RESTAURACIÓN MONÁRQUICA EN FRANCIA (1815-1848)

Total de piezas: 93

Una tras otra, las tropas enviadas por LUIS XVIII para cerrar el paso a NAPOLEÓN se le van uniendo.


Enseguida el contacto con el pueblo. Francia quiere a NAPOLEÓN. Pero hay muchas millas por delante y el peligro se agazapa en cada revuelta del camino. El Ejército le apoya. Una tras otra, las tropas enviadas por LUIS XVIII para cerrar el paso a NAPOLEÓN se le van uniendo incluido el mariscal NEY, que ha prometido traerlo en una jaula. Ambos emprenden la marcha sobre París, donde se comienza a cantar por las calles La Marsellesa y corren pasquines diciendo irónicamente al Rey que no envíe más tropas, pues el Emperador ya cuenta con bastantes. En sus discursos, que va pronunciando a lo largo de su recorrido triunfal, Bonaparte promete paz, bienestar y mejoras económicas. Todo, difícil de cumplir.

NAPOLEÓN hace su entrada en las Tullerías, en París, el día 20 de marzo por la noche.


NAPOLEÓN hace su entrada en las Tullerías, en París, el día 20 de marzo de 1815 por la noche. El periódico oficial, el «Moniteur», publica varias informaciones sobre los movimientos de Napoleón, y diez artículos a modo de editoriales, encabezados por diez famosos titulares. El tono de tales titulares va variando a medida que el Corso se acerca a París. Helos aquí por orden de aparición: «El antropófago ha salido de su escondite» «El ogro de Córcega ha desembarcado en el golfo Jean» «El tigre ha llegado a Gap» «El monstruo ha dormido en Grenoble» «El tirano ha atravesado Lyon» «El usurpador está a sesenta leguas de la capital» «Bonaparte avanza a pasos agigantados, pero jamás entrará en París» «Napoleón estará mañana bajo nuestros bastiones» «El Emperador ha llegado a Fontaineblau» «Su majestad Imperial hizo ayer su entrada en el Palacio de las Tullerías, en medio de sus fieles súbditos» (Estos titulares son distintos, aunque similares, según otras versiones)

NAPOLEÓN ha alcanzado la capital. Comienza el Imperio de los Cien Días.


NAPOLEÓN, en la fecha, ya ha alcanzado la capital sin pegar un solo tiro y sin perder un solo hombre. Comienza el Imperio de los Cien Días. Nadie quiere otra guerra en Francia. El país está exhausto. Los jóvenes necesitan trabajo y paz. Los hombres maduros, los que participaron en los triunfos de la Convención y el Consulado son ya demasiado viejos para retomar las armas. Tampoco NAPOLEÓN quiere la guerra. Pero Europa la exige. A las potencias representadas en el Congreso de Viena les llegan las noticias. De inmediato firman una declaración de apoyo al rey depuesto. Gran Bretaña, Prusia, Rusia y Austria se alían para poner en pie un ejército que llegará a aglutinar a más de 900.000 hombres con el objetivo de reinstaurarle en el trono. El duque de Wellington es designado jefe del mando supremo. Nace la Séptima y última Coalición que declara oficialmente la guerra no a Francia sino a Bonaparte. «Pues bien -dice en un arrebato de genio NAPOLEÓN- tendrán la guerra, pero seré yo quien dará el primer golpe». Es consagrado como rey de Francia y durante tres meses se prepara para la guerra. «Necesito una victoria. No puedo hacer nada antes de haberla logrado», dice NAPOLEÓN.

NAPOLEÓN, a pie, o a caballo, retrocede penosamente hasta llegar a París exhausto y enfermo.


