ISLA DE SANTO DOMINGO

Total de piezas: 57

En 1803 y 1804, Cuba recibe a miles de emigrados españoles provenientes de La Luisiana.


En 1803 y 1804, Cuba recibe a miles de emigrados españoles provenientes de La Luisiana cuando ésta es vendida por Francia a los Estados Unidos, faltando a su compromiso de revertirla a España en caso de no interesarle. Además, recibe la inmigración de la población francesa de Santo Domingo cuando, tras declarar ésta su independencia, Napoleón envía sus tropas allí. Estos franceses se establecen en su casi totalidad en Santiago, Guantánamo, Baracoa y poblaciones de la falda de Sierra Maestra. En julio de 1808, con motivo de la Guerra de la Independencia, el gobernador de la isla Salvador de Muro y Salazar, reunirá a las autoridades y acordará la proclamación de Fernando VII y declarará la guerra a Napoleón. Ello producirá que el pueblo asalte las casas de muchos franceses en Nipe, Holguín, Sagua, Mayari, Santiago, Baracoa, Guantánamo, etc. por no estar naturalizados.

Los principales jefes haitianos se reúnen y nombran a Jean-Jacques Dessalines, general de Toussaint.


En Santo Domingo, la situación lleva a un nuevo alzamiento general de los negros contra los franceses. Los antiguos esclavos liberados por Toussaint llegan incluso a aceptar jefes mulatos, como Petion y Clerveaux y la isla vuelve a vivir las matanzas de blancos, esta vez soldados franceses. En la fecha, los principales jefes haitianos se reúnen en L’Arcahaie, en el oeste de la isla, y nombran a Jean-Jacques Dessalines, uno de los generales de Toussaint, jefe del ejército insurgente. Allí también se enarbola la primera bandera de la nación haitiana, que será como la francesa republicana, pero sin el odiado color blanco; el azul simbolizará a los negros y el rojo a los mulatos.

En Santo Domingo, sobre todo a partir de 1804, hubo sin duda convencidos francófilos entre los dominicanos.


En Santo Domingo, sobre todo a partir de 1804, hubo sin duda convencidos francófilos entre los dominicanos. El brillo de la Francia napoleónica se percibió y surtió sus efectos en el país.Una vez rechazada la invasión de los vecinos haitianos, se advirtió que se iniciaba una administración competente y progresista; se advirtió que el gobernador francés, general Louis Marie Ferrand, era hombre capacitado y bien intencionado. Durante su gobierno, los franceses se ocuparon de las labores de reconstrucción y consolidación de la Colonia. Ferrand lanzó proclamas en el extranjero llamando a los franceses a vivir en Santo Domingo; muchos acudieron al llamado lo mismo que algunas familias españolas, y así continuaron las cosas mejorando increíblemente después de tantas vicisitudes. En Samaná, por ejemplo, que hasta entonces había sido una aldea pobre y olvidada, el Gobierno fomentó la plantación de cafetales que ya en 1808 prometían dar nueva vida a esta región, cuya población francesa creció tanto que Ferrand llegó incluso a hacer preparar los planos de una moderna ciudad que llevaría como nombre “Puerto Napoleón”.

Toda esta tranquilidad vino a quebrarse con motivo de dos acontecimientos que tuvieron lugar, uno en la Colonia y el otro en Europa.


Toda esta tranquilidad vino a quebrarse con motivo de dos acontecimientos que tuvieron lugar, uno en la Colonia y el otro en Europa. El primero fue la orden de Ferrand a los habitantes de la Colonia para que suspendieran todo trato comercial, en especial las ventas de ganado, a la parte occidental de la Isla gobernada por los haitianos. El otro acontecimiento que vino a turbar la existente armonía entre franceses y dominicanos fue la invasión de España por parte de Napoleón Bonaparte a principios de 1808. Este hecho, y otros relacionados, se conocieron en detalle en las posesiones españolas casi inmediatamente y ya a principios de mayo se sabía que Napoleón tenía la intención de nombrar como Rey de España a su hermano José Bonaparte. En Santo Domingo, particularmente, en donde los franceses gobernaban a una población que todavía seguía considerándose española, la traición de Napoleón contra los monarcas de España provocó la indignación de los propietarios más importantes que ahora se consideraban doblemente humillados al saber que también España había caído bajo el dominio francés y al ver sus negocios lesionados por la prohibición de vender sus ganados a los haitianos.

