ALFONSO VII el Emperador (Rey de Castilla y León)(1126-1157)

Total de piezas: 58

Fernando II, rey de LeónAlfonso VII de León, llamado "el Emperador", fue rey de León y de Castilla entre 1126 y 1157. Hijo de la reina Urraca I de León y del conde Raimundo de Borgoña, fue el primer rey leonés miembro de la Casa de Borgoña.

(Ver Genealogía de Alfonso VII el Emperador)

ALFONSO I y URRACA estipulan los límites dentro de los cuales ejercerán el poder real.


Como la oposición en el seno del matrimonio real va en aumento, ALFONSO I y URRACA estipulan los límites dentro de los cuales ejercerán el poder real; reconocen la unidad de ambos reinos para los hijos comunes y que, en caso de carecer de descendencia, la herencia de ambos pasará al hijo del primer matrimonio de URRACA y RAMON de Borgoña, es decir, a ALFONSO RAIMUNDEZ (futuro ALFONSO VII de León).

GELMÍREZ, obispo de Santiago, corona a ALFONSO RAIMÚNDEZ, como rey de Galicia.


Después de una acuerdo entre el conde de Traba y la «hermandad» y después de lograr el consentimiento de doña URRACA, en la fecha, GELMÍREZ, obispo de Santiago, corona a ALFONSO RAIMÚNDEZ, como rey de Galicia.

En Galicia, partidarios de Alfonso Raimúndez, hijo de pocos años de URRACA, lo coronan rey de Galicia.


En Galicia, durante bastantes años, los partidarios de ALFONSO RAIMÚNDEZ (futuro Alfonso VII de León) -hijo de URRACA y de Raimundo de Borgoña, su primer marido- luchan para que éste se independice y sea coronado rey de Galicia. Así lo hacen y los partidarios del recién coronado rey de Galicia -un niño aún de pocos años- se dirigen hacia León para reclamar en su nombre la totalidad de los reinos legados por ALFONSO VI. Pero ALFONSO I el Batallador, con su habituacontundencia en las batallas, les sale al paso en Viadangos, les derrota y hace prisionero a Alfonso Froilaz. Por su parte, el obispo Gelmírez huye con ALFONSO RAIMÚNDEZ, que entrega a su madre en una cercana fortaleza mientras él continúa su huida hasta Galicia.

El ejército de URRACA marcha contra Santiago para evitar la total independencia de Galicia.


URRACA, repudiada ya por ALFONSO I, se enfrenta al problema de Galicia que está en manos de su hijo ALFONSO RAIMÚNDEZ. En efecto, para evitar la total independencia de Galicia, URRACA establece un pacto con el conde Traba y con Gelmírez, obispo de Santiago. Aunque este último pronto lo rompe y se muestra partidario de la soberanía del rey niño. Esto lleva a URRACA a marchar con su ejército contra Santiago.

Alfonso Raimúndez es armado caballero por el propio GELMÍREZ.


Los últimos años del reinado de URRACA presencian su total aislamiento y la pérdida de cualquier vestigio de autoridad. En Portugal, ALFONSO ENRÍQUEZ se revuelve contra TERESA, su madre, y con el apoyo de la Iglesia emprende el camino que conducirá a la segregación de Portugal de la monarquía castellano-leonesa. ALFONSO RAIMÚNDEZ y GELMÍREZ, por su parte, asentaban su autoridad y poder. Así, en la fecha, ALFONSO es armado caballero por el propio GELMÍREZ.

ALFONSO VII, entra en León y es coronado rey de Castilla y León.


Ya que Urraca y ALFONSO I el Batallador no han tenido hijos comunes, ALFONSO RAIMÚNDEZ (ALFONSO VII), que ya es rey de Galicia desde 1111, se apresura a reclamar sus derechos de acuerdo con lo estipulado por su madre y su padrastro (12/1109) y así, en la fecha, entra en León y es coronado rey de Castilla y León (1126-1157).

Alfonso VII se apodera de Burgos, Carrión y las fortalezas del Duero en poder de Alfonso I de Aragón.


ALFONSO VII (Alfonso Raimúndez) nuevo rey de Castilla y León al fallecer su madre Urraca, quiere recuperar sus territorios en poder de ALFONSO I de Aragón. En la fecha se apodera de Burgos, Carrión y las fortalezas del Duero.

Se fijan las fronteras de Castilla y Aragón en los límites existentes en 1067.


ALFONSO VII, rey de Castilla y León y ALFONSO I el Batallador, rey de Aragón, se reúnen en Castrojeriz, y acuerdan fijar las fronteras de los dos reinos en los límites existentes en 1067. Después de este acuerdo, establecen su frontera más o menos por donde hoy discurren los límites administrativos entre las comunidades autónomas de La Rioja, Castilla-León y Castilla-La Mancha con Aragón. Así, conquistas aragonesas como Soria, Ágreda, Medinaceli y Sigüenza dejan de pertenecer al reino de Aragón para pasar a formar parte de Castilla.