CARLOS V (Pretendiente carlista) (CARLOS MARÍA ISIDRO DE BORBÓN)

Total de piezas: 21

Levantamiento armado en Brihuega del general Bessières, partidario de Carlos María Isidro, hermano de Fernando VII.


Levantamiento armado en Brihuega del general Bessières, partidario de Carlos María Isidro, hermano de Fernando VII. Preludio de la primera guerra carlista.

FERNANDO VII se casa con su sobrina la princesa napolitana MARÍA CRISTINA de Borbón-Dos Sicilias.


FERNANDO VII ha estado casado varias veces: con María Antonia de Nápoles, con Isabel de Portugal y con María Josefa de Sajonia, sin obtener descendencia por lo que se descuenta que heredará la corona su hermano CARLOS MARÍA ISIDRO, muy bien visto por los absolutistas. Los liberales, como siempre divididos, fluctúan entre la revolución a la muerte del monarca, o una evolución pacífica hacia el constitucionalismo. Pero este panorama se verá alterado al contraer, en la fecha, matrimonio por cuarta vez FERNANDO VII. Ahora lo hace, en Aranjuez, con su sobrina la princesa napolitana MARÍA CRISTINA de Borbón-Dos Sicilias, hija de su hermana menor María Isabel de Borbón y Francisco I de las Dos Sicilias.

El rey, firma un codicilo, en forma de decreto, que deroga la pragmática restableciendo la Ley Sálica.


FERNANDO VII sufre, en la fecha, un ataque de gota que pone en peligro su vida. Desde el mes de julio la corte se encuentra en el Real Sitio de La Granja de San Ildefonso. Ante las malas noticias de los médicos los partidarios del infante don CARLOS MARÍA ISIDRO de Borbón, hermano de FERNANDO VII, dan claras muestras de su alborozo y presionan sobre el rey presentándole el grave peligro que corren la reina y sus hijas si no deroga la pragmática sanción. El rey, firma un codicilo, en forma de decreto, que deroga la pragmática restableciendo la Ley Sálica, satisfaciendo así los intereses de su hermano CARLOS. Parece ser que el rey al restablecer la Ley Sálica ha sido muy influenciado por su ministro de Gracia y Justicia Francisco Tadeo de Carlomarde. Carlota, la hermana de la reina Cristina, se irrita sobremanera y propina a Tadeo un sonoro bofetón. La historia afirma que el ministro pronunció aquella conocida frase :”¡Manos blancas no ofenden!. (Sucesos de la Granja)

El Gobierno de España pone de nuevo en vigor la pragmática que anula la Ley Sálica.


En diciembre los reyes regresan a Madrid y el monarca declara solemnemente que el decreto firmado el 13/9/1832, “en las angustias de mi enfermedad fue arrancado de mí por sorpresa… y que es nulo y sin ningún valor”. Así, pues, el Gobierno de Francisco Cea Bermúdez, en la fecha, pone de nuevo en vigor la pragmática que anula la Ley Sálica. FERNANDO VII vuelve a tomar las riendas del poder.

El infante CARLOS MARÍA ISIDRO se niega a reconocer a su sobrina ISABEL como princesa de Asturias.


El infante CARLOS MARÍA ISIDRO -hermano de FERNANDO VII- se niega a reconocer a su sobrina ISABEL como princesa de Asturias.

Esta pieza también aparece en ... ISABEL II (Reina de España) (1833 / 1843-1868)

Carlos emitió el Manifiesto de Abrantes el 1 de octubre, en el que declaraba su ascensión al trono con el nombre de Carlos V.


Al morir Fernando VII el 29 de septiembre de 1833, Carlos emitió el Manifiesto de Abrantes el 1 de octubre, en el que declaraba su ascensión al trono con el nombre de Carlos V.

Esta pieza también aparece en ... ISABEL II (Reina de España) (1833 / 1843-1868)

Estalla la guerra civil llamada “Primera guerra carlista” (1833-1840), la llamada “Guerra de los Siete años”


