GIROLAMO SAVONAROLA

Total de piezas: 29

Girolamo SavonarolaReligioso dominico, predicador italiano, confesor del gobernador de Florencia, Lorenzo de Médici, organizador de las célebres hogueras de vanidad donde los florentinos estaban invitados a arrojar sus objetos de lujo y sus cosméticos, además de libros que consideraba licenciosos. Predicó contra el lujo, el lucro, la depravación de los poderosos y la corrupción de la Iglesia católica.

Fragmento de un sermón de SAVONAROLA.


Fragmento de un sermón de SAVONAROLA que lleva esta fecha: «Oh, sacerdotes y prelados, oíd mis palabras, dejad los beneficios que en justicia no podéis tener, dejad vuestras pompas, vuestros convites y comilonas. Dejad vuestras concubinas y «mariquitas». Oh, monjes, dejad la simonía, cuando aceptáis que las monjas vengan a vuestros conventos, dejad los cánticos figurados (…) Oh, mercaderes, dejad la usura. Oh, lujuriosos, vestid el cilicio y haced penitencia (…)»

En las manifestaciones proféticas de SAVONAROLA, el ejército de CARLOS VIII es el castigo del cielo.


En las manifestaciones proféticas de SAVONAROLA, el ejército de CARLOS VIII que ha iniciado su invasión de Italia, es el castigo que el cielo reserva para Roma, y CARLOS VIII, el nuevo CIRO. SAVONAROLA instaura una república teocrática, proclamando a Jesucristo rey del pueblo florentino (1494-1512). SAVONAROLA está al frente de los «piagnoni», sus partidarios, repartidos por todas las clases sociales y ferozmente enfrentados a los «compagnacci», nostálgicos del poder de los Médicis. Ya tenemos, pues, a SAVONAROLA en la cumbre.

CARLOS VIII encarna para SAVONAROLA, el azote del Señor anunciado en sus propias amenazadoras profecías.


SAVONAROLA no puede ser infiel al monarca francés CARLOS VIII ya que éste encarna para él el azote del Señor anunciado en sus amenazadoras profecías. De este modo, la política de unión con Francia, que él ha propugnado y que tenazmente mantiene, le va a ser fatal, pues ALEJANDRO VI, no se detendrá hasta conducirlo a la hoguera.

A Alejandro VI le preocupan menos las acusaciones que recibe de Savonarola que la unión de éste con Francia.


A ALEJANDRO VI le preocupan menos las acusaciones que de continuo recibe de SAVONAROLA que la unión de éste con Francia, donde se encuentra refugiado el cardenal Giuliano della Rovere, el más peligroso enemigo del Papa, que presiona al rey CARLOS VIII para que propicie un Concilio y deponga al BORGIA por infiel y por herético.

El peor enemigo de Savonarola es el papa Alejandro VI que no permite que se interponga en sus planes políticos.


No son los florentinos los peores enemigos de SAVONAROLA, con ser muchos los perjudicados por la política de moralidad y austeridad que machaconamente propugna. El verdadero enemigo viene del exterior, de Roma: es el papa ALEJANDRO VI quien indiferente a las soflamas reformistas de SAVONAROLA, no permite que se interponga en sus planes políticos sobre Italia.

La prohibición llegada de Roma no tiene ningún efecto sobre SAVONAROLA.


La prohibición llegada de Roma no tiene ningún efecto sobre SAVONAROLA. Así, por ejemplo, en la Cuaresma de este año, predica: «…Venid, jefes de la Iglesia; venid sacerdotes; venid frailes y novicios… vosotros estais de noche con la concubina y por la mañana acudís al sacramento…». El Papa, en un intento de captarse a los florentinos, llega a prometer el capelo cardenalicio a SAVONAROLA, que éste no acepta.

En la primavera de este año, la estrella del fraile SAVONAROLA empieza a declinar.


En la primavera de este año, la estrella del fraile SAVONAROLA empieza a declinar. El pueblo se cansa de tanta austeridad… y el declinar económico de la ciudad aislada en su relación con el resto de los estados italianos, va creando un clima de oposición y hostilidad hacia el fraile, que motiva incluso algunos motines.

El último día de Carnaval de 1497, Savonarola levanta una gran auto de fe en la plaza de la Signoria.


El último día de Carnaval de 1497, SAVONAROLA levanta una gran auto de fe en la plaza de la Signoria. Fue lo que se llamó «Bruciamento della Vanità», es decir «quema de las vanidades». En una pila inmensa, cuya base la formaban muebles preciosos, rasos y terciopelos, caretas, barbas postizas, trajes de máscaras, perfumes, espejos, se colocaron ediciones de poetas latinos, valiosos pergaminos, miniaturas, más arriba laúdes, violas y arpas, tableros de ajedrez y baratijas y en las últimas capas, pinturas, esculturas, las más claras bellezas de Italia. Todo esto fue pasto de las llamas, no sin que antes un mercader veneciano ofreciera veinte mil escudos de oro por toda aquélla pirámide. La única respuesta que obtuvo fue que un pintor dibujara allí mismo su retrato y fuera quemado en efigie, mientras los frailes entonaban el Tedéum en un verdadero delirio piadoso del pueblo. Allí estaba Sandro Botticelli, absolutamente horrorizado de su maravillosa «Afrodita». Es fama que no volvió a pintar más.

Esta pieza también aparece en ... FLORENCIA

El papa ALEJANDRO VI publica el breve de excomunión de Jerónimo SAVONAROLA que acabará con su vida.


El papa ALEJANDRO VI, en la fecha, publica el breve de excomunión de Jerónimo SAVONAROLA que acabará con su vida. SAVONAROLA refuta la excomunión por basarse en hechos falsos y calumniosos. Deja momentáneamente de predicar y aprovecha para lanzar a la imprenta una serie de escritos piadosos que rápidamente alcanzan gran difusió