ROMA (IMPERIO) (27 aC - 395 dC)

Total de piezas: 639

Imperio romanoEl Imperio romano fue una etapa de la civilización romana en la Antigüedad clásica, posterior a la República romana y caracterizada por una forma de gobierno autocrática

En Belén, nace JESÚS el Hijo de Dios. Lo hace de una mujer virgen: MARÍA, esposa de JOSÉ.


«En múltiples ocasiones y de muchas maneras habló Dios antiguamente a nuestros padres. Ahora, en esta etapa final, nos ha hablado por su Hijo…» -dice la carta de San Pablo a los Hebreos. Así, en Belén, en tiempo del emperador AUGUSTO, nace JESÚS -el Hijo de Dios, la Palabra, el Verbo, se hace hombre-. Quiere hacerlo de una mujer virgen y escoge a MARÍA, esposa de JOSÉ, el carpintero, de la estirpe de DAVID. MARÍA y JOSÉ viven en Nazaret, ciudad de Galilea, pero un censo de la población decretado por la autoridad competente (747 a.u.c. -ab urbe condita- o sea, años contados desde la fundación de Roma) les ha obligado a trasladarse a Belén de Judea para empadronarse en la ciudad de su estirpe. Entre las fechas que se han barajado para su nacimiento, el 6 aC (748 a.u.c.), es la más probable ya que JESÚS nace antes de la muerte de HERODES el Grande -¿cuánto tiempo antes?- y este morirá -como está muy comprobado en el año 750 a.u.c. o sea, el 4 aC).

Palestina, en estas fechas, es un lugar recóndito del Imperio romano.


Palestina, en estos años, es un lugar recóndito del Imperio romano. Conquistada por Pompeyo en el año 63 aC, está gobernada por los procuradores con sede en Cesarea, a orillas del Mediterráneo. Pero Roma ha instaurado en Palestina una monarquía títere originaria de Idumea. En realidad es una forma de insultar al pueblo de Israel haber colocado en el trono de David y Salomón a unos personajes como HERODES el Grande y sus sucesores que no son judíos, ni creen en el Dios de los judíos, ni tienen más argumento que la fuerza, la crueldad muchas veces, y siempre la sumisión a Roma. Esta división de poderes que se da en Palestina, refleja la especial situación y consideración que los judíos han conseguido de Roma.

Los habitantes de Judea viven en una constante excitación mística ante la expectativa del Mesías.


Los habitantes de Judea (región de Palestina) viven en una constante excitación mística ante la expectativa de que aparezca un descendiente del rey David (que reinó en el país mil años antes). Ese sería el «Mesías» («el Ungido»). Con el paso del tiempo, la imagen del Mesías prometido, se ha ido achicando en las estrechas mentes de los hombres. Lo que la inmensa mayoría de judíos espera, en este tiempo, no es ya un magnánimo Rey de reyes, un Salvador universal, sino un simple liberador nacional. Una vez se produzca su advenimiento, el Mesías logrará más o menos milagrosamente que Judea sea libre e independiente, y encabezará un despertar universal que encamine a todos los hombres al judaísmo. En un momento u otro, a muchos individuos se les ha considerado el esperado Mesías, y Judea se halla en un estado de semiinsurrección como resultado de ello. Los grupos dirigentes tratan desesperadamente de eliminar a todos los supuestos Mesías, a fin de que Roma no pierda la paciencia y aplaste el país.

En Roma, la capital del Imperio, no entienden a los judíos. Es una raza terca y extraña.


Pero en Roma, la capital del Imperio, no se acaba de entender a los judíos. Es una raza terca y extraña. Adorar a un solo Dios resulta una excentricidad difícil de asimilar por un pueblo, el romano, acostumbrado a todo un conjunto de dioses y diosas, en parte heredados de Grecia, que resultan cómodos por su poca exigencia. Si los dioses cometen adulterio con frecuencia, mienten y se engañan unos a otros y se pelean entre sí por los mejores puestos, ¿cómo van a exigir nada a los mortales? En cambio. El Yawéh de los judíos es distinto. No tiene debilidades ni rivales. Es el único y exige ser “amado sobre todas las cosas, con todo el corazón, con toda la mente, con todo el ser”. ¡Allá ellos: Al fin y al cabo Palestina está lejos, en un rincón, y además, no parece que esas ideas monoteístas contagien a los vecinos. Y efectivamente, los judíos se sienten diferentes. Son conscientes de ello y están orgullosos de sus diferencias. Pero aunque piensen que tienen la verdad, saben que Roma tiene la fuerza. Y al poderoso hay que temerle. Y, lo que es peor, pagarle impuestos.

