BORRELL II (Conde de Barcelona)(947-992)

Total de piezas: 19

La agresiva actitud de ALMANZOR obliga a BORRELL II a volver sus ojos hacia LOTARIO, rey de los francos.


La agresiva actitud bélica de ALMANZOR obliga a BORRELL II -que es conocido por los francos como duque de la Hispania Citerior-, a cambiar su politica de contemporización con Córdoba y volver de nuevo sus ojos hacia el rey de los francos -en estos momentos es LOTARIO-, a quien ofrece lealtad a cambio de ayuda militar.

Las gestiones de BORRELL II cerca de la corte francesa deben seguir con el nuevo rey HUGO I Capeto.


Las muertes de Lotario en 986 y de Luis V, su hijo y sucesor, en 987, hacen que las gestiones de BORRELL II cerca de la corte francesa solicitando ayuda ante la ofensiva musulmana, sean intentadas de nuevo a través del famoso monje GERBERTO de Aurillac (futuro Silvestre II) con el futuro nuevo rey HUGO I Capeto.

Acaba, de hecho, el dominio franco sobre los condados de la Marca Hispánica.


Mientras tanto, BORRELL II llega a conocer que la política expansiva de ALMANZOR toma otra dirección, hacia el Centro y Oeste de la Península, y que, por tanto, los condados de la Marca Hispánica quedan fuera de nuevas amenazas. Así, pues, el conde BORRELL ni envia la legación solicitada por el rey francés para antes de la Pascua, ni tiene ocasión de ir a Aquitania como también así lo demandaba el propio HUGO I. Por otra parte, a HUGO I le salen nuevas complicaciones con la revuelta carolingia de CARLOS de Lorena, por lo que tampoco puede cumplir lo estipulado por él mismo. BORRELL considerará que su vinculación a los francos es puramente nominal, por lo que de hecho puede considerarse desvinculado de los mismos.

HUGO I Capeto contesta a las peticiones de BORRELL II imponiendo sus condiciones.


HUGO I Capeto contesta a las peticiones de BORRELL II mediante una carta escrita a principios de este año. El sentido de esta carta es bien claro, HUGO I proyecta una expedición de ayuda para l?os próximos meses y fiándose poco de las promesas hechas en momentos de peligro, quiere tomar toda clase de garantías y pide que cuando BORRELL II sepa que su ejército acampa por Aquitania, vaya a su encuentro con poca gente para confirmar la fidelidad prometida y entren juntos en tierras de la Marca. Si está de acuerdo con ello debe enviarle legados lo antes posible.

El obispo de Urgell se convierte en soberano temporal de los valles de Andorra.


Con la expansión del condado de Urgell hacia el sur (Mur, Àger, Ponts, Balaguer, Guissona, Agramunt, etc.), donde había terrenos más fértiles, las zonas montañosas dejan de tener interés para BORRELL II, conde de Barcelona y de Urgell, por lo que, en la fecha, inicia un proceso de traspaso de los dominios andorranos al obispado de Urgell a cambio de posesiones dentro del condado de Cerdanya. El obispo de Urgell se convierte de esta manera en soberano temporal de los valles de Andorra.

BORREL II se titula «per la gràcia de Déu duc ibèric i marquès”. Significa que se considera independiente.


BORRELL II no renueva el pacto de vasallaje con el nuevo rey franco, HUGO CAPETO. BORREL II se titula «per la gràcia de Déu duc ibèric i marquès», lo que significa que no considera que exista dependencia o subordinación respecto a cualquier otro príncipe. (Algunos historiadores opinan que la afirmación de BORREL II, sin contener una declaración expresa de independencia, políticamente se puede tomar como la fecha, dada la primacía del Condado de Barcelona, del nacimiento de la nacionalidad catalana.)

BORRELL II, viudo de su primera esposa, LETGARDA, se casa de nuevo con AIMERUD, también viuda


BORRELL II, viudo de su primera esposa, LETGARDA, se casa de nuevo con AIMERUD, también viuda que no dará hijos a su segundo marido, el conde catalán.