BOSNIA Y HERZEGOVINA

Total de piezas: 45

Serbia conquista, en estos años, Montenegro, Herzegovina, y la zona danuviana.


Serbia conquista, en estos años, Montenegro, Herzegovina, y la zona danuviana. Mantiene relaciones comerciales con Venecia y funda numerosos establecimientos religiosos ortodoxos.

Esta pieza también aparece en ... MONTENEGRO • SERBIA / SERBIOS

ESTEBAN II soberano de la casa KOTROMANOVIC consigue de los croatas la independencia de Bosnia.


ESTEBAN II soberano de la casa KOTROMANOVIC (1322-1353) consigue de los croatas la independencia de Bosnia.

Esta pieza también aparece en ... CROACIA

Bosnia es ocupado por el otomano MEHMET II. A partir de ese momento la población se islamiza.


Un bajalato (provincia) otomano une a Bosnia y Herzegovina. En efecto, el desarrollo de los bogomiles y la intervención del rey de Hungría y del Pontificado debilitan Bosnia, que en el siglo XV es ocupado por el otomano MEHMET II. A partir de ese momento es administrado por un bajá y la mayor parte de la población se islamiza; los núcleos cristianos supervivientes constituyen focos de resistencia y promueven revueltas, reprimidas enérgicamente por los turcos. Ciertamente, en todos los Balcanes, al ir siendo dominados por los turcos, los bogomilos irán convirtiéndose al Islam.

Esta pieza también aparece en ... BOGOMILISMO, BOGOMILES, BOGOMIL • MEHMET II (Jefe turco)(1451-1481)

Gran Bretaña y Austria no apoyan la revuelta en Bosnia-Herzegovina.


A Gran Bretaña le interesa que el Imperio otomano permanezca estable y amistoso, aunque débil, por lo que no apoya la revuelta en Bosnia-Herzegovina de julio de este año. También Austria se muestra contraria a la revuelta, porque no desea una Serbia demasiado fuerte (Austria tiene población eslava en su propio territorio) ni ve con buenos ojos que Rusia domine la península de los Balcanes. La Alemania de Bismarck quiere la paz porque es aliada al mismo tiempo de Rusia y de Austria-Hungría, y evita enajenarse a una de ellas. Pero todas sus tentativas por mediar en la disputa fracasarán.

Se inicia en Bosnia-Herzegovina, la insurrección contra los turcos.


En Bosnia-Herzegovina, la insurrección contra los turcos se inicia en la fecha (1875-1876).Una minoría de terratenientes musulmanes, los «begs», controlan con sus dependientes un tercio de la población y oprimen duramente a los campesinos cristianos, propiciando en los años de malas cosechas, rebeliones campesinas antiturcas. Esta delicada situación interna se complica por la presión austríaca, orientada a dominar la región desde sus posiciones costeras de Dalmacia, heredadas por la incorporación de Venecia a su Imperio, con vistas a hacer factible el paso del ferrocarril que enlazaría Viena y Constantinopla. Por otra parte, la población de Bosnia y Herzegovina es eslava y está emparentada con los serbios, de modo que éstos apoyan decididamente la rebelión, con la esperanza de añadir esas provincias a su propio territorio. También Rusia apoya el levantamiento, porque en ella se acrecenta el sentimiento «paneslavista». En efecto, algunos rusos consideran que su país tiene el derecho y el deber de sostener las aspiraciones de los eslavos allá donde se manifiesten. Hay quienes llegan a propugnar la anexión a Rusia de todas las regiones eslavas.

Esta pieza también aparece en ... IMPERIO OTOMANO (1299-1922)

Aprovechando la insurrección búlgara, Serbia declara la guerra al Imperio otomano.


Aprovechando la insurrección búlgara, y deseando apoderarse de Bosnia y Herzegovina, Serbia -ya desgajada del Imperio otomano- decide precipitar los acontecimientos declarando la guerra al Imperio otomano el 30 de junio de 1876.

Esta pieza también aparece en ... BULGARIA • IMPERIO OTOMANO (1299-1922) • SERBIA / SERBIOS

Rusia actúa con lentitud en los Balcanes, quiere asegurarse de que no será una guerra demasiado amplia.


Rusia actúa con lentitud en los Balcanes, en especial porque debe asegurarse de que no será una guerra demasiado amplia. Y mientras los rusos se deciden, los otomanos derrotan a los serbios, que el 1 de septiembre han de desistir de sus propósitos. Mientras tanto, fuerzas otomanas han sofocado también las revueltas en Bosnia-Herzegovina y en Bulgaria con tan salvaje contundencia, que los relatos de atrocidades llegados a Gran Bretaña generan una enorme indignación contra los turcos. Los esfuerzos