GUERRA DE ESPAÑA Y EEUU. POR CUBA Y PUERTO RICO (1897-1898)

Total de piezas: 65

Cervera, convencido de que España no puede afrontar una guerra con EEUU, cree mejor eludir un choque.


Durante los primeros días del mes de abril es un continuo ir y venir de información entre España y Cuba. El contralmirante CERVERA, jefe de la escuadra española que en gran parte está concentrada desde hace días en el archipiélago de Cabo Verde, reune a los jefes de la misma. Todos están convencidos de que España no puede afrontar una guerra con los EEUU., que forzosamente habrá de decidirse en el mar y que, por tanto, es mejor eludir un choque. En este sentido, CERVERA escribe una carta a SAGASTA razonando su propuesta.

Sagasta telegrafía a CERVERA insisitiendo en que la escuadra española zarpe hacia Puerto Rico.


Woodford recibe el mensaje de McKINLEY por la noche y prefiere esperar a la mañana siguiente para comunicarlo a SAGASTA. Pero el Ministerio de Estado español ha interceptado y descifrado el telegrama por lo que antes de que Woodford comunique oficialmente su contenido a SAGASTA éste ya se ha «adelantado» adoptando medidas que claramente indican que el estado de guerra es un hecho. SAGASTA y el ministro de Marina, contralmirante BERMEJO, temerosos de la reacción del pueblo -enardecido por la campaña bélica de la prensa de Madrid- y de los militares que luchan en Cuba, arrastra al país a una guerra sin esperanzas. Telegrafian a CERVERA insisitiendo en que la escuadra zarpe hacia Puerto Rico. De hecho cuando dan esta orden, SAGASTA todavía no ha recibido la carta de CERVERA del pasado 18.

El presidente MacKINLEY pide 125 mil reclutas para la guerra de Cuba contra España.


El Congreso Americano dicta una ley llamada «Ley del Ejército Voluntario» por la que el presidente MacKINLEY pide 125 mil reclutas para la guerra a fin de poder organizar el Primer Regimiento de Voluntarios, los llamados «vaqueros voluntarios» los que son bautizados por la prensa como «los Jinetes Rudos». Luego de haber instigado la guerra, Teodoro ROOSEVELT, Secretario de Guerra de la Marina, renuncia a su puesto en el gobierno y es nombrado como teniente coronel de la recién formada brigada de los llamados «Jinetes Rudos». Los EEUU. comienzan a bloquear los puertos y es capturado el primer buque español en la contienda.

A pesar de la insistencia de Cervera, se reitera la orden de partir inmediatamente hacia las Antillas.


CERVERA envía un telegrama al ministro, «Suplico a V.E. me permita inisistir en lo desastrosas que conceptúo las consecuencias de nuestro viaje a América, para el porvenir de la patria. Así opinan todos estos hombres de honor: Ruego a V.E. que lea este telegrama y toda mi correspondencia oficial y confidencial al presidente del Consejo, a fin de tranquilizar mi conciencia.» BERMEJO, convoca a los 17 generales de la Armada. Sólo cuatro comparten el criterio de CERVERA y los comandantes de los buques. Se reitera la orden de partir inmediatamente hacia las Antillas.

España declara la guerra a EEUU. por su bloqueo sobre Cuba.


Ante el bloqueo naval impuesto por EE.UU sobre Cuba como represalia por la explosión del acorazado Maine en el puerto de La Habana, España le declara la guerra. Dos días más tarde, EE.UU. corresponderá con otra declaración.

CERVERA: «Con la conciencia tranquila voy al sacrificio».


CERVERA escribe todavía: «Con la conciencia tranquila voy al sacrificio, sin explicarme ese voto de los generales de marina.»