ISABEL (Emperatriz de Austria y reina de Hungría) (Sissí)

Total de piezas: 17

Isabel Amalia Eugenia Duquesa en Baviera, más conocida como Sissi, fue emperatriz de Austria y reina consorte de Hungría, entre otros muchos títulos inherentes a la Casa de Habsburgo-Lorena.

Véase Genealogía

 

LUDOVICA, princesa de Baviera, se casa con su primo Maximiliano duque en Baviera. Padres de «Sissí».


LUDOVICA, hija de Maximiliano José I de Baviera y Carolina de Baden, princesa de Baviera, se casa, en la fecha, con su primo Maximiliano duque en Baviera. Tendrá siete hijos, uno de ellos será ISABEL, la popular «Sissí». Por otra parte, SOFIA, hermana de LUDOVICA, casada con Francisco Carlos, hermano del emperador FERNANDO I de Austria, será la madre de FRANCISCO JOSÉ I, futuro emperador.

Esta pieza también aparece en ... LUIS I (Rey de Baviera)  • MAXIMILIANO II de Baviera

Francisco José es coronado al cumplir dieciocho años como FRANCISCO JOSÉ I.


Windischgratz, jefe de gobierno austríaco, dirigente reaccionario, ante las revoluciones de 1848 comprende la necesidad de un nuevo y joven emperador, pues FERNANDO I se ha comprometido irreversiblemente a causa de su vinculación con el odiado METTERNICH que ha huido. FERNANDO I es obligado a abdicar en su hermano Francisco Carlos. Pero al renunciar éste a la corona, su ambiciosa esposa Sofía de Baviera logra que el primero de sus hijos varones, Francisco José, sea coronado al cumplir dieciocho años como FRANCISCO JOSÉ I (1848-1916). En su diario FERNANDO I escribe: «El asunto acabó con el nuevo Emperador arrodillado ante su viejo emperador y Señor, debo decir, yo, pidiéndole su bendición, la cual di, poniendo ambas manos sobre su cabeza y haciendo el signo de la Santa Cruz… entonces lo abracé y besé a nuestro nuevo Señor».

Durante los primeros años del reinado de FRANCISCO JOSÉ I, la idea dominante será la centralización


Durante los primeros años del reinado de FRANCISCO JOSÉ I, la idea dominante será la centralización: gobierno del Imperio mediante el lenguaje alemán y la eficiencia alemana. La vida en la corte de Viena es muy brillante, animada por los bailes en que se interpretan los valses de Johann Strauss. Pero FRANCISCO JOSÉ I no es músico y prefiere los desfiles militares. También le gusta irse a descansar a casa de una actriz del Burgtheater, Katharina Schratt, con la que comparte los sencillos placeres de la vida burguesa. La centralización germánica será enojosa para las nacionalidades no germánicas, y especialmente para los magiares.

Se conviene fijar el compromiso entre Elena y FRANCISCO JOSÉ. Pero entonces surge Elisabeth (Sissí).


Se conviene fijar el compromiso entre Elena y FRANCISCO JOSÉ I. Pero entonces surge lo imprevisto, algo que escapa incluso al control de la propia madre de Francisco José. Y ese algo tiene nombre propio. Se llama Elisabeth es la hermana menor de la novia. Cuando FRANCISCO JOSÉ I ve aparecer aquella preciosa jovencita de quince años, su corazón empieza a latir al ritmo del amor. Poco podrán hacer las advertencias que su madre le hará sobre el indómito carácter de «Sissí» -como es conocida familiarmente- o de sus modales poco refinados.

Francisco José I elige a Elena, la hija mayor de su hermana Ludovica y de Maximiliano, duque en Baviera.


Desde el primer momento, el joven emperador FRANCISCO JOSÉ I de Austria, recibe el influjo de su madre, a la que venera y teme con la misma intensidad. Prioridad de cualquier soberano es asegurar la descendencia; por ello, cuando FRANCISCO JOSÉ I se asienta en el trono, la búsqueda de una esposa idónea se convierte en tarea principal para su madre. Elige a Elena, la hija mayor de su hermana Ludovica y de Maximiliano, duque en Baviera, una Wittelsbach modosa, capacitada para adaptarse a la corte de Viena y, sobre todo, instrumento fácil de manejar en sus manos….

