GUILLERMO I el Conquistador (Rey de Inglaterra) (1066-1087)

Total de piezas: 14

El duque Guillermo el conquistador y Hugo el Grande, nominalmente vasallos del rey, son más poderosos


Los primeros Capetos están subordinados a los príncipes feudales, pero la reconstrucción de la administración real, marcada por el reciente auge de los funcionarios reales, ya es evidente a mediados del siglo XI. No obstante a finales de esa centuria, GUILLERMO el Conquistador, duque de Normandía, y HUGO el Grande, abad del monasterio de Cluny, aunque nominalmente vasallos del rey, son más poderosos que el propio rey FELIPE I?(de Francia).

Esta pieza también aparece en ... CAPETOS EN FRANCIA (987-1328) • FELIPE I (Rey de Francia) (1060-1108)

GUILLERMO I, establece en 1083 un censo detallado de las tierras y bienes.


GUILLERMO I, establece en 1083 un censo detallado de las tierras y bienes «Domesday Book», destinado a establecer la base tributaria, nombra gobernadores en representación suya, y hace del reino anglo-normando un Estado bien organizado. El francés será la lengua oficial de la nueva corte anglo-normanda. Comprendiendo la importancia estratégica de Londres, manda construir la «Torre de Londres», uno de los castillos que formaban la cadena para establecer un control militar a lo largo del país.

Esta pieza también aparece en ... Inglaterra (871-1199)

Muerto GUILLERMO I, rey de Inglaterra, su primogénito Roberto II se convierte en duque de Normandía.


A la muerte -en la fecha- de GUILLERMO I, rey de Inglaterra, su primogénito Roberto II se convierte en duque de Normandía.

Esta pieza también aparece en ... Inglaterra (871-1199) • ROBERTO II (Duque de Normandía) (1087-1134)

A la muerte de GUILLERMO I, su tercer hijo, ENRIQUE, recibe de herencia 5000 monedas de plata.


A la muerte -en la fecha- de GUILLERMO I de Inglaterra, su tercer hijo, ENRIQUE, recibe de herencia 5000 monedas de plata, siendo conocido como Enrique «Beauclerc» (buen cura en francés) (en castellano: el Clérigo), pues desde su infancia se esperaba que siguiera la carrera eclesiástica, habiendo recibido por ello una excelente educación.