REINO DE GRANADA (1238-1492)

Total de piezas: 112

Entre la hoz castellana y la coz marroqui, los soberanos granadinos habían aprendido la lección de las antiguas taifas y supieron mantenerse en equilibrio.


La otra razón es la estratégica. La diplomacia granadina era virtuosa en el mantenimiento de equilibrios. Entre la hoz castellana y la coz marroqui, los soberanos granadinos habían aprendido la lección de las antiguas taifas y supieron mantenerse en equilibrio, aplacar a Castilla con sobornos y tributos, aceptar solamente pequeños contingentes de tropas de Marruecos y sacar provecho de las debilidades y rencillas internas de tan poderosos vecinos aliándose con el bando más débil. Otra clave de la estabilidad granadina fue su pujante economía basada en un racional aprovechamiento de los recursos agrícolas y en un activo comercio con países mediterráneos, tanto cristianos como musulmanes que impulsó la industria y la artesanía del reino.

Esta pieza también aparece en ... CORONA DE CASTILLA (1230-1716)

Los REYES CATÓLICOS deciden conquistar el reino de Granada, último bastión del Islam peninsular.


Los REYES CATÓLICOS deciden conquistar el reino de Granada, último bastión del Islam peninsular. Los moros proporcionan el pretexto al haberse apoderado por sorpresa de Zahara, pequeña aldea situada en la frontera; los nobles andaluces reaccionan y ocupan, en la fecha, Alhama. Las dificultades de esta guerra de asedio pondrán de manifiesto las cualidades diplomáticas y militares de FERNANDO. El prestigio que dará a los monarcas la conquista del último reducto de la España musulmana, favorecerá el fortalecimiento de la autoridad real.

Es casi milagroso que el reino islámico de Granada, logre perdurar durante dos siglos y medio a la sombra inclemente de Castilla.


Es casi milagroso que el último reino islámico de España, Granada, logre perdurar durante dos siglos y medio a la sombra inclemente de Castilla. El milagro se basa en dos razones, una económica, otra estratégica. La económica: Castilla sangra a Granada. La sangre del moro es el oro que sigue llegando de Sudán, por vías africanas. Europa, en plena expansión comercial, está ávida de oro y las arcas de Castilla ingresan unas veinte mil doblas anuales en concepto de parias de Granada. Pero cuando Portugal interviene en África y desvía la ruta del oro hacia Lisboa, la gallina deja de poner huevos y los castellanos, siempre escasos de liquidez comienzan a pensar en la gallina misma, en sus sabrosas carnes, en la Alhambra, en las vegas, en los surcos de prietas hortalizas, en las aromáticas manzanas, en las verdes olivas, en las lujuriantes higueras, en el pan de higo, en las almunias, en las norias, en los puertos.

El emir Ali ben Sad es destronado por su hijo, mientras intenta en vano recuperar la ciudad de Alhama.


En 1483 el emir Ali ben Sad es destronado por su hijo, mientras intenta en vano recuperar la ciudad de Alhama, en una conspiración urdida por su propia esposa Fátima (Aixa) -afectada por los celos que siente de la cautiva cristiana Isabel de Solís (Zoraya) favorita de Ali Ben Sad- con ayuda abencerraje para entronizar a su hijo Mohamed XII (Boabdil el Chico) (1483-1492). Ali ben Sad se refugia con sus huestes en el castillo de Mondújar junto a su hermano y lugarteniente el Zagal -llamado así por su astucia- y, con el apoyo de la poderosa familia de los Venegas se enfrenta en guerra civil (1483-1487) a su hijo.

Muley Hacén, rey nazarí de Granada, que está casi ciego decide abdicar en su hermano Mohamed XIII (El Zagal) (1485-1487).


Muley Hacén, rey nazarí de Granada, que está casi ciego decide abdicar en su hermano Mohamed XIII (El Zagal) (1485-1487) y así pueda proseguir la guerra contra su hijo Boabdil.

El primer hito importante en Granada a favor de los cristianos, es la conquista, después de un largo asedio, de Ronda.


A partir de 1485 la pugna que mantienen los cristianos y los granadinos se decanta, sin la menor duda, en beneficio del bando cristiano: El primer hito importante fue la conquista, en la fecha, después de un largo asedio, de Ronda.

Caída de Qasr Bunayra (Casarabonela) en poder de los Reyes Católicos. Su toma presagió la de Granada.


Caída de Qasr Bunayra (Casarabonela) en poder de los Reyes Católicos. Fue la última localidad importante reconquistada en el reino nazarí, y su toma presagió la de Granada, aunque ésta no se produjo hasta seis años y medio más tarde.

Esta pieza también aparece en ... REYES CATÓLICOS (Fernando e Isabel)(1474-1504)

En la conquista de Granada por los Reyes Católicos, sigue la toma de Loja, acción en la que tuvo un papel decisivo la artillería.


En la conquista de Granada por los Reyes Católicos, sigue la toma de Loja, en la fecha, acción en la que tuvo un papel decisivo la artillería. Las tropas cristianas capturan a Boabdil, pero Fernando el Católico, astuto como pocos, en vez de retenerle y pedir por él un rescate, como era costumbre medieval, decide que es mejor devolverle a Granada, ofreciéndole el señorío de Guadix si en seis meses consigue Granada para los cristianos. FERNANDO planea la conquista de Granada con metódica astucia (no en balde Maquiavelo lo tomaría como ejemplo en su Príncipe). Lo primero que hace es fomentar las rencillas internas de la familia real granadina y las banderías que se disputan el dominio del reino. Es un juego a tres bandas: por una parte el rey que quiere conservar su trono, por otra su hijo Boabdil y su hermano el zagal que, cada cual por su cuenta, quieren arrebatárselo. Y el zorro de FERNANDO apoyando a la parte más débil contra la más poderosa.

Muerto Ali ben Sad, Boabdil y El Zagal (sobrino y tio) acuerdan repartirse el reino de Granada por mitad


Muerto Ali ben Sad, Boabdil y El Zagal (sobrino y tio) acuerdan repartirse el reino por mitades; la oriental para Boabdil y la Occidental para El Zagal, lo que debilita aún más sus posibilidades de supervivencia.

La guerra de Granada costará alrededor de 375 millones de maravedíes.


La guerra de Granada costará alrededor de 375 millones de maravedíes, financiados en parte por suscripciones particulares, o cencejiles, y por la llamada Bula de Cruzada, promulgada, en la fecha, por el pontífice INOCENCIO VIII y movilizará, entre Castilla y Aragón, a más de 60.000 hombres.