El primer año de la era cristiana, el 1 dC, es el que coincide con el 753 u.c. (de la fundación de Roma). De hecho inicia en diciembre del año 1 aC.


Los cálculos del monje escita Dionisio el Exiguo, o el Menor por su baja estatura, efectuados en 532 dC, pero utilizados tardíamente en la Edad Media occidental (s. X), proponen que se fije en el 25 de diciembre del año 753 a.u.c. (año de la fundación de Roma) la fecha del nacimiento del Hijo de Dios como año 1 aC.

Esta pieza también aparece en ... CALENDARIO • NACIMIENTO, VIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO

En la zona de Catalunya y del Mediterráneo, la imposición de los modelos romanos es lenta.


Inmediatamente que los romanos completan la conquista de un determinado territorio se inicia el proceso de romanización. En la zona de la actual Catalunya y del Mediterráneo, en general, la imposición de los modelos romanos es lenta y no culminará hasta los siglos I aC. y I dC. Con la transformación de los habitantes de estas tierras, que dejan de ser íberos para convertirse en hispanos o hispanorromanos. La romanización, es, pues, un fenómeno cultural y de civilización, no un fenómeno étnico, ya que no se produce ninguna sustitución de población. Por otra parte, los individuos llegados de otros lugares del Imperio Romano son relativamente pocos si se comparan con el total de la población autóctona.

Esta pieza también aparece en ... HISPANIA ROMANA (219 aC - 415dC)

Uno de los aspectos destacados de la romanización es la imposición del latín.


Uno de los aspectos destacados de la romanización es la imposición del latín, la lengua de los romanos. A lo largo del siglo I aC dejarán de hablarse las lenguas propias de los territorios conquistados y el latín se irá imponiendo poco a poco por todas partes. Hablar las viejas lenguas se verá como un arcaísmo, como algo de los antiguos; lo «moderno» será hablar en latín y tener un nombre latino. Ya no estará de moda llamarse Luspangibas o Mandonio, los jóvenes preferirán nombres como Marco o Antonio. Por otra parte, los romanos fundarán ciudades (colonias, municipios) para instalar en ellas su poder político y sus instituciones.

Esta pieza también aparece en ... HISPANIA ROMANA (219 aC - 415dC)

Los celtas están atrapados entre los romanos y los germanos y los dacios.


En la Europa septentrional, los celtas están atrapados entre los romanos, que se expanden hacia el norte, y los germanos y los dacios, que presionan hacia el sur y el oeste. En el año 1 dC, los únicos celtas independientes que quedan se hallan en las Islas británicas y en enclaves al norte del Danubio, en territorio germano. (Dacia es una antigua región del Danubio (correspondiente a la actual Rumania), que está habitada por los dacios, de cultura avanzada y organización tribal en camino de unificarse.)

Esta pieza también aparece en ... BRITANIA (......... - 871) • CELTAS • DACIA • PRIMEROS PUEBLOS GERMANOS (….. - 420)

Los cronologistas han fijado el principio de nuestra era, el 1 de enero del año 1dC.


Los cronologistas han preferido fijar el principio de nuestra era, o sea, el 1 de enero del año 1dC, en el sábado 1 de enero del año 754 a.u.c. Al efectuar sus cálculos, Dionisio -en el año 355- cometerá un error, por otra parte comprensible dados los pocos medios con que contará, fijando el año del nacimiento de JESÚS, varios años después de que haya acontecido.

DRUSO el Joven, se casa con la hermana de Germánico, o sea, su prima Livila.


DRUSO el Joven, hijo de TIBERIO, se casa con la hermana de GERMÁNICO, o sea, su prima Livila, tendrá una hija, Julia, y dos hijos gemelos: Tiberio Gemelo y Germánico Gemelo.