REINO DE SICILIA (Sicilia parte insular) (1285 - 1516)

Total de piezas: 46

El episodio de las Vísperas Sicilianas en 1282 provocó la división del reino. La Sicilia insular quedó bajo dominio de Pedro el Grande, rey de Aragón, y la Sicilia continental formará el reino de Nápoles bajo dominio angevino.

(Ver Guía de lectura)

Reequilibrio entre los reyes de Francia y los Anjou, por un lado, y la Corona de Aragón, por el otro.


Se pretende alcanzar en el Mediterráneo un reequilibrio entre los reyes de Francia y los Anjou, por un lado, y la Corona de Aragón, por el otro. Por otra parte, JAIME II el Justo, rey de la Corona de Aragón, no puede mantener por más tiempo la lucha que tiene abierta en distintos frentes, por lo que decide aceptar -en la fecha- el Tratado de Anagni, proclamado por el papa BONIFACIO VIII y destinado a conseguir aquel reequilibrio. Por este acuerdo, JAIME II se casará con BLANCA, hija de su rival en Sicilia, CARLOS de Nápoles. Por otra parte, JAIME II renunciará a Sicilia que deberá ser entregada al Papa. También se compromete a devolver las Islas Baleares a su tío JAIME II de Mallorca. Por su parte, FELIPE IV el Hermoso, rey de Francia, renunciará a sus pretensiones sobre Aragón. Una cláusula secreta estipula que, a cambio, el papa encomienda al Rey de Aragón la conquista de Córcega y Cerdeña, por lo que Sicilia seguirá estando bajo la influencia catalana. Lógicamente, FEDERICO de Sicilia, hermano menor de JAIME II, está en pleno desacuerdo con los términos de este tratado. Así también la reina madre CONSTANZA.

JAIME II el Justo se casa con BLANCA de Nápoles o de Anjou, hija del rey CARLOS de Nápoles.


JAIME II el Justo, a quien se le ha anulado su boda con  Isabel, hija del rey de Castilla, se casa -en la fecha- con BLANCA de Nápoles o de Anjou, hija del rey CARLOS de Nápoles. Durante la boda, embajadores de Sicilia presentan el desligamiento del juramento de fidelidad de los sicilianos. (Posteriormente, JAIME II se casará en terceras nupcias con MARÍA de Chipre (1315)y en cuartas nupcias con ELISENDA de Montcada (1322), fundadora del Monasterio de Pedralbes).

Los sicilianos que se han sentido traicionados en Anagni, no aceptan la nueva situación y proclaman rey a FEDERICO


Los sicilianos que se han sentido traicionados en Anagni, 6/1295, no aceptan la nueva situación y proclaman rey a FEDERICO, tercer hijo de PEDRO que ha ocupado desde la partida de JAIME II el Justo la lugartenencia del reino. Es considerado como FEDERICO II de Sicilia (1296-1337) -intitulado como Federico III por ser el tercer hijo de Pedro III-, negándose a devolver Sicilia al papado y a los Anjou.

JAIME II el Justo, va a Roma para recibir la investidura de Córcega y Cerdeña


En la fecha, JAIME II el Justo, va a Roma para recibir la investidura de Córcega y Cerdenya y el papa BONIFACIO VIII lo presiona para que participe en las luchas contra su hermano FEDERICO II de Sicilia.

La flota del rey de Aragón, unida a a la angevina lucha contra los sicilianos según lo prometido al papa.


JAIME II el Justo, queda libre de la presión internacional, aunque obligado a actuar con las armas contra su hermano FEDERICO para forzarlo a entregar Sicilia. La flota del rey de Aragón, unida a a la angevina lucha entonces contra los sicilianos (1298-1300) en cumplimiento de lo prometido al papa.

JAIME II el Justo vence a su hermano FEDERICO II de Sicilia en la batalla naval de Orlando.


Nueva expedición de JAIME II el Justo contra su hermano FEDERICO II de Sicilia, al que le cuesta reducir (quizá tampoco lo pretende). Por fín -en la fecha- lo derrota en la batalla naval de Orlando. JAIME II quejoso de no recibir la ayuda económica prometida por BONIFACIO VIII y CARLOS II de Anjou, se retira a Catalunya pretextando haber cumplido sobradamente sus compromisos.

