NUEVA ZELANDA

Total de piezas: 14

El navegante holandés Abel Janszoon TASMAN descubre una isla que llama Tasmania en su propio honor.


En 1642, el navegante holandés Abel Janszoon TASMAN, nacido en Groninga, descubre una isla que llama «Tasmania» en su propio honor. Descubre también «Nueva Zelanda» (así llamada por la provincia holandesa de Zelanda) y las islas Fiji. En el transcurso de este viaje circunnavega Australia, pero sin llegar a recalar en sus costas, a las que a pesar de divisar no las reconoce como pertenecientes a un continente. A estas nuevas tierras pone el nombre de «Nueva Holanda». Se cree que Tasmania se despegó de Australia hace más de 13.000 años, coincidiendo con el fin de la glaciación. Los aborígenes que vivían en esta tierra también quedaron separados de los del continente. Pese a sus diferencias culturales, ambas sociedades han basado su relación en la cooperación y el intercambio.

El capitán Arthur Phillip llega a Australia con 734 reclusos y fondea en la bahía de Botany.


Casi dieciocho años después del primer arribo, el capitán Arthur Phillip llega a Australia en 1788 y fondea en la bahía de Botany. Phillip llega con 734 reclusos británicos para estabecer un fuerte y una colonia penal y encuentra que la bahía y sus alrededores no es un lugar tan promisorio como ha sido descrito. Entonces, Phillip da órdenes de moverse hacia el norte, al lugar que Cook ha denominado Port Jackson pero no ha explorado en profundidad. Es en un lugar de Sydney Cove que se realiza el asentamiento de Sydney. Durante algunos años más, el lugar seguirá siendo llamado generalmente Botanic Bay. Aquí se realizarán las primeras expediciones científicas para documentar la flora y la fauna de Australia. Quizá un cuarto de millón de nativos pueblan en este momento las inmensas extensiones de Australia. La inmigración británica modificará por completo la identidad tanto de Australia como de Nueva Zelanda cincuenta años después, cuyos abundantes recursos, junto a la avanzada tecnología de los colonos, llevarán pronto a una gran prosperidad.

Nueva Zelanda se convierte en el primer país donde las mujeres pueden votar.


Nueva Zelanda se convierte en el primer país donde las mujeres pueden votar, aunque no presentarse a las elecciones como candidatas (este derecho se conseguiría en 1919). Fue el resultado del esfuerzo de la sufragista Kate Sheppard.

Esta pieza también aparece en ... MOVIMIENTO FEMINISTA (Derechos de la mujer)

Llegan los primeros colonos a Nueva Zelanda, que se halla en las antípodas de Gran Bretaña.


El 22 de enero de 1840 llegan los primeros colonos a Nueva Zelanda, que se halla casi exactamente en las antípodas de Gran Bretaña. El crecimiento de esta nueva colonia británica no resulta enteramente pacífico. Nueva Zelanda está ya ocupada por los maoríes, un pueblo polinesio. La «primera guerra maorí» duró de 1843 a 1848. No es intensa, y termina con la derrota de los indígenas. En las décadas de 1840 y 1850, Gran Bretaña otorga considerable autogobierno a los neozelandeses. Ellos (y los australianos) se hallan tan lejos de la metrópoli, que realmente carece de sentido tratar de gobernarlos atándolos corto. La lección de las ventajas de ese control relajado se ha aprendido en parte gracias a las desventuras de Jorge III casi un siglo antes. Como resultado de ello, tanto Australia como Nueva Zelanda permanecerán leales a la corona.

Esta pieza también aparece en ... AUSTRALIA • REINO UNIDO DE GRAN BRETAÑA E IRLANDA (1800-6/12/1922)

El tratado de Waitangi se considera el punto fundacional de Nueva Zelanda como nación.


Quizá un cuarto de millón de maoríes habitan las dos islas de Nueva Zelanda cuando, en 1840, aceptan la soberanía de Londres. En efecto, El Tratado de Waitangi se firma el 6 de febrero de 1840 en Waitangi, en la Bahía de las Islas, Nueva Zelanda. Es firmado por representantes de la corona británica, y jefes maoríes de la Isla Norte. El residente británico, James Busby, ya había convencido a aproximadamente 35 de estos jefes a que pretendiesen la independencia bajo la denominación de \»Confederación de las Tribus de Nueva Zelanda\». El documento rubricado en Waitangi es después entregado a otras localidades norteñas para obtener firmas maoríes adicionales. The Treaty (como lo llaman frecuentemente los neozelandeses), justificaba que los ingleses hiciesen de Nueva Zelanda una colonia británica. Hoy se considera el punto fundacional de Nueva Zelanda como nación.