En Santo Domingo, los bosques de madera fueron objeto de una explotación regular, pues la caoba de la Isla tenía gran demanda en EEUU.


En Santo Domingo, los bosques de madera, que hasta entonces habían sido explotados muy esporádicamente, fueron objeto de una explotación regular, pues la caoba de la Isla por su belleza tenía gran demanda en EEUU. y en Europa. Los impuestos fueron rebajados hasta el mínimo a fin de ayudar a los habitantes de la Colonia a recuperar sus fortunas. Ferrand estableció un gobierno paternal, amparado en un decreto de Napoleón del año 1803 por medio del cual ordenaba respetar los usos y costumbres españolas, especialmente en lo que a la organización jurídica tocaba. Lo cierto fue que hubo colaboración entre la población y las autoridades, aunque Ferrand, convencido de que los sentimientos hispánicos seguían vivos entre la gran mayoría de la población, evitaba tanto como era posible, las ocasiones de hacerles sentir su poder.

Los jefes del ejército negro victorioso se reúnen en la villa de Gonaives y proclaman solemnemente la independencia del nuevo Estado de Haití.


En la fecha, en Santo Domingo, los jefes del ejército negro victorioso se reúnen en la villa de Gonaives y proclaman solemnemente la independencia del nuevo Estado de Haití, segunda República soberana de América, el sueño de Toussaint Louverture.

En Santo Domingo, se libra la célebre batalla de Palo Hincado en la que los franceses son derrotados.


En la fecha, en Santo Domingo, se libra la célebre batalla de Palo Hincado en la que los franceses son derrotados. De ella se escribirá: Fue «el tercero de los grandes acontecimientos bélicos en que cobró fuerza triunfante la secular voluntad dominicana de seguir hablando en español. Los anteriores habían sido la victoria sobre los ingleses en 1655 y la batalla de la Sabana Real el 21 de enero de 1691». Juan Sánchez Ramírez restaura de nuevo en Santo Domingo, la soberanía española.

Se crea la Cuádruple Alianza entre Austria, Prusia, Rusia e Inglaterra que reemplaza a la Santa Alianza.


La Santa Alianza, firmada el 26 de septiembre, no es bienvenida por estadistas como Klemens Wenzel von Metternich, ni por los prusianos, por lo que Metternich, en la fecha, reemplaza este tratado por una alianza puramente política entre Austria, Prusia, Rusia e Inglaterra (también conocido como Cuádruple Alianza), con el fin de garantizar el mantenimiento del orden absolutista y reprimir cualquier intento de alterar la situación política de la Europa de la Restauración, contando con la posibilidad de poder intervenir manu militari en cualquier país contra movimientos liberales y revolucionarios. Se trata, en suma, de prevenir que Francia no vuelva a dominar Europa. En virtud de este tratado, Francia queda reducida a las fronteras de 1790, pierde Santo Domingo y se compromete a pagar una indemnización de 700 millones de francos a los aliados y a mantener durante cinco años un ejército de ocupación en su suelo. Este tratado asegura la obra del Congreso de Viena e integra a una Francia vigilada en el concierto de la Europa conservadora. Con todo, la orientación contrarrevolucionaria de las potencias firmantes hará que este tratado se popularice con el término de “Santa Alianza”.

En el N. de Haití, Henri Christophe se suicida escapando de esta manera de la furia de su gente.


En el N. de Haití, Henri Christophe (ENRIQUE I) se suicida en 1820 escapando de esta manera de la furia de su gente. Haití es reunificado por Jean-Pierre Boyer.Christophe fue un esclavo liberado que participó en la lucha haitiana por la independencia y se autoproclamó Rey de la mitad septentrional del país que se conoció como el Reino de Haití (1811-1820). Nacido en la Isla de San Cristóbal, Christophe fue llevado a Santo Domingo, donde trabajó en el restaurante de un hotel y consiguió la libertad. Se dice que luchó durante la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos en el asedio a Savannah.

La fiebre independentista alcanza la parte oriental de La Española.


La fiebre independentista alcanza la parte oriental de La Española. Aprovechando el pronunciamiento liberal de Riego en España, elementos de las clases medias criollas de Santo Domingo, dirigidos por José Núñez de Cáceres, se sublevan contra la dominación española y proclaman la independencia del territorio, llamándolo: Estado Independiente de Haití Español.