ENRIQUE VIII (Rey de Inglaterra)(1509-1547)

Total de piezas: 51

Enrique VIII de Inglaterra manifiesta que las armas de fuego nunca suplantarán al arco largo de la infantería inglesa.


Entre los siglos XV al XVII se asistirá a un amplio desarrollo de la tecnología relacionada con la pólvora. Los avances en el campo de la metalurgia harán posible la elaboración de armas de pequeños tamaño y mosquetes. Resulta curioso que todavía en el siglo XV, Enrique VIII de Inglaterra manifieste que «las armas de fuego nunca suplantarán al arco largo de la infantería inglesa». Incluso tiempo después, cuando las armas se hayan generalizado en todos los ejércitos, muchos seguirán considerando su uso como una vileza impropia de verdaderos caballeros. A partir de la segunda mitad del siglo XVI la fabricación de la pólvora en casi todos los países, estará ya en manos del Estado y su uso será reglamentado poco después.

ENRIQUE VIII Tudor, hijo segundo de ENRIQUE VII le sucede con dieciocho años de edad en el trono de Inglaterra.


ENRIQUE VIII Tudor (1509-1547), hijo de ENRIQUE VII, le sucede, en la fecha, con dieciocho años de edad, en el trono de Inglaterra (Será coronado el 24 de junio). Es alto, fuerte, apuesto, luchador, poeta. ENRIQUE VIII será el más importante históricamente de los reyes ingleses; tan inteligente y culto como cruel y despiadado, no dudará en perpetrar atroces crímenes en nombre de la razón de Estado. En los inicios de la Baja Edad Media, la nobleza inglesa ha impuesto unas condiciones a la realeza que ENRIQUE VIII no está dispuesto a aceptar. Todo parece marchar bien. ENRIQUE VIII desciende a la vez de los lancasterianos y de los yorkistas, la mayor parte de la antigua nobleza turbulenta ha muerto, el Parlamento está dominado, y Enrique es en la práctica un monarca absoluto. Su reinado se desarrollará de forma paralela a los reinados de FRANCISCO I de Francia (1515-1547), CARLOS I de España (1517-1556) y V de Alemania (1519-1556), así como del sultán turco, SOLIMÁN el Magnífico (1520-1566). Inglaterra alcanza escasamente los cuatro millones de habitantes.

Esta pieza también aparece en ... DATOS DEMOGRÁFICOS  • Inglaterra + Señores de Irlanda (1199-1563)

ENRIQUE VIII y su esposa Catalina de Aragón son coronados juntos en la Abadía de Westminster.


ENRIQUE VIII y su esposa Catalina de Aragón son coronados juntos en la Abadía de Westminster el 24 de junio de 1509. El primer embarazo de la reina Catalina terminará en un aborto en 1510. Luego dará a luz a su hijo, Enrique, el 11 de enero de 1511, pero el bebé sólo vivirá hasta el 22 de febrero de ese mismo año. Con su coronación, Enrique VIII deberá enfrentarse a las problemáticas consecuencias de los impuestos nobiliarios establecidos por Richard Empson y Edmund Dudley, miembros del gabinete de su padre. Hará detener a ambos en la Torre de Londres, y posteriormente los hará decapitar. Ésta será una de las muchas maneras en que se diferenciará de los principios de Enrique VII. Otra diferencia se hará notoria por la inclinación bélica de Enrique VIII, mientras que su predecesor favorecía políticas pacíficas.

ENRIQUE VIII acentúa la reacción contra las situaciones anteriores. Aprobación de la burguesía


El régimen de ENRIQUE VIII acentúa la reacción contra las perturbaciones pasadas, el deseo de dar unidad a la nación, de superar los exclusivismos locales y de asestar el golpe definitivo al poder feudal de los privilegiados (mermados numéricamente por las guerras) y a sus excesivas prerrogativas. El monarca obtiene la aprobación de la burguesía, deseosa de ver consolidada la paz y el orden interiores, y con ello la prosperidad de sus incipientes negocios.

Esta pieza también aparece en ... Inglaterra + Señores de Irlanda (1199-1563)

ENRIQUE VIII intenta gobernar Inglaterra sin trabas, valiéndose tan sólo de su Consejo Privado.


ENRIQUE VIII intenta gobernar Inglaterra sin trabas, valiéndose tan sólo de su Consejo Privado, en el que descollarán algunos ministros o secretarios de Estado -el cargo quizá más importante es el de Lord Canciller del Reino- entre los que destacarán Thomas Wolsey, Thomas Moro y Thomas Cromwel. Por tanto, ENRIQUE VIII prescinde cuanto puede del Parlamento y evita en lo posible acudir a los Comunes en demanda de tributos, mediante la imposición de préstamos forzosos a la nobleza, el saqueo de las cajas de las corporaciones y otras medidas.

Se constituye la Liga Santa, integrada en principio, por los Estados Pontificios, Venecia y España.


El papa JULIO II se encuentra ante la tarea de expulsar a los franceses de Génova y Milán, después de haberlos utilizado en el enfrentamiento con Venecia. Su consigna de «¡fuera los bárbaros!» penetra profundamente en el ánimo de los italianos. Una vez más, el papa JULIO sabe que sin la cooperación de alguna potencia europea ellos solos no serán capaces de enfrentarse con éxito al poderoso Luis XII. Sirviéndose una vez más de la diplomacia organiza la Liga Santa, en la que se integran los Estados Pontificios, Venecia y España y que queda formalmente constituida el 4 de octubre de 1511; un mes después se adhiere a ella el rey ENRIQUE VIII de Inglaterra y algo más tarde el emperador MAXIMILIANO y Suiza.

JACOBO IV de Escocia, a pesar de estar casado con MARGARITA Tudor (1502), invade Inglaterra.


JACOBO IV de Escocia, a pesar de estar casado con MARGARITA Tudor (1502), hija del que había sido rey de Inglaterra, Enrique VII, es aliado de Francia, por lo que ante la invasión sin propósito alguno de Francia a cargo de ENRIQUE VIII de Inglaterra, invade a su vez, en la fecha, Inglaterra.

En Novara (1513), los suizos derrotan a los franceses que evacúan Francia.


El emperador MAXIMILIANO interviene, a su vez. En Novara (1513), los suizos derrotan a los franceses, que no sólo evacúan Italia, sino que ven sus fronteras atacadas por ENRIQUE VIII, por MAXIMILIANO y por los suizos.

La batalla de Guinegate se desarrolla entre ingleses y franceses, dentro de la Guerra de la Liga de Cambrai.


La batalla de Guinegate fue un enfrentamiento militar ocurrido el 16 de agosto del año 1513 entre las tropas inglesas, dirigidas por el rey ENRIQUE VIII, y los franceses, acaudillados por el mariscal Jacques de La Palice, en el contexto de la Guerra de la Liga de Cambrai. Los tiempos del arco largo han pasado. Ahora privan los cañones franceses, las armas de fuego individuales españolas y las picas suizas. Pero el encuentro, que tuvo lugar en Enguinegatte, Paso de Calais (Francia), se saldó con una victoria inglesa. El combate fue llamado también la «batalla de las espuelas», debido a la premura de los franceses por abandonar el campo de batalla.