REYES CATÓLICOS (Fernando e Isabel)(1474-1504)

Total de piezas: 111

La mutua independencia de los reinos se traduciría en la reserva recíproca de sus empresas y de su campo de expansión.


La mutua independencia de los reinos se traduciría en la reserva recíproca de sus empresas y de su campo de expansión: el Mediterráneo para los catalanes y el Atlántico para los castellanos. Así, la expansión y el comercio americano, fueron reservado durante muchos años para Castilla. En definitiva, la estructura de la unión hispánica, de la naciente España fue una Corona unitaria rigiendo un imperio confederado. Es decir, al estilo de la Corona de Aragón.

Los REYES CATÓLICOS deciden escoger ellos mismos a los titulares de los obispados, en función de criterios que acaban imponiendo.


Los REYES CATÓLICOS se comportan con el clero como con la alta aristocracia; pues, muy a menudo, los prelados de la época son los familiares o los aliados de los grandes señores feudales y participan del mismo estado de ánimo, de las mismas ambiciones y de la misma voluntad de poder. Los REYES CATÓLICOS deciden escoger ellos mismos a los titulares de los obispados, en función de criterios que acaban imponiendo: Se excluye, salvo excepciones, a los extranjeros; se descarta a los candidatos de la alta nobleza y, en fin, son siempre letrados y hombres de una moralidad irreprochable. Estos criterios muestran que la actitud de los REYES CATÓLICOS se explica tanto por la preocupación de elevar el nivel intelectual y moral del alto clero como por el deseo de hacer de los obispos colaboradores fieles al régimen, lo que no quiere decir que impusieran un clero a su disposición.

Nace la infanta JUANA de Castilla (la que será Juana I la Loca), hija de FERNANDO II de Aragón y de ISABEL I de Castilla y León.


Nace en el Alcazar de Toledo, la infanta JUANA de Castilla (la que será Juana I la Loca), hija de FERNANDO II de Aragón y de ISABEL I de Castilla y León. Antes han nacido sus hermanos JUAN y la infanta ISABEL. Después nacerán María y Catalina. Su nombre se debe probablemente en recuerdo de sus dos abuelos. Su niñez agraciada con una buena educación presidida por Beatriz Galindo, la Latina, no presagiaba sus posteriores desarreglos nerviosos. JUANA será una niña muy inteligente y con mucho talento. Hablará perfectamente francés y latín, además de castellano. Será muy aficionada a la música y tocará varios instrumentos, como el clavicordio que aún se conserva en Tordesillas y se interesará por todas las artes, particularmente por la danza. Pero JUANA es hija de reyes y, como tal, una pieza en el juego político y diplomático de la Europa de fines del siglo XV.

Bajo el reinado de los Reyes Católicos, se afianza el dominio de Castilla. Parece que sólo se utiliza en el extranjero la expresión rey de España.


Bajo el reinado de los Reyes Católicos, se afianza el dominio de Castilla. En la fecha, las Cortes de Toledo establecen las líneas de una acción de gobierno que se desarrollará a lo largo de los próximos años como ya han hecho las Cortes de Madrigal en 1475. FERNANDO que ha sido recibido en Castilla con cierta prevención, se ha captado las voluntades por sus éxitos militares, su visión política y su energía. Desde entonces parece que sólo se utiliza en el extranjero la expresión rey de España.

Las Cortes quedan reducidas a un papel secundario y voluntariamente ignoradas.


Sin embargo, las Cortes quedan reducidas a un papel secundario y voluntariamente ignoradas. Nada más lógico, además, en la perspectiva de unos soberanos que apuntan, en todos los ámbitos, a restablecer su autoridad y a crear un Estado fuerte: si quitan toda influencia política en los grandes señores no es para repartir el poder con las ciudades. Entre los REYES CATÓLICOS y las ciudades la colaboración es tan sólo episódica; duró el tiempo necesario para apartar los obstáculos y establecer un poder fuerte. Más tarde, se toman todas las precauciones posibles para impedir que las Cortes se transformen en una institución verdaderamente representativa con la que habría que contar.

Por este motivo, se evita convocar las Cortes, salvo en caso de absoluta necesidad, por ejemplo, cuando la situación exige impuestos nuevos.


Por este motivo, se evita convocarlas, salvo en caso de absoluta necesidad, cuando la situación exige impuestos nuevos o cuando hay que preparar la sucesión al trono. Como las contribuciones indirectas (alcabalas, bulas de la Cruzada) aseguran beneficios regulares y sustanciosos a la corona, el recurso al impuesto directo, para el que las Cortes tienen que dar obligatoriamente su consentimiento, se vuelve menos necesario, fuera de períodos de crisis. En total, los REYES CATÓLICOS se limitaron a reunir las Cortes cinco veces únicamente en el transcurso de su reinado: en 1476, en 1479-1480, en 1489, en 1499 y en 1502.