Estalla -en la fecha- la guerra civil llamada “Primera guerra carlista” (1833-1840), la llamada “Guerra de los Siete años”. La guerra se considera como comenzada cuando el general Ladrón de Cegama proclama rey, en la fecha, al infante don Carlos con el nombre de CARLOS V. Se localiza fundamentalmente en Navarra, el País Vasco y en el N. de Catalunya donde la reivindicación de los fueros responde a la oposición tradicional contra las medidas centralistas y uniformistas de los liberales. Un tal Josep Galceran lanza en Prats de Lluçanès el primer grito favorable a CARLOS V. También se localiza en la zona del Maestrazgo en donde CABRERA -llamado el “Tigre del Maestrazgo”- opera en torno a la plaza fuerte de Morella. La guerra será, esencialmente, un enfrentamiento entre los ejércitos regulares isabelinos y las ágiles formaciones carlistas, peor equipadas, pero favorecidas por el mayor conocimiento del terreno montañoso en que actúan. La guerra se caracteriza por una gran dureza y mucha crueldad, con ejecución de prisioneros y represalias mutuas. El carlismo defiende el mantenimiento de la monarquia absoluta y el papel preponderante de la Iglesia, programa resumido en el lema: “Religión, rey y fueros”.

Lo que se cuece en España, y en la mayoría de los paises europeos es un cambio político y social radical.


Lo que se cuece en España, en Catalunya y en la mayoría de los paises europeos es un cambio político, social y económico radical, un cambio provocado por las nuevas ideas democráticas que la Revolución francesa ha hecho nacer: libertad, igualdad y fraternidad. Pero este cambio, además de comportar la pérdida del poder de las clases hasta ahora dominantes: la nobleza y la Iglesia, es un proceso demasiado radical para los payeses y artesanos, que nada más conocen una manera de funcionar: la de sus padres y abuelos, “la de toda la vida”. Así, pues, la escisión del país en dos bandos tiene unas causas políticas y sociales más hondas, las cuales derivan de la pugna entre unos sectores dispuestos a admitir, por lo menos en cierta medida, las transformaciones que los liberales vienen propugnando, y otros sectores inmovilistas que desean mantener el Antiguo Régimen en toda su integridad. Este hecho puede ayudar a entender que dentro del carlismo se agrupen sectores socialmente y económicamente diversos.

Esta pieza también aparece en ... PRIMERA GUERRA CARLISTA (1833-1840)

El infante CARLOS es proclamado rey con el nombre de Carlos V (1833-1845) en Tricio (La Rioja).


El general Ladrón de Cegama proclama rey al infante don CARLOS con el nombre de Carlos V, (1833-1845) en Tricio (La Rioja). CARLOS agrupa a su alrededor a los defensores del Antiguo Régimen, contrarios a las reformas políticas propugnadas por los liberales. El partido carlista viene a ser el continuador de los que desde 1823, cuando no existía aún problema sucesorio, se ha venido llamando partido apostólico. El integrismo católico es una corriente religiosa y política que se caracteriza, de un lado, por la reivindicación del estado confesional y de la influencia de la Iglesia sobre todos los ámbitos de la vida pública, y del otro, por la suma violencia con que ataca y descalifica los católicos partidarios de participar activamente en la política dentro de las condiciones establecidas por los régimenes liberales. Los “intransigentes” se presentan como custodios de la “fe íntegra”, consistente en el reconocimiento de la soberanía del poder de Dios sobre todo poder temporal, y de la jerarquía católica como titular de esta soberanía por voluntad de Cristo.

Esta pieza también aparece en ... PRIMERA GUERRA CARLISTA (1833-1840)

Al no reconocer a ISABEL II como reina, D.CARLOS es expatriado a Portugal.


Considerando en vigor la Ley Sálica, que impide que el trono pase a una hembra, el advenimiento de ISABEL II al trono de España es lógicamente mal acogido por su tío, el infante CARLOS MARÍA ISIDRO (D.CARLOS), que aspira a ocuparlo como CARLOS V. Al no reconocerla como reina, D.CARLOS es expatriado a Portugal. De hecho, desde la restauración absolutista de 1823 ha ido definiéndose una corriente política absolutista a favor de D. CARLOS, hermano del rey. Esta corriente política ha criticado con dureza la política de tolerancia de FERNANDO VII con relación a los liberales y aspira llegar al poder. Precisamente el nombre de “carlismo” deriva del nombre de este infante CARLOS, quien aspira a la sucesión de la corona de España ya que ha ejercido como heredero durante la mayor parte del reinado de su hermano y también se rumorea, por otra parte, que la infanta es hija del amante de María Cristina…. Obviamente, el infante CARLOS y sus partidarios consideran ilegal la anulación del acuerdo de 1789 por la pragmática sanción de FERNANDO VII dictada en marzo de 1830. El país se escinde entre partidarios de la rama carlista y de la rama isabelina.