ONU (Organización de las Naciones Unidas) / Liga y Sociedad de Naciones

Total de piezas: 409

Tubten Gyatsó, el XIII Dalai Lama regresa a Tíbet.


Tubten Gyatsó, el XIII Dalai Lama ha regresado a Tíbet. Firma un acuerdo comercial con Gran Bretaña que se olvida de cualquier eventual derecho histórico chino. Aliado ahora de los británicos -mientras el Panchen Lama representa los intereses chinos-, quiere emprender una política modernizadora en terrenos como la educación o la defensa, pero el conservadurismo de los lamas frustrará sus intentos de reforma. Luego los británicos rubricarán otro acuerdo, con Beijing y de espaldas al Tíbet, en el que admiten la soberanía china sobre la región. Tíbet aprovecha el estallido de la revolución en China para declarar la independencia, que se mantendrá, bajo la tutela distante de Gran Bretaña hasta 1951. China no acepta la situación pero de momento se mantiene a la espectativa. Sin embargo, Tíbet se olvidará de validar su independencia mediante acuerdos con otros gobiernos, se pertrechará en su tradicional aislamiento internacional y no buscará su legitimación en la Sociedad de Naciones (el precedente de la ONU).

Esta pieza también aparece en ... DALAI LAMA XIII: Thubten Gyatsho (1876-1933)

Los aliados empiezan sus labores de negociación entre sí: Francia, Gran Bretaña, Italia y EEUU.


El cataclismo que ha supuesto la I Guerra Mundial ha dejado a Europa maltrecha, desorganizada y en desesperado riesgo de un conflicto renovado. Las batallas de 1914-1918 han sido devastadoras, pero no han decidido nada. Alemania, considerada por muchos como la culpable del comienzo de la guerra, ha quedado derrotada, pero no invadida ni destruida. Los aliados empiezan sus labores de negociación entre sí, el 18 de enero de 1919. Están presentes en la Conferencia, Georges Clemenceau (Francia), David Lloyd George (Gran Bretaña), Víctor Manuel Orlando (Italia) y Woodrow Wilson (EEUU). Serbia, aunque es una de las potencias vencedoras no participa en la Conferencia de Paz. Desde el primer momento surgen diferencias entre las aspiraciones estadounidenses y europeas; frente a los objetivos de EEUU., de carácter global, Gran Bretaña, Francia e Italia buscan soluciones urgentes a sus reivindicaciones particulares. Así, Wilson plantea la creación de un órgano supranacional, la Sociedad de Naciones, destinada a solucionar conflictos ulteriores sin el recurso a las armas.

El orden internacional basado en las alianzas secretas es sustituido por los catorce puntos de Woodrow Wilson.


El orden internacional basado en las alianzas secretas es sustituido después de la Primera Guerra Mundial por un concepto que es propuesto por Woodrow Wilson en sus famosos catorce puntos. El presidente demócrata de los EEUU. impulsa la creación de organizaciones internacionales y la aplicación del derecho internacional. Se funda en consecuencia, la Sociedad de Naciones, compuesta inicialmente por 45 países y creada por la Conferencia de París el 24 de abril de 1919. La negativa del Senado estadounidense, con mayoría aislacionista, al ingreso de EEUU. y la exclusión de Alemania y la URSS que no ingresarán hasta 1926 y 1934, respectivamente, minarán su potencialidad. El apogeo idealista llegará con el tratado de Locarno y el pacto Briand-Kellogg.

Se fijan, en la fecha, los estatutos de la Sociedad de Naciones.


Se fijan, en la fecha, los estatutos de la Sociedad de Naciones. Estos estatutos formarán parte del Tratado de Versalles.

Esta pieza también aparece en ... TRATADO DE VERSALLES

El gobierno de MAURA, acuerda tributar públicas gracias a Dios por haber permanecido neutral en la I G.Mundial.


El gobierno de Su Majestad, que vuelve a estar encabezado por Antonio MAURA, agradecido por los singulares beneficios de haber permanecido neutral en la contienda europea, así como por haber sido la primera nación neutral invitada a formar parte de la Liga de Naciones, acuerda tributar a Dios públicas acciones de gracias, lo cual se verifica en el día de S. Fernando, por la consagración oficial de España al Sagrado Corazón de Jesús que el mismo rey lee en el Cerro de los Angeles (centro geográfico de España). En la misma hora todas las ciudades, pueblos y aldeas de España repiten la misma consagración y las mismas acciones de gracias.