Se celebran Cortes en Toledo que realizan, principalmente, una labor a fondo para poner orden en los reinos.


Se celebran Cortes en Toledo que realizan, principalmente, una labor a fondo para poner orden en los reinos especialmente en el campo de la Hacienda regia. Los REYES CATÓLICOS quieren que esta reorganización la aprueben y ratifiquen las Cortes. ¿Quiere esto decir que esta institución está llamada a desempeñar un papel político importante en el nuevo Estado?. Asamblea destinada a asegurar la representación del reino ante el soberano en determinadas circunstancias y, en particular, a concederle los subsidios necesarios, las Cortes constan en principio, de miembros de las tres categorías de la sociedad: nobleza, clero y delegados de las ciudades. Como su función esencial es votar el impuesto directo (servicio), las categorías privilegiadas se reúnen con menos regularidad que los plebeyos, de tal forma que las Cortes terminan por manifestarse como la representación de las ciudades, de ciertas ciudades para ser más exactos.

También en las Cortes de Toledo de este año, se procede a una revisión de las mercedes de los poderosos.


También en las Cortes de Toledo de este año, se procede a una revisión de las mercedes de los poderosos. Pero esas medidas concretas no contradicen la tendencia general de los REYES CATÓLICOS de apoyo a la alta nobleza, sostén social y político de su monarquía. De ahí que en su época progresen los estados señoriales al tiempo que se incrementa el trasvase de rentas propias del fisco regio a la aristocracia, como ocurre con las alcabalas. Los REYES CATÓLICOS crean títulos nuevos con los que engalonan a los ricos hombres (marquesado de Moya, ducado del Infantado, Nájera, Gandía, etc) y fundan nuevos señoríos (de los Vélez en Granada, el de Maqueda en tierras toledanas, etc).

Con la instauración de la Inquisición castellana, se fomentará un ambiente de terror y fanatismo sin igual.


ISABEL y FERNANDO han heredado todas las actitudes contradictorias y ambiguas hacia los judíos que han caracterizado a sus antepasados. Por un lado tienen a su servicio financieros judíos y conversos y aceptan su ayuda económica, por otro lado les ofende la presencia judía en sus reinos y les preocupa intensamente el hecho de que muchos conversos judaícen en secreto. Se ha dicho que FERNANDO tiene ascendencia judía por parte de su madre, Juana Enríquez, cosa que puede explicar su infatigable antisemitismo. Con la instauración de la Inquisición castellana, en la fecha, mucho más severa que la antigua Inquisición medieval que funciona en el reino de Aragón, fomentarán un ambiente de terror y fanatismo sin igual.

Los Reyes Católicos encargan a Alonso Díaz de Montalvo la recopilación de las leyes y ordenanzas e Castilla.


Aunque durante el siglo XV las Cortes piden varias veces que se recopilen las leyes y ordenanzas, esto no se lleva a cabo hasta que habiéndose acordado en las de Toledo de 1480, los Reyes Católicos encargan de ello a Alonso Díaz de Montalvo. La recopilación formada por éste con el título de Ordenanzas reales de Castilla –vulgarmente conocida como Ordenamiento de Montalvo- se imprime en 1484, reproduciendo por orden de materias las leyes de Cortes a partir de 1348, Pragmáticas y Ordenanzas reales y algunos capítulos del Fuero real. Aunque no recibe sanción oficial, su utilidad es sin embargo tan grande que los Reyes Católicos mandan a los pueblos tengan un ejemplar de ellas y los juristas las citan, alegan y comentan como si fuesen obra legislativa. Hasta 1567 se hacen veintiocho ediciones de ellas. Dados los defectos del Ordenamiento de Montalvo, Isabel la Católica ordena en su codicilo se forme una nueva recopilación. Galíndez de Carvajal prepara una, que no llega a publicarse. Más tarde se inicia otra bajo Carlos V, que tras larga preparación se acaba bajo Felipe II, quien la promulga, en la fecha, como Recopilación de las leyes de estos reinos, aunque se conoce vulgarmente como Nueva Recopilación. En ella se reúnen, refundidas a veces en un texto varias leyes, las disposiciones de Cortes y de los reyes y las Leyes de Toro, conforme a un orden sistemático.

Esta pieza también aparece en ... CORONA DE CASTILLA (1230-1716)