En Irlanda se produce un notable descenso de la población en aproxim. dos millones de habitantes.


En Irlanda (1846 – 1851) se produce un notable descenso de la población en aproximadamente dos millones de habitantes motivado por el cólera, el hambre (Crisis de la patata, alimento clave de la dieta irlandesa 1846-1849) y la emigración. Gran parte de los emigrantes, cruzan el Atlántico y se asientan en la Costa Este de los EEUU. Otros serán atraídos por la industria inglesa. En estos años, los católicos pasarán a ser en Inglaterra ya más de un millón. Todo esto hace que el catolicismo, en el Reino Unido, esté considerado, más que \»romano\», como \»irlandés\». En Londres, por supuesto, no se mueve un dedo en favor de los damnificados, pues en realidad el conflicto les beneficia. Primero porque muchos se van y otros mueren, y \»muerto el perro muerta la rabia\», y el problema irlandés se suaviza. Y después porque una parte de esa inmigración va a parar a los centros industriales británicos, como Londres, Liverpool, Manchester, Australia, Nueva Zelanda y Canadá, como mano de obra barata.

Gran Bretaña va a mantener sus bases militares en la India, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, etc y buscará su expansión en África.


Mientras las naciones de Europa se dedican a su intrincado juego de poder político, compitiendo por su posición y formando alianzas, Gran Bretaña se mantiene por encima de todo eso. No está aliada con nadie, y sólo le preocupan dos cosas: expandir su imperio colonial ultramarino, y asegurarse de que ninguna potencia europea se fortalezca lo bastante como para amenazarla. Mientras las naciones competen en términos suaves, Gran Bretaña puede mantenerse segura, protegida por su marina, la cual domina los océanos de todo el mundo, y en particular los estrechos: el canal de la Mancha y el mar del Norte, que la separan de las turbulencias del continente europeo. Para la década de los setenta es obvio que se ha impuesto en Inglaterra las razones expansionistas, por lo que Gran Bretaña no sólo se va a mantener en la India, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y un rosario de bases militares, que lo mismo se enclavan en China que en territorio español o iberoamericano, sino que además buscará ampliar su expansión en África.

Esta pieza también aparece en ... AUSTRALIA • REINO UNIDO DE GRAN BRETAÑA E IRLANDA (1800-6/12/1922)

Inglaterra divide sus colonias en tres clases: de posición, de explotación y de poblamento.


Inglaterra divide sus colonias en tres clases: de posición, destinadas al abastecimiento de sus barcos (Gibraltar, El Cabo, Suez, Hong Kong, etc); de explotación, como la India; y de poblamiento, como Canadá, Australia o Nueva Zelanda. Estas últimas se convierten en dominios dotados de una constitución propia, supervisada por la Administración británica. Por la Conferencia de Berlín (1884-1885), Gran Bretaña consolida su imperio colonial en África, que se extiende desde Egipto hasta Suráfrica.

Se aprueba en Nueva Zelanda el primer sufragio femenino sin restringir.


En 1893 se aprueba en Nueva Zelanda el primer sufragio femenino sin restringir, gracias al movimiento liderado por Kate Sheppard. De todos modos a las mujeres sólo se les permite votar pero no presentarse a elecciones. Desde 1919 las neozelandesas tendrán el derecho a ser elegidas para un cargo político.

Esta pieza también aparece en ... MOVIMIENTO FEMINISTA (Derechos de la mujer)

Canadá no puede mantener, sin complicaciones, la lealtad al Imperio que profesan Australia y Nueva Zelanda.


Canadá no puede mantener, sin complicaciones, la lealtad al Imperio que profesan Australia y Nueva Zelanda. La provincia de Quebec es acusadamente francesa por lengua y mentalidad, y su pueblo manifiesta escasa o ninguna lealtad a Gran Bretaña. Así, durante la guerra de los boers Canadá no lucha oficialmente en el bando británico, si bien manda voluntarios. Se inicia por entonces la fricción entre los canadienses francófonos y anglófonos en relación con la política educativa y con la oficialidad del inglés.