CORONA DE CASTILLA Y ARAGÓN (1479-1716)

Total de piezas: 80

Es evidente que Colón tiene una mayor información para convencer a los Reyes Católicos.


El secreto de COLÓN es doble: sabe a qué distancia está exactamente la tierra al otro lado del océano y conoce la ruta precisa por la que hay que llegar a ella y volver con un torpe barco de vela, aprovechando la corriente del Golfo y los vientos alisios. Una información que algunos creen que ha obtenido de un náufrago al que ha atendido en la isla de Madeira, el llamado «piloto desconocido». Es evidente que COLÓN pone este dato encima de la mesa de negociaciones y que le sirve para convencer a los Reyes Católicos. Por eso, en las capitulaciones se habla de lo que COLÓN «ha descubierto en las mares océanas» concediendole un descubrimiento que todavía está por hacer pero que ya se da por hecho.

Esta pieza también aparece en ... CORONA DE CASTILLA (1230-1716) • CRISTÓBAL COLÓN (Viajero)

Colón sale del puerto de Palos dirección Las Canarias, con una nao y con dos caravelas.


Una vez aprobado el viaje de COLÓN por los Reyes Católicos, éstos, ordenan a la localidad de Palos de Moguer que aporte los medios necesarios para que COLÓN pueda realizar su viaje. Allí el almirante consigue la nao “Santa María”, propiedad de Juan de la Cosa, y las carabelas “La Pinta” de Cristóbal Quintero, y “La Niña” de Juan Niño. COLÓN sale del puerto de Palos el 3 de agosto de 1492 dirección Las Canarias. Él, personalmente, manda la “Santa María”. “La Pinta” está al mando de Martín Alonso y “La Niña” de Vicente Yáñez. En total se desplazan 90 hombres, la mayoría gentes de la región de Huelva dedicadas a la actividad marinera, entre los que destacan los hermanos Pinzón. Aunque la leyenda asegura que es la reina católica la que empeña sus joyas para sufragar el primer viaje de COLÓN, lo cierto es que la empresa la financia el valenciano Lluis de Santàngel, hombre de confianza de FERNANDO de Aragón, que destina a la causa la suma de 140.000 maravedíes. A cambio en 1497 recibirá, como gratificación por los servicios prestados, los bienes procedentes de las confiscaciones realizadas por el Santo Oficio en el reino de Valencia.

Colón, tras una escala técnica en la isla de La Gomera reemprende la travesía del Atlántico.


COLÓN, tras una escala técnica en la isla de La Gomera, el 9 de setiembre, reemprende la travesía del Atlántico, aprovechando para ello los vientos alisios.

Esta pieza también aparece en ... CRISTÓBAL COLÓN (Viajero)

Los reyes de Aragón y Castilla se comprometen a no ingerirse en la empresa francesa contra Italia.


Para tener las manos libres en Italia, CARLOS VIII, prefiere -en la fecha- conseguir la neutralidad de FERNANDO el Católico, retrocediendo -por el tratado de Barcelona- Rosellón y Cerdanya. Se firma, pues, en esta ciudad, en esta fecha, un acuerdo entre CARLOS VIII y FERNANDO II de Aragón, mediante el cual los reyes de Aragón y Castilla se comprometen a no ingerirse en la empresa francesa contra Italia; a cambio, Francia devuelve a la Corona de Aragón los territorios condales de Rosellón y Cerdanya, que habían sido entregados por Juan II de Aragón a los franceses como pago por sus servcicios prestados en la Guerra Civil Catalana de 1462. El acuerdo quedará roto dos años después debido a las desavenencias entre ambas partes firmantes.

Los Reyes Católicos suben a la Montaña Santa a visitar en su templo a la Virgen de Montserrat (Catalunya/España).


La devoción a la Virgen de Montserrat, aunque extendida por toda Catalunya, es sin duda preferentemente barcelonesa, al extremo de que la «Moreneta» es más venerada por los barceloneses que la propia patrona de la ciudad, la Virgen la Merced. Reconociéndolo así, los Reyes Católicos, cuando estuvieron en Barcelona, se cuidaron muy mucho de no defraudar la expectación del vecindario en este aspecto piadoso, y el 4 de febrero de 1493, a pesar del intenso frío y mal tiempo propio de esa estación, subieron a la Montaña Santa, a visitar en su templo a la Señora de Montserrat.

La carabela “La Pinta” atraca en el puerto de Bayona (Pontevedra) de regreso de América.


Una fuerte tempestad ha hecho que las naves que regresan a la península se separen. La carabela “La Pinta” llega en primer lugar y atraca en el puerto de Bayona (Pontevedra), donde se da la primicia del descubrimiento del nuevo continente.

Colón desembarca, el quince de marzo de 1493, en Palos de Moguer. De ahí se dirige a Sevilla.


COLON desembarca, el quince de marzo de 1493, en Palos de Moguer. De ahí se dirige a Sevilla. Días después en Sevilla, es reclamado por los Reyes Católicos -que a la sazón se encuentran en Barcelona, en el otro extremo de la península- quienes han sido puestos al corriente del éxito del viaje y abrigan la esperanza de preparar sin demora una seguna expedición, aprovechando la bonanza de una primavera inmediata.

Colón se presenta ante los Reyes Católicos que están en Barcelona. Ha salido de Sevilla el pasado 8 de abril.


Cristóbal COLÓN y toda su comitiva, se encamina el 8 de abril desde Sevilla hacia Barcelona atravesando toda la península Ibérica para presentarse ante los Reyes Católicos, el 21 de abril de 1493. FERNANDO II se restablece del atentado que ha sufrido en Barcelona el diciembre pasado. De todas maneras, las noticias de este encuentro son inciertas. No es descrito en el Dietari de la Diputació ni en el de la ciudad de Barcelona. Por otra parte, se explicará tradicionalmente que COLÓN es recibido por los Reyes Católicos en la dependencia del Palacio Real, conocida como Salón del Tinell, cuando según recientes investigaciones, Cristobal COLÓN es recibido en el monasterio de San Jerónimo de la Murtra, de Badalona. COLÓN muestra a los Reyes Católicos los indios y productos traídos del Nuevo Mundo. Los Reyes, impresionados, envían un embajador a Lisboa, Lope de Herrera, e intervienen cerca del papa para conseguir una concesión pontificia sobre las nuevas tierras descubiertas.

Cristóbal Colón intenta vender siete indios de los que lleva a Barcelona. La reina Isabel lo prohíbe.


CRISTOBAL COLÓN intenta vender siete indios de los que llevó a Barcelona. COLÓN consigue la autorización, pero es la propia reina ISABEL quien prohibe su transacción y ordena de inmediato enviarles libres de vuelta a América. De los 21 indios que han traído los españoles, 19 volverán a sus tierras, uno quedará enfermo y una niña preferirá, por su propia voluntad, no regresar.

Esta pieza también aparece en ... CRISTÓBAL COLÓN (Viajero)