El poder de la Generalitat se ve reforzado cuando se acuerda la constitución llamada de la Observancia:


El poder de la Generalitat se ve reforzado en las cortes de 1481, convocadas por FERNANDO II, en las que se acuerda la constitución llamada de la Observancia: «Poc valria fer lleis e Constitucions sino eren per nos ­el rei­ i els nostres officials observades…». Este texto se convirtió en el fundamento del pactismo durante los siglos XVI y XVII. Así, la Generalitat prosigue su misión de vigilancia constitucional, junto con la Real Audiencia, reorganizada en 1483.