Elisabeth de Wittelsbach se casa con el emperador de Austria FRANCISCO JOSÉ I.


Elisabeth de Wittelsbach llamada «Sissi», se convierte en emperatriz de Austria al casarse, en la fecha, con FRANCISCO JOSÉ I. La boda tiene lugar en Viena en la iglesia de los Agustinos y es oficiada por el cardenal Rauscher. Aquella hermosa historia de amor, iniciada meses atrás, empieza a convertirse en realidad. Y a medida que ello sucede, el desencanto irá adueñándose del enigmático corazón de «Sissí». La hija del duque Maximiliano, fantasiosa y errática como su padre, pronto empezará a asfixiarse en la rigidez de la corte vienesa. Cumplirá su cometido de esposa dando cuatro hijos (tres niñas y un niño) al emperador, pero su vida irá derivando hacia una constante huida, puesta de manifiesto en la compulsiva necesidad de viajar y en la caída, una y otra vez, en enfermizas obsesiones.

LUIS II de Baviera declara su amor por Sofía, hermana pequeña de la emperatriz de Austria, ISABEL «Sissí».


LUIS II de Baviera declara, en la fecha, su amor por Sofía, hermana pequeña de la emperatriz de Austria ISABEL «Sissi». Ésta, durante los meses anteriores, aprovechando su ascendencia sobre su primo LUIS, -quien continuamente le escribe evocándole su personal admiración- le ha hablado constantemente de su hermana Sofía. Pero con la misma rapidez como llega su amor por Sofía, se va unos meses después. A partir de la ruptura de sus esponsales, LUIS II de Baviera que sentía por las mujeres si no una franca aversión al menos una perfecta indiferencia, tuvo relaciones puramente carnales con varios hombres -de algunos de ellos se conocen nombres y apellidos- de las que parece ser se arrepentía pero de las que era incapaz de sustraerse.

En Austria-Hungría, el Ausgleich funciona, pero esparce la semilla de enormes convulsiones.


En la parte austríaca domina la población de habla alemana, aunque sólo representa un tercio del total. Los pueblos eslavos de Bohemia y del Sudeste se muestran sumamente insatisfechos por el compromiso, y no alcanzan a comprender por qué se otorga a los húngaros lo que se les niega a ellos. En cuanto a los húngaros, habiendo alcanzado cierto grado de libertad, aún están menos dispuestos a compartirla que los austríacos de habla alemana. Se muestran firmemente decididos a que los eslavos y rumanos que dependen de ellos permanezcan aplastados bajo el yugo magiar. Así, pues, el Ausgleich funciona, pero esparce la semilla de enormes convulsiones. El Estado en su conjunto se llamará «Austria-Hungría».

ISABEL -«Sissi»-, esposa de FRANCISCO JOSÉ I, enamorada de Hungría, es la gran valedora del Ausgleich.


ISABEL -«Sissi»-, esposa de FRANCISCO JOSÉ I, enamorada de Hungría, es la gran valedora del Ausgleich. Los sectores más conservadores de Viena jamás le perdonarán su apoyo a los levantiscos húngaros. Mientras, los magiares la adoran. En Budapest proliferan los monumentos a Isabel, y en su tumba, en la cripta de los capuchinos de Viena, aún hoy (2000) nunca faltan flores, muchas de ellas con las banderita húngara. Su amistad, casi enamoramiento platónico, con el político húngaro Gyula Andrássy le reportará rumores dolorosos, como que Maria Valeria -su cuarta y última hija- es hija del conde. Para disgusto de las malas lenguas, la niña resultará ser clavada a FRANCISCO JOSÉ, y el bulo no prosperará.

El emperador FRANCISCO JOSÉ I y la emperatriz ISABEL -«Sissi»- se declaran reyes de Hungría.


El emperador FRANCISCO JOSÉ I y la emperatriz ISABEL -«Sissi»- se declaran reyes de Hungría en Budapest (1867-1916). El rey sanciona los logros revolucionarios de Hungría de 1848, retorna a la constitucionalidad, el país cobra total soberanía en sus asuntos del interior, se forma un gobierno húngaro independiente, y solamente las carteras a cargo de los asuntos exteriores y los de guerra, así como de las finanzas de los mismos, quedan bajo administración común con los austríacos.