NAPOLEÓN, a pie, a caballo, en su carroza maltrecha y por caminos inhóspitos, retrocede penosamente hasta llegar a París exhausto y enfermo ¿Quedará alguien en Francia dispuesto al sacrificio?. Las cámaras no le perdonan su derrota y sus propios ministros le exigen la abdicación. LA FAYETTE, con su enorme prestigio, acaba por inclinar la balanza en contra suya: «Durante más de diez años, tres millones de franceses han muerto por causa del orgullo y afán de poder de un hombre que todavía se empeña en luchar contra toda Europa. ¡Ciudadanos, vosotros no lo permitiréis!»

Fin de los «Cien días». Napoleón abdica por segunda vez


Fin de los «Cien días». Napoleón abdica por segunda vez a favor de su hijo Francisco (Napoleón II), de 4 años.

Esta pieza también aparece en ... NAPOLEÓN (CIEN DÍAS) (20/3/1815-28/6/1815)

Los aliados entran en París y firman un nuevo tratado. Por él, se restaura en el trono de Francia a LUIS XVIII.


Los aliados entran en París y firman un nuevo tratado. Por él, en la fecha, se restaura en el trono de Francia a LUIS XVIII (1815-1824) ya de un modo definitivo después de los Cien Días. Luis XVIII es restaurado por segunda vez en el trono (8/7/1815-16/9/1824), pero no tratará de devolver Francia enteramente al antiguo régimen que ha prevalecido hasta 1789. Se compromete con la realidad, y permite cierto grado de gobierno representativo. Hay, sin embargo, un partido de ultramonárquicos que desea la plena restauración de los antiguos usos. Al frente de ellos está el hermano menor de Luis, que es el heredero del trono. En esta Segunda Restauración se producen verdaderas atrocidades (Terror Blanco), principalmente en el sur, cuando los partidarios de la monarquía asesinan a cuantos han apoyado el retorno de Napoleón. Aunque el rey y sus ministros se oponen a la violencia, no resultan efectivos al tomar medidas para detenerla. Los primeros ministros del rey LUIS son en un principio moderados, incluyendo a Talleyrand, el Duque de Richelieu y Élie Decazes. El parlamento elegido en 1815, dominado por los ultramonárquicos, es disuelto por Richelieu al ser imposible trabajar con él.

La derrota de NAPOLEÓN es definitiva. Waterloo ha sido el golpe de gracia a su carrera política.


NAPOLEÓN está solo. Su derrota es definitiva. Waterloo ha sido, realmente, el golpe de gracia a su carrera política, a su prestigio militar, a todos sus sueños de gloria. No quiere ser humillado por sus compatriotas. Una sola posibilidad: la benevolencia y la hospitalidad de los ingleses. En la fecha, se entrega a los ingleses y pide su protección. Ante la petición de protección solicitada por NAPOLEÓN a los ingleses, el gobierno británico contesta: «Sería incompatible con nuestros deberes para con el país y para con los Aliados de su Majestad dejar al general Bonaparte en condiciones de turbar nuevamente la paz de Europa».

Elecciones para el nuevo Parlamento francés. El resultado es una aplastante victoria de los ultrarrealistas.


En agosto de 1815 tienen lugar las elecciones para el nuevo Parlamento francés. El resultado es una aplastante victoria de los ultrarrealistas, más conservadores que el mismo rey. Esto sólo puede explicarse si se tiene en cuenta la masiva abstención de los liberales a la votación, atemorizados quizá por las represiones del Terror Blanco. Los monárquicos de tinte liberal, Talleyrand y Fouché, que hasta ahora han jugado un papel de primera importancia en la política francesa, son expulsados de sus cargos ministeriales. La Cámara elegida, que toma el nombre de Chambre introuvable por ser más monárquica que el mismo monarca, lleva a cabo una política totalmente conservadora.

NAPOLEÓN es llevado a Santa Elena, una isla perdida en el trópico en el Atlántico Sur.


En la fecha, NAPOLEÓN es conducido, a bordo del Northumberland, un barco de guerra británico, a la remota isla de Santa Elena, en el Atlántico Sur, donde permanecerá desterrado hasta su muerte, que acaecerá el 5 de mayo de 1821.