OTÓN III (Emperador del SIRG) (983-1002)

Total de piezas: 16

OTÓN III, accede a la suprema dignidad de emperador del SIRG siendo un niño.


OTÓN III (983-1002), accede a la suprema dignidad de emperador del SIRG siendo un niño, (es hijo de Otón II y de una princesa bizantina).

Es definitivamente asignada a TEÓFANO la regencia del sacro Imperio Romano Germánico.


En el 984 ENRIQUE II (duque de Baviera) siendo el único pariente masculino adulto más próximo al fallecido Otón II pretende ejercer la regencia e incluso el título de emperador, para esto obliga a TEÓFANO a que marche junto al pequeño OTÓN III a Rara (actualmente Rohr bei Meiningen), sin embargo los planes de ENRIQUE de Baviera se ven frustrados ya que con antelación el entonces niño OTÓN III ya ha sido coronado emperador mediante una astuta movida de su madre, su abuela paterna y el pontífice romano. En mayo del 985 en Fráncfort del Meno es definitivamente asignada a TEÓFANO la regencia del sacro Imperio; coetáneamente en el Imperio bizantino se encuentran en el poder los hermanos de TEÓFANO y es por esto que, durante un breve período, los dos grandes estados europeos medievales estarán gobernados por miembros de una misma familia. Hasta su muerte, TEÓFANO será regente del Sacro Imperio Romano Germánico y en lo fáctico, la emperatriz del mismo.

El arzobispo de Reims, apoya y corona como rey de Francia a HUGO Capeto. Cambio de dinastía.


En la fecha, el arzobispo de Reims, Adalberón, corona como rey de Francia a HUGO Capeto y lo apoya frente a CARLOS de Lorena el hermano del fallecido Lotario que junto a su hijo, el también fallecido Luis V han sido los últimos reyes de ascendencia carolingia. Así, pues, la dinastía de los Capetos sustituye a la dinastía carolingia en el trono. La nueva dinastía permanecerá en el trono francés durante los siguientes ocho siglos. Por otra parte, el emperador OTÓN III reconoce el título de HUGO Capeto, y éste, en reconocimiento, entrega Lorena al emperador. (Lorena es cuanto quedaba del reino situado en el centro, heredado por el primogénito de Carlomagno; un reino que ha sido objeto de disputas desde entonces entre los francos orientales y occidentales.)

JUAN XV es expulsado de Roma. Su exilio dura poco ya que pide apoyo al emperador OTÓN III.


JUAN XV no logra nunca ser apreciado por los romanos que lo acusan de prácticas nepóticas lo que le llevan al final de su pontificado a huir a Toscana cuando CRESCENCIO II aprovecha su impopularidad para expulsarlo. Su exilio dura poco ya que pide apoyo al emperador OTÓN III a cambio de la coronación imperial.

JUAN XV muere repentinamente.


CRESCENCIO II, que de ningún modo quiere a OTÓN cerca de Roma, se reconcilia con el Papa por lo que éste puede volver. Cuando OTÓN III marcha a Roma para ser coronado por el pontífice y prestarle la ayuda que le solicita, JUAN XV muere, en la fecha, repentinamente víctima de unas fiebres. (Existe una tradición que afirma que con anterioridad al pontificado de Juan XV es elegido papa otro Juan que reina durante cuatro meses. Esto provoca que en algunos catálogos papales se incluya este personaje ficticio con el nombre de Juan XV y que el histórico Juan XV pasara a ser registrado como Juan XVI).

GREGORIO V -papa- (3.5.996 – 18.2.999). Es primo de OTÓN III.


GREGORIO V -papa- (3.5.996 – 18.2.999). Se trata de Bruno de Carintia, que es elegido papa por imposición de su primo, el emperador OTÓN III, que se encuentra en Italia para reprimir el levantamiento que contra Juan XV -el anterior papa- ha encabezado CRESCENCIO II. Será el primer pontífice alemán de la historia del papado. Sabe árabe, lo que es necesario puesto que los libros griegos antiguos sólo están disponibles en esta época en su traducción árabe. Los papas han utilizado en general su nombre de pila durante su pontificado hasta el presente año, 996. En esta fecha, Bruno de Carintia renuncia a su nombre y se hace llamar GREGORIO V. A partir de este momento, todos los pontífices cambiarán sistemáticamente de nombre.

El Papa GREGORIO V en agradecimiento a OTÓN III lo corona emperador en Roma.


El Papa GREGORIO V en agradecimiento a OTÓN III lo corona emperador, en la fecha, declarándolo protector de la Iglesia. Pese a todo, el Papa no logrará que OTÓN III le haga entrega de la Pentápolis. OTÓN III sólo cuenta 16 años (el papa tiene 24 años). OTON III aspirará nada menos que a la dirección de la cristiandad de Occidente. Esto equivale, de cara a los soberanos vecinos, a un primado moral que es aceptado en general (los más reticentes serán los reyes de Francia). Con el Papado, en cambio, tal ambición conduce a un inevitable conflicto, en el que los emperadores llegarán al agotamiento y los príncipes alemanes se aprovecharán para afirmar su autonomía. Perseguidos por la quimera imperial, los reyes alemanes serán en definitiva cada vez menos «dueños de su territorio», a diferencia de sus vecinos franceses.

Son condenados al destierro los cabecillas de la rebelión contra Juan XV, entre ellos Crescencio Nomentano.


Tras la coronación de OTÓN III se celebra el concilio de Pavía en el que resultan condenados al destierro los cabecillas de la rebelión contra Juan XV, entre ellos CRESCENCIO Nomentano, jefe de la familia Crescencio, aunque dicha pena es posteriormente conmutada por intercesión del papa GREGORIO V.

A partir de OTÓN III, los emperadores alemanes se denominarán «Romanorum imperator augustus»


A partir de OTÓN III, los emperadores alemanes se denominarán «Romanorum imperator augustus». Puesto que Teófano, madre de OTÓN III, es una princesa bizantina y reconoce la desigualdad entre el título de basileus (del emperador germano) y el de basileus romanion (del emperador bizantino), añade la palabra romanorum en su intitulación para elevar la categoría de su hijo el emperador, frente al emperador bizantino Basilio II, que no es pariente suyo. Los emperadores subsiguientes seguirán mencionando su carácter romano para afirmar la supremacía de su posición cesaropapista frente a la hierocracia papal.