KOSOVO

Total de piezas: 54

Comienza la segunda batalla de Kosovo (durará tres días).


Batalla de KosovoComienza la segunda batalla de Kosovo (durará tres días). Un ejército húngaro comandado por Janos Hunyadi, regente de Hungría, marchaba hacia Albania para defenderla de la agresión otomana, cuando fue sorprendido en Kosovo (Serbia) por el sultán Murad II. La victoria húngara fue completa, y el propio Murad fue hecho prisionero por Jorge Brankovics.

Esta pieza también aparece en ... HUNGRÍA / Húngaros. Magiares • IMPERIO OTOMANO (1299-1922)

Se firma en Londres el Tratado que pone fin a la «Primera Guerra Balcánica».


En la fecha, se firma en Londres el Tratado que pone fin a la «Primera Guerra Balcánica». Por otra parte se reconoce también en dicho Tratado la independencia de Albania que no incluye la región de Gjirokastër en manos de Grecia. Kosovo queda dividida, una parte para Serbia -como provincia autónoma- y otra para Montenegro. Se reduce, pues, notablemente las posesiones turcas en Europa. En ese largo período de ocupación otomana han sucedido varios hechos determinantes para la actual cultura albanesa: gran parte de la población urbana ortodoxa se ha exilado, principalmente en el sur de Italia y Grecia, mientras que la mayoría de la población que se ha mantenido en el país se ha convertido al islam, a lo largo de los siglos de ocupación. Tras la progresiva conversión al islam (por interés y supervivencia) y la asimilación turca de gran parte de los albaneses, Albania se convierte en un Estado privilegiado y leal al Imperio, alcanzando altos cargos en la administración del Imperio y también como fuerzas de choque para mantener el control sobre Grecia, Serbia, el territorio de la actual República de Macedonia y Bulgaria.

Ante las tensiones en Kosovo, el mariscal Tito, eleva el estatus de Kosovo al de república autónoma


Ante las tensiones en Kosovo, el mariscal Tito, croata de origen, eleva el estatus de Kosovo al de república autónoma con Parlamento y Gobierno propios. En efecto, la nueva Constitución yugoslava garantiza la autonomía de la provincia, creándose la República Socialista de Kosovo, aunque siempre dentro del Estado federativo. Las seis repúblicas yugoslavas: Serbia, Croacia, Montenegro, Eslovenia, Macedonia y Bosnia-Herzegovina, le niegan el derecho a la «séptima república». Así, pues, Kosovo sigue siendo una provincia autónoma, pero dispone del derecho de veto respecto a las decisiones serbias que le conciernen, y funciona de hecho como si se tratara de una República federada. Si bien no se reconoce como república en pie de igualdad con las seis nacidas en 1945, en los hechos pasa a disfrutar de una capacidad de autogobierno muy similar al resto aunque carecía del derecho de autodeterminación.

La provincia de Kosovo que forma parte de Serbia, tiene un millón y medio de habitantes.


La provincia de Kosovo que forma parte de Serbia, tiene un millón y medio de habitantes. Su proximidad con Albania y el hecho de que el 80% de su población sea albanesa ha hecho de esta provincia la caja de resonancia de un problema mucho más grave y que se ha extendido a la mayoría de las repúblicas. Desde Belgrado se afirma, ante la difícil convivencia entre serbios y albaneses en Kosovo, que ésta es parte integrante de Serbia y que su mayoría albanesa es una clara minoría en el conjunto de la República. En realidad para muchos serbios, Kosovo es una parte especialmente querida de su tierra: allí se enfrentaron a los turcos en 1389, una fecha muy recordada aun cuando supuso el dominio musulmán de su país.

Las reivindicaciones de la población albanesa (mayoritaria en Kosovo) frente a la opresión serbia exigen la creación de una república albanesa federada.


Las reivindicaciones de la población albanesa (mayoritaria en Kosovo) frente a la opresión serbia se recrudecen este año exigiendo la creación de una república albanesa federada. El gobierno de Belgrado ha respondido con una dura represión y la anulación de su autonomía. Kosovo es un potencial núcleo de gran conflictividad, por su condición (tanto geográfica como étnica) de puente hacia otros estados balcánicos en especial Albania. Puede decirse que en estos hechos empieza la disgregación de la federación yugoslava.

Esta pieza también aparece en ... REPÚBLICA DE YUGOSLAVIA (Seis repúblicas) (1945-1992)

Metohija inicia la propaganda de «genocidio» de los serbios en Kosovo.


«Llamamiento de los 21» popes ortodoxos en defensa de la identidad serbia de Kosovo. Metohija inicia la propaganda de «genocidio» de los serbios en Kosovo.

Esta pieza también aparece en ... REPÚBLICA DE YUGOSLAVIA (Seis repúblicas) (1945-1992)

MILOSEVIC, que sólo es secretario del partido comunista de Belgrado, se pone al frente del ultranacionalismo serbio en una manifestación en Kosovo.


MILOSEVIC, que sólo es secretario de la organización del partido comunista de Belgrado, se pone al frente del ultranacionalismo serbio en una manifestación de serbios en Kosovo Polje, un suburbio de Pristina, la capital de Kosovo. En efecto, los serbios, minoría en aquella región, habían sufrido varios incidentes violentos en los últimos meses y, MILOSEVIC, desde el balcón de la Casa de Cultura de Kosovo Polje, lanza su promesa: «Nadie volverá a pegaros, nadie volverá a humillaros», que se hará famosa. En setiembre de este año, MILOSEVIC ya es jefe del partido comunista de Serbia.

El conflicto serbio kosovar va adquiriendo unos tintes cada vez más dramáticos.


Desde entonces el conflicto serbio kosovar va adquiriendo unos tintes cada vez más dramáticos, desplegando la oposición kosovar un movimiento de desobediencia civil cuyos principales rasgos son: Pese a que el ejército yugoslavo es de conscripción obligatoria, los jóvenes kosovares se niegan a acudir a sus filas careciendo Serbia de capacidad represiva para impedirlo; Organización de varios procesos electorales con amplia participación popular: elección de parlamento y presidente; Organización de un sistema educativo en lengua albanesa, desde las escuelas hasta la universidad. Los centros educativos son en ocasiones divididos y carece de contacto la población serbia y la kosovar; Organización de un sistema sanitario paralelo.

Los serbios adoptan una constitución que priva a Kosovo y a Voivodina de intervenir en los asuntos de la Federación Yugoslava.


La depresión económica y la fortísima inflación exacerban las tensiones nacionalistas. Mientras tanto, Slobodan MILOSEVIC es nombrado presidente de la República de Serbia -con un 80% de los votos-. En la fecha, el parlamento serbio adopta una reforma constitucional, que -violando la Carta Magna yugoslava- priva a Kosovo y a Voivodina de su capacidad de intervenir en los asuntos de la Federación Yugoslava. El gobierno serbio termina unilateralmente con la autonomía kosovar. Esta abolición supone en los hechos: Disolver el parlamento; prohibir la enseñanza del albanés, lengua hablada por el 90 % de la población; expulsar de sus puestos de trabajo a todos los albaneses que trabajaban en los sectores públicos (entre 150.000 y 200.000 personas); Establecimiento de una ley marcial que dota a las fuerzas de Belgrado de plenos poderes.