MARTÍN I el Humano (Rey de Aragón, de Valencia y C. de Barcelona)(1396-1410)

Total de piezas: 24

MARTÍN el Joven, enfermo y agotado por los excesos amorosos, a los cuales es muy dado, ha muerto .


Cuando llega la noticia de la victoria de la batalla de Sant Luri al Principado la alegría es muy grande, pero pronto se transforma en una fuerte tristeza al saber que MARTÍN el Joven, enfermo y agotado por los excesos amorosos, a los cuales es muy dado, ha muerto en la fecha en Calglari (Cerdenya). S.VICENTE FERRER es el encargado de dar al rey la noticia de la muerte de su hijo.

Martín I el Humano, para conseguir un heredero, vuelve a casarse y lo hace, con Margarita de Prades.


MARTÍN I el Humano, para conseguir un heredero, vuelve a casarse y lo hace, inútilmente, con MARGARITA de Prades, biznieta del rey JAIME II el Justo. La elección de MARGARITA de Prades deja bien a las claras la antipatía del rey hacia la eventual sucesión del conde JAIME de Urgell -el rey rehusa casarse con la hermana de éste, Cecilia-. BENEDICTO XIII, que se encuentra en Barcelona, dispensa del parentesco -ambos descienden de JAIME II el Justo- y bendice el casamiento.

Las Cortes catalanas acuerdan pedir al rey MARTÍN I el Humano que resuelva el asunto de la sucesión.


Al no haber indicios de descendencia, las Cortes catalanas acuerdan en la fecha, pedir al rey MARTÍN I el Humano que resuelva el asunto de la sucesión de la corona. Pero a pesar de haberse nombrado una comisión de jurisconsultos para asesorar al rey, éste, habiendo enfermado, no llega a explicar claramente sus propósitos.

Esta pieza también aparece en ... CORONA DE ARAGÓN (1162-1716)

Fallece en Barcelona el rey de la Corona de Aragón Martín I el Humano, sin dejar sucesión legítima.


Fallece en Barcelona el rey de la Corona de Aragón MARTIN I el Humano, sin dejar sucesión directa y legítima, ya que su hijo Martín de Sicilia el Joven, ha muerto (1409) sin hijos legítimos. MARTIN el Humano tampoco ha tenido hijos de su segunda esposa (1409) MARGARITA de Prades. Con su muerte se extingue la línea principal de la casa de Barcelona que ha regido al pueblo catalán por espacio de cinco centurias, desde Guifre el Pilós. De todos los calificativos que la historiografía ha asignado a los reyes de la Corona de Aragón, el de Humano, atribuido a MARTÍN I, es sin duda el más logrado. Fue hombre sencillo, pacífico, paternal, bueno y honrado; fue el reverso de la medalla de su hermano JUAN I. Fue enterrado en la Catedral de Barcelona y, medio siglo más tarde, sus restos fueron trasladados a Poblet.