JAIME II de Urgell, el Desdichado

Total de piezas: 17

A PEDRO II de Urgell, le sucede en el gobierno de este condado, su hijo JAIME II.


A PEDRO II de Urgell, después de su muerte, le sucede en el gobierno de este condado, su hijo JAIME II.

Esta pieza también aparece en ... URGELL. Condado de… (789-1314)

La muerte de Martín el Humano provoca una grave crisis de gobierno en la Corona de Aragón.


La muerte de Martín el Humano provoca una grave crisis de gobierno en la Corona de Aragón. En tanto no es nombrado un nuevo rey, en los distintos reinos se forma una serie de bandos defendiendo cada uno a su candidato cuyas diferencias parece que sólo pueden solucionar las armas. Quedan, sin embargo, los colaterales masculinos y los descendientes por línea femenina que pueden ser candidatos a la Corona. Entre los primeros destacan JAIME, conde de Urgell, lugarteniente real, biznieto de Alfonso III el Benigno y ALFONSO, duque de Gandía, nieto de Jaime II. Los descendientes por línea femenina son LUIS de Calabria, nieto de Juan I de Catalunya y Aragón por su hija Violante, mujer de Luis de Anjou y el rey JUAN II de Castilla y su tío y tutor el infante FERNANDO de Antequera, biznieto y nieto, respectivamente, de Pedro el Ceremonioso, por su hija Leonor, mujer del rey Juan I de Castilla.

El preferido de MARTÍN el Humano como sucesor, era FEDERICO de Luna, nieto bastardo del rey.


El preferido de Martín el Humano como sucesor, era FEDERICO de Luna, hijo bastardo de Martín el Joven. También está de acuerdo el papa BENEDICTO XIII, pero la legitimación del príncipe ha ido retardándose, cosa que ha permitido que el tema cada vez se haya complicado más. El único pretendiente verdaderamente popular en todos los reinos de la Corona es JAIME de Urgell, no sólo por sus condiciones personales, sino también porque los pueblos ven en él al legítimo sucesor. Por el contrario, los representantes de la sucesión femenina no consiguen nunca ser populares y sus derechos se consideran invalidados por costumbre de la tierra, que excluye a las mujeres de la sucesión. A pesar de ello, la candidatura de LUIS de Calabria, patrocinada por su abuela, la reina VIOLANTE de Bar, consigue reunir algunos partidarios poderosos, especialmente en las altas esferas de Aragón y Catalunya.

Es asesinado el arzobispo de Zaragoza GARCÍA FERNÁNDEZ de Heredia partidario de LUIS de Calabria.


Es asesinado el arzobispo de Zaragoza GARCÍA FERNÁNDEZ de Heredia a manos de ANTON de Luna y de sus partidarios, amigos de JAIME II conde de Urgell. Esto facilita en gran manera a los enemigos del conde el éxito de sus maniobras. El arzobispo era partidario de LUIS de Calabria como candidato a la Corona de Aragón.

En Valencia también se forman dos Parlamentos: el de Vinaròs (JAIME de Urgell) y el de Trahiguera (LUIS).


En Valencia también se forman dos Parlamentos: el de Vinaròs, mayoritariamente partidario de JAIME de Urgell (Bando de Vilaragut), y el de Trahiguera, integrado por los adversarios del conde y en su mayor parte seguidores de LUIS de Calabria (Bando de Centelles), los cuales, sabiéndose en minoría, no quieren participar en el Parlamento de Vinaròs y terminan llamando a las tropas de FERNANDO de Antequera para que entren en Valencia. En Valencia, sin embargo, FERNANDO aplica más bien una política hábil cara a los mercaderes y al Consell Municipal de Valencia, tratando de captar voluntades y simpatías.

Son excluidos del Parlamento aragonés Antón de Luna y sus partidarios. Estos forman otro Parlamento.


