LLuis COMPANYS, presidente de la Generalitat, proclama el Estado Catalán, desde la Generalitat.


LLuis COMPANYS, presidente de la Generalitat, tras denunciar el secuestro de la República por las fuerzas monarquizantes y fascistas, proclama, en la fecha, el Estado Catalán desde el balcón de la Generalitat: «¡Catalans! En aquesta hora solemne, en nom del poble i del Parlament, el gobern que presideixo assumeix totes les facultats del poder a Catalunya, proclama l’Estat Català de la República Federal Espanyola i, en restablir i fortificar la relació amb els dirigents de la protesta general contra el feixisme, els invita a establir a Catalunya el govern provisional de la República, que trobarà en el nostre poble català el més generós impuls de fraternitat en el comú anhel d’edificar una República Federal lliure i magnífica… Visca Catalunya! Visca la República! Visca la llibertad!.» La acción es política y pacífica y aunque no es una declaración de independencia total, supone colocar a una institución estatal, como es la Generalitat, al margen de la legalidad constitucional. Unos momentos antes, en respuesta a la tensión existente, el gobierno de Madrid ha proclamado el estado de guerra. El gobierno suspende el Estatuto de Autonomía y el movimiento es sofocado al día siguiente. A estos acontecimientos se les conocerá en la historia como los «Fets del sis d’octubre».