MAO TSE TUNG, en la plaza de Tiananmen de Pekín, proclama la República Popular de China.


En la fecha, MAO ZEDONG, en la plaza de Tiananmen de Pekín, proclama la República Popular de China con el conocido grito nacionalista «China se ha puesto en pie». MAO será su primer Presidente (1949-1959) tras la derrota de las tropas nacionalistas en la batalla de Juai Hai. La “nueva China” nacida en 1949 proclamará que “el pueblo es soberano”, pero instaurará un sistema en el que es el Partido quien disfruta de toda potestad. El Partido Comunista chino tomará el control de todos los órganos del Estado, todos los recursos económicos, políticos y sociales del país, y provocará una larga sucesión de desastres en el plano de los derechos del hombre, incluyendo la “Campaña Antiderechistas” (1957), el “Gran Salto Adelante” (1958-1960), la “Revolución Cultural” (1966-1969), la “Masacre del 4 de Junio (sucesos en la Plaza de Tiananmen)” (1989), así como la represión actual de todas las religiones no autorizadas, la supresión del movimiento “Weiquan” (movimiento de defensa de los derechos cívicos, tal y como se enuncian en la constitución china y en el Protocolo de la ONU firmada por el gobierno chino).