Reunido el Parlamento aragonés en Alcañiz, son excluidos, mediante excomunión del Vicario general de Zaragoza, ANTON de Luna y sus partidarios, como autores y complices en el asesinato del arzobispo de Zaragoza. Esto determina la reunión de otro Parlamento aragonés en Mequinenza, formado por los excluidos de Alcañiz. En Aragón, pues, hay el bando de los Luna que son urgellistas y el bando de los Urrea que son de momento angevinos y muy pronto partidarios de FERNANDO de Antequera.

En Caspe se reúnen los tres representantes de Catalunya, los de Valencia y los de Aragón.


Tras muchos enfrentamientos de todo tipo, entre Catalunya, Aragón, Valencia y Mallorca y Sicilia, se consigue que en Caspe se reúnan -en la fecha- los tres representantes de Catalunya, los tres de Valencia y los tres de Aragón. Después de tres meses de discusiones, los candidatos «finalistas» serán JAIME II de Urgell, llamado el Desdichado, y FERNANDO de Antequera al que apoyan Francia, Castilla y el papa BENEDICTO XIII.

En Caspe, se efectúa la votación. Fernando I de Antequera es proclamado rey de la Corona de Aragón.


Se procede -en la fecha-a la votación definitiva. Se ha acordado previamente que seis votos serán suficientes para la elección, aunque al menos tiene que haber uno de cada tercio: Los tres aragoneses votan a favor de FERNANDO; dos de los valencianos, entre los que se encuentra S.VICENTE hacen lo mismo, mientras que el tercero se abstiene; de los tres catalanes, uno -Bernat de Gualbes- se muestra partidario de FERNANDO, el segundo y el tercero se decantan por el conde de Urgell. Cumplidas las condiciones establecidas, después de dos años de estar el trono de la Corona de Aragón vacante, el infante FERNANDO I de Antequera de la dinastía castellana de los Trastámara (FERNANDO I el Honesto) (1412-1416), es proclamado Rey de Aragón, Valencia, Mallorca, Sicilia y conde de Barcelona. Dice Vicens Vives: Sin ninguna duda, la solución de Caspe fue históricamente justa, en tanto que designó al candidato más universalmente aceptado por las diversas estructuras de los países de la Corona de Aragón.

El resultado de Caspe produce una gran decepción en Catalunya en general. Pero se somete a él.


El resultado de Caspe produce una gran decepción en Catalunya en general. Con todo, ligada por el compromiso que el Parlamento catalán ha contraído, se somete a él. No hay duda de que Caspe inaugura un descenso de Catalunya que medio siglo después, con la revolución y la guerra civil del tiempo de Juan II, motivará su hundimiento. Destaca en todo este tema del Compromiso de Caspe, la pasividad de los catalanes ante las exigencias aragonesas. En realidad, Catalunya no ha tenido un candidato claro, y gracias a su pasividad, han podido tomar la delantera y el mando el bando de Urrea en Aragón y el de Centelles en Valencia. Esta actitud, sin embargo, se explica por la oposición de buena parte de las clases dirigentes catalanas, sobre todo de los nobles y de los patricios urbanos, a la candidatura de JAIME de Urgell.

Patricios y nobles catalanes han saboteado con su actitud pasiva la causa de JAIME II de Urgell en Caspe.


Patricios y nobles catalanes, amenazados en sus privilegios por menestrales y remensas, descontentos de la política filopopular y ?filoremensa de los últimos monarcas, han saboteado con su actitud pasiva la causa de JAIME II de Urgell en el Compromiso de Caspe, pues aun siendo el sucesor más cualificado, y catalán, se les representa como un peligro de continuidad de aquella política, por lo que les atrae la perspectiva de un monarca extraño, elegido, que no sea un sucesor sino un elegido con quien sea más fácil poder pactar. Si el rey es elegido, lógicamente, en correspondencia, el rey habrá de ejercitar su función de gobierno de acuerdo con este pueblo, o sea, con las clases dirigentes.