Los sicilianos, por el tratado de Caltabellota, eligen rey a FEDERICO II, hijo menor del difunto rey Pedro.


Los angevinos, en su lucha por obtener Sicilia, quedan reducidos a sus propias fuerzas (la monarquía francesa y el Pontificado han entrado en conflicto). Tienen, pues, que pactar la paz por separado con los sicilianos. Veinte años de lucha por la posesión de Sicilia (Desde 1282), han cansado a todos los contendientes. En agosto de 1302, se firma el tratado de Caltabellotta, por el que FEDERICO II (III) es reconocido como rey de Trinacria (en esta época el nombre de Sicilia no se utilizaba) hasta su muerte y, luego, la isla, pasará a la casa de Anjou . Así la isla queda temporalmente en poder de una rama secundaria de la familia real aragonesa.   Después, FEDRICO II  se casa con Leonor de Anjou, hija de su rival CARLOS de Anjou, que sigue reinando en la parte continental del reino de las Dos Sicilias (Nápoles). Se reconoce, pues, la independencia de Sicilia, lo que representa el mantenimiento de la isla dentro del área de influencia económica catalana. Sicilia será fiel aliada de Catalunya, tanto por intereses económicos compartidos como por la existencia de enemigos comunes.

El verdadero interés de la clase dirigente catalana en Sicilia es el interés comercial compartido.


Hay que tener presente que la renuncia a ejercer un dominio político directo sobre Sicilia no ha de ser interpretado como un fracaso. En primer lugar los catalanes no conquistan nunca Sicilia, sino que combaten al lado de los sicilianos contra los angevinos; por tanto, más que de conquista, quizá habríamos de hablar de alianza catalanosiciliana. En segundo lugar, hemos de pensar que los catalanes no se pueden permitir una guerra constante contra Francia y que los sicilianos prefieren un monarca privativo para la isla. Y, en tercer lugar, no hemos de olvidar que el verdadero interés de la clase dirigente catalana no consiste en el dominio directo de Sicilia, sino en los intereses comerciales compartidos (manufacturas catalanas a cambio de trigo siciliano).

FEDERICO II quiere alejar a los almorávides de Sicilia, ya que mantener un ejército en tiempos de paz es muy costoso.


En Sicilia, el final del enfrentamiento de los catalanes con la casa de Anjou, con la firma de la Paz de Caltabellota, ha vuelto a dejar desocupados a los almogávares, tal como había sucedido unos decenios antes con el final de la conquista de Valencia. En aquella ya lejana ocasión, la monarquía catalana había enviado a los almogávares a Sicilia (1282), donde estas tropas fueron decisivas en la conquista y en la defensa posterior de la isla frente a los franceses. Ahora, sin embargo, con la pacificación de Sicilia reaparece un viejo problema. Mantener un ejército en tiempo de paz es muy costoso y, a menudo, peligroso. Por este motivo, FEDERICO II quiere alejar a los almogávares de Sicilia.

Firmada la Paz de Caltabellota (1302) entre ambos hermanos, Jaime y Federico, Roger de Lauria se retira y, en la fecha, fallece.


Las hazañas de Roger de Lauria en el mar Mediterráneo fueron notables. Interpelado por el Conde de Foix, emisario del Rey de Francia, el cronista Bernat Desclot pone en boca Roger de Lauria (1285): “Señor, no sólo no pienso que galera u otro bajel intente navegar por el mar sin salvoconducto del rey de Aragón, ni tampoco galera o leño, sino que no creo que pez alguno intente alzarse sobre el mar si no lleva un escudo con la enseña del rey de Aragón en la cola para mostrar el salvoconducto del rey aragonés”. Al acceder JAIME II al trono de Aragón, tendría que haber cedido el trono siciliano a los angevinos con los que había firmado la paz. Sin embargo, su hermano menor FEDERICO aceptó la corona que le habían ofrecido los sicilianos y luchó por la corona contra los angevinos y su hermano. Aunque al principio Roger  de Lauria apoyó a FEDERICO, poco después se puso al servicio de JAIME. Confiscados sus territorios sicilianos y tildado de traidor, venció al infante FEDERICO en cabo Orlando y Ponza. Firmada la Paz de Caltabellota (1302) entre ambos hermanos, Roger se retiró a su condado en Cocentaina, donde muere en la fecha.