BORIS YELTSIN (Primer presidente de la Federación de Rusia) (1991-1999)

Total de piezas: 36

Acuerdo de Dagomys entre Ucrania y Rusia que decide el destino de la flota del mar Negro.


Acuerdo de Dagomys entre Ucrania y Rusia (concluye el día 24), que concede una moratoria para decidir el destino de la flota del mar Negro.

Esta pieza también aparece en ... UCRANIA

Yeltsin forma un nuevo gobierno de emergencia.


El Congreso de Diputados de URSS rescinde algunos de los poderes otorgados a Yeltsin, entre los que se encuentra el control sobre los administradores locales. Se alcanzó un acuerdo con el Congreso de Diputados a finales de 1992 para llevar a cabo unas elecciones que permitan elaborar una nueva constitución. Los conservadores se oponen a la celebración de unas nuevas elecciones, mientras que el 20 de marzo de 1993 Yeltsin forma un nuevo gobierno de emergencia.

Yeltsin consigue una abrumadora victoria en las urnas, pero las elecciones no consiguen resolver el problema de la lucha por el poder.


Poco después, ambos bandos modifican sus posiciones: Yeltsin anula su gobierno de emergencia y los conservadores permiten que se celebren las votaciones el 25 de abril de 1993. Yeltsin consigue una abrumadora victoria en las urnas, pero las elecciones no consiguen resolver el problema de la lucha por el poder.

Yeltsin expulsa a Rutskói de la vicepresidencia por escándalos de corrupción, a pesar de las protestas del Parlamento.


En septiembre de 1993, Yeltsin expulsa a Rutskói de la vicepresidencia por escándalos de corrupción, a pesar de las protestas del Parlamento. En ese mismo mes, el presidente decreta la disolución del Parlamento debido a la resistencia de los diputados conservadores a trabajar en la formación de una Asamblea Constituyente. El Parlamento responde, denunciando las acciones de Yeltsin por inconstitucionales y declarando presidente a Rutskói. Cerca de cien diputados y otros tantos seguidores armados dirigidos por Jasbulátov y Rutskói ocupan el edificio del Parlamento, también conocido como Casa Blanca. El estancamiento de las negociaciones entre el gobierno y los rebeldes dura varios días, aunque queda roto cuando los rebeldes consiguen asaltar el ayuntamiento de Moscú y el edificio central de la televisión. El gobierno responde entonces con el bombardeo del edificio del Parlamento, arrestando a sus ocupantes; más de 140 personas mueren en aquella rebelión, dispersada por las fuerzas del orden.

En Rusia, la agitación social alcanza un punto crítico en el otoño de 1993.


Tras la desaparición de la Unión Soviética, Yeltsin se perfiló como el político más hábil y confiable a los ojos de Occidente para gobernar Rusia, un país afectado por un grave descontento social a raíz de las reformas económicas y de la virulencia de las reivindicaciones nacionalistas de las repúblicas que integraron la Federación Rusa. La rapidez con que aplicó reformas orientadas a la economía de mercado minó todavía más las condiciones de vida de la población, razón por la cual la agitación social alcanzó un punto crítico en el otoño de 1993.

YELTSIN no duda en recurrir al ejército para desalojar y disolver el Parlamento, donde se han amotinado los diputados.


YELTSIN no duda, en la fecha, en recurrir al ejército para desalojar y disolver el Parlamento, donde se han amotinado los diputados. Es bombardeado y al día siguiente tomado por asalto. Se convocan elecciones encaminadas a aprobar una nueva Constitución, en la cual se reservará amplios poderes. Sin embargo, su salud empieza a flaquear, y a raíz de su primera cardiopatía, en 1989, la oposición comienza a cuestionar su capacidad física para dirigir el país.

Las elecciones de diciembre de 1993 en Rusia permiten un inesperado éxito de los partidos nacionalistas y comunistas.


La victoria de Yeltsin sobre los conservadores dura poco. Las elecciones de diciembre de 1993 permiten un inesperado éxito de los partidos nacionalistas y comunistas, en especial del Partido Liberal Democrático, encabezado por Vladímir Zhirinovsky.

La nueva Duma de Rusia anula los cargos que hay pendientes sobre Rutskói y Jasbulátov por las acciones de octubre de 1993


En febrero de 1994, la nueva Duma anula los cargos que hay pendientes sobre Rutskói y Jasbulátov por las acciones de octubre de 1993, además de garantizar la amnistía a los organizadores del golpe de Estado de agosto de 1991, contra el dirigente soviético Mijaíl Gorbachov. Yeltsin responde a los objetivos de los ultraconservadores convocando unas nuevas elecciones con el fin de mantener la presidencia al margen de los reaccionarios.

El presidente ruso, Boris YELTSIN, ordena el inicio de la invasión de Chechenia (Primera guerra de Chechenia 1994-1996).


El 5 de diciembre de 1994, el presidente ruso, Boris YELTSIN, ordena el inicio de la invasión de Chechenia (Primera guerra de Chechenia 1994-1996) para reintegrarla a la autoridad federal y evitar la secesión de otras repúblicas caucásicas tras el éxito de los chechenos en su lucha por la independencia, con la seguridad de que la operación apenas durará quince días. La intervención rusa unifica el sentimiento antirruso y el coraje de los guerrilleros chechenos, comandados por Yojar DUDAYEV, hacen que el conflicto checheno se convierta en una pesadilla para el jefe del Estado ruso, para los políticos que aspiran a sucederle, para los militares que sufren una de las mayores humillaciones de su historia, después de Afganistán, y para los civiles, que tanto en Chechenia como en la Federación Rusa son las principales víctimas de la conflagración.