendrán un Parlamento y una bandera únicos. La bandera (La “Union Jack”) combina la cruz de S.Jorge (Inglaterra) y la cruz de S.Andrés (Escocia). Se forman los dos partidos que serán históricos, el liberal (Whig) y el conservador (Tory). Estos términos tienen su origen en las denominaciones que se aplican el uno al otro con propósito injurioso. Los “tories” son aislacionistas y sólo se avienen a participar en guerras navales. Apoyan el poder real y a la iglesia anglicana y están en contra de la tolerancia religiosa. Desde todos los puntos de vista se trata de un partido conservador. Los “whigs” son más liberales y favorecen el Parlamento frente al monarca. Apoyan a Marlborough y la guerra. Los “whigs” inician el proceso político.

Mediante el Acta de Unión de 1707, Inglaterra/Gales y Escocia se unen políticamente en una sola monarquia.


Desde que Jacobo I accediera al trono de Inglaterra un siglo antes, este país y Escocia han sido dos países separados pero gobernados por el mismo rey. Se trata, pues, de una unión dinástica. Escocia amenaza con elegir a un rey protestante distinto al de Inglaterra. En 1707, sin embargo, tras las amenazas inglesas de cerrar el comercio con Escocia, se firma el Acta de Unión, que certifica la creación del Reino de Gran Bretaña. Mediante el Acta de Unión de 1707, Inglaterra/Gales y Escocia se unen políticamente en una sola monarquia. Desde la firma de este acta se designa con el nombre de “Reino Unido de Gran Bretaña”, al Estado surgido de la fusión de estos reinos bajo el cetro de la reina ANA I Estuardo, pero el término no recibirá la sanción oficial hasta el 1.1.1801. Las continuas protestas contra los sucesivos soberanos, tendentes a ser más reyes de lnglaterra que de Escocia, ponen en evidencia que la unión personal de la Corona -1603- es ficticia y se decide unir los dos Parlamentos (1707). Escocia envía representantes a Westminster, acepta la lglesia y el sistema legal inglés, y las insignias de la soberanía vuelven a ser restituidas en el castillo de Edimburgo.

La unión con Inglaterra de 1707, constituye para Escocia, en cierto modo, una celebración de la victoria protestante.


La unión con Inglaterra de 1707, constituye para Escocia, en cierto modo, una celebración de la victoria protestante, pero es también el resultado de un soborno de carácter nacional. Toda la clase acaudalada de la baja Escocia ha invertido mucho en la aventura de Darién, emprendida para fundar una colonia en Panamá. Es una buena idea, pero la falta de recursos y cierto grado de competencia muy poco escrupulosa dan al traste con ella. En este crítico momento, los ingleses se ofrecen para cubrir todas las pérdidas a cambio de la unión, que proporcionará a Escocia protección y una buena tajada del incipiente imperio británico. A cambio los escoceses aceptan el derecho de la casa de Hanover a ocupar el trono.