CASTRACIÓN

Total de piezas: 7

La castración se practica -por diversas razones- desde tiempos muy remotos.


Entre otras razones, la castración se practicaba en tiempos muy remotos para obtener eunucos que cuidasen de los harenes y como prácticas punitivas entre los árabes. En la Roma de los césares se castraban niños con los que se comerciaba, vendiéndolos para los gineceos. Ya en los siglos XVII y XVIII se practicaba la castración en Italia para obtener las llamadas «voces blancas» de timbre muy agudo destinadas a los cantos litúrgicos. Así, la conservación de la voz infantil aguda, como soprano o contralto, se mantenía hasta la edad adulta bien fuera por la educación de la voz sin castrar (falsetistas) o por medio de la castración en la infancia antes de llegar al cambio de voz de la pubertad, con lo cual la laringe no se modificaba y conservaba la voz de timbre agudo.

Esta pieza también aparece en ... REYES BAJO EL SIRG EN LA PENÍNSULA ITÁLICA (962-1802)

Más de 4.000 niños han sido castrados en Italia durante el siglo XVIII.


La castración infantil con el fin de mantener la voz aguda está prohibida por la ley, pero hay tal tolerancia que se calcula que más de 4.000 niños han sido castrados en Italia durante el siglo XVIII, especialmente cuando el melodrama italiano se ha enriquecido con estas voces. Es realmente una época de gran virtuosismo en el llamado «bel canto». La razón principal para la fabricación de voces blancas en varones por medio de la castración es la prohibición de los Papas de que las mujeres canten en los coros de las iglesias y en los teatros de los Estados Papales. Incluso el Vaticano llegará a prohibir la representación de las propias óperas como espectáculo de diversión. Sera gracias a algunos cardenales que adoran la ópera que se da paso a los oratorios que realmente contienen verdaderas arias operísticas. Pero los padres no dudan en sacrificar la virilidad de sus hijos casi siempre procedentes de familias muy humildes, pensando que así les proporcionan un excelente porvenir ya que los «castrados» a los que se educa la voz son muy bien pagados y amasan grandes fortunas como también se enriquecen algunos médicos que se dedican a practicar las intervenciones quirúrgicas necesarias.

Fallece CARLO BROSCHI, llamado FARINELLI. Cantante italiano -castrado- con magnífica voz de soprano.


Fallece CARLO BROSCHI, llamado FARINELLI. Cantante italiano (1705 – 1782), nacido en Andria, castrado -siguiendo la costumbre de castrar a aquellos niños que tienen una voz excepcional para conseguir su prolongación en el tiempo de este don- y con magnífica voz de soprano. Viajó por Europa y, en España, FELIPE V y FERNANDO VI le retuvieron en la corte. (Según algunos historiadores de la ópera, Farinelli no ha sido castrado antes de la adolescencia para obtener las ventajas de una voz más pura, sino que lo ha sido por accidente: una caída del caballo, un desgarro en la ingle y la obligada extirpación de ambos testículos han impedido el desarrollo sexual del muchacho, así como la presentación de todas las características anatómicas relativas al caso, como el rápido crecimiento de la laringe y el aumento de las cuerdas vocales, con el consabido cambio de voz a los trece o catorce años. La persistencia de una voz con registro femenino, unida a la superior potencia del tórax y de los pulmones masculinos, produce en el mundo de la ópera, desde el siglo XVII (en que se inició la castración con estos fines), un nuevo tipo de cantante muy valorado.

Esta pieza también aparece en ... MÚSICA

A finales del s. XVIII, la República Romana excluye a los castrados de los teatros.


A finales del s. XVIII, la República Romana (1798-1799) excluye a los castrados (a los que se conoce con el nombre de «musici») de los teatros con la idea de terminar con la bárbara costumbre de la castración. Francisco I también lo prohibirá más tarde.

El último castrado conocido es Alessandro Moreschi miembro del coro de la Capilla Sixtina desde 1883.


A pesar de la posición negativa de los papas, en algún momento, empiezan a admitirse en la Capilla Sixtina los castrados que reemplazan a los falsetistas que han cantado hasta entonces los registros altos en polifonía. La castración se realiza muchas veces bajo falsos pretextos como accidentes, criptorquidias, malformaciones congénitas y otras. El último castrado conocido es Alessandro Moreschi (1858-1922) de quien se dirá que es miembro del coro de la Capilla Sixtina desde 1883. Es probablemente del único que ha quedado grabada su voz con las aún elementales técnicas de principios de siglo XX. Aunque muy imperfecta dan una idea de la calidad de aquella extraordinaria voz.