Japón es invitado a participar como uno de los «cinco grandes» en la convención de paz de Versalles.


Satisfaciendo la antigua pretensión de verse incluido entre las grandes potencias, Japón es invitado a participar como uno de los «cinco grandes» en la convención de paz de Versalles, donde se le reconocerá el control de Shandong y las antiguas posesiones germanas en el Pacifico y le será concedido, además, un sitio en el consejo de la Sociedad de naciones (Liga de Naciones).

Esta pieza también aparece en ... JAPÓN • TRATADO DE VERSALLES

El tratado altera por completo el mapa de Europa Central.


El tratado altera por completo el mapa de Europa Central. Alsacia y Lorena (conquistadas por Alemania en 1871) se devuelven a Francia. El Sarre, una importante zona alemana de minas de carbón, cae bajo la supervisión de la Sociedad de Naciones durante quince años. También Renania iba a quedar ocupada durante quince años por las tropas aliadas antes de desmilitarizarla por completo. Pero los cambios territoriales más significativos se dan en el Este: Polonia reaparece en el mapa de Europa, integrada por territorios segregados de Alemania y la Unión Soviética. La pérdida más controvertida para Alemania es el «corredor polacci», una franja de tierra cedida a Polonia para permitirle el acceso al Báltico, lo que se considera vital para el nuevo Estado. El puerto de Danzig se convierte en zona franca bajo el control de la Sociedad de Naciones; pero Polonia podrá utilizar sus instalaciones. Si en 1914 había en Europa 17 monarquías y 3 repúblicas, en 1919 son 13 repúblicas y trece monarquías. Se crearán nuevos estados europeos sobre las ruinas de los extintos imperios ruso y austrohúngaro (Finlandia, Letonia, Estonia, Lituania, Polonia, Checoslovaquia y Yugoslavia), basándose en el principio witsoniano de las nacionalidades.

La Sociedad de Naciones (SDN) es un organismo internacional creado por el Tratado de Versalles.


La Sociedad de Naciones (SDN) es un organismo internacional creado por el Tratado de Versalles, el 28 de junio de 1919. Se propone implementar las bases para la paz y la reorganización de las relaciones internacionales una vez finalizada la Primera Guerra Mundial. La SDN se basa en los principios de la cooperación internacional, arbitraje de los conflictos y la seguridad colectiva. El Pacto de la SDN (los 26 primeros artículos del Tratado de Versalles) es redactado en las primeras sesiones de la Conferencia de París por iniciativa del Presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson.

Ginebra se convierte para la comunidad internacional en la capital de la Paz, escogida como sede de la Sociedad de Naciones.


En 1919 Ginebra se convierte para la comunidad internacional en la capital de la Paz, escogida como sede de la Sociedad de Naciones, encargada de llevar la esperanza a todos los pueblos exhaustos tras cuatro años de espantosa guerra. Durante el período entre las dos guerras mundiales (1919-1938), diversas organizaciones serán creadas y se instalarán en Ginebra. Entre ellas la Oficina Internacional del Trabajo (OIT), consagrada a la defensa de los pueblos que trabajan. Ginebra se convierte igualmente en una capital política: los hombres de Estado de la época se dan cita en el marco de interminables conferencias sobre desarme, en torno a secretariados compuestos de funcionarios internacionales llegados de todos los rincones del mundo.

A mediados de año, la ciudad adriática de Fiume es puesta bajo la administración de la Sociedad de Naciones.


A mediados de año, la ciudad adriática de Fiume es puesta bajo la administración de la Sociedad de Naciones. Pronto se producen incidentes entre la guarnición francesa y la italiana alli destacadas, que aconsejan la retirada de ésta última y la disolución de las unidades de voluntarios proitalianos. Ello provoca un fuerte malestar en las filas del ejército, que considera tal hecho, al igual que la mayor parte del país, como una renuncia expresa a una parte del territorio nacional. Las distintas agrupaciones fascistas comienzan una campaña de agitación reclamando la cesión de Fiume a Italia y atacando al gobierno por su pasividad y sumisión a los intereses extranjeros. Poco después, un grupo de oficiales ofrecen al poeta nacionalista Gabrielle D’Annunzio la jefatura de una columna para «reconquistar» la ciudad, a lo que éste accede. MUSSOLINI que en público le da soporte, en privado teme que D’Annunzio le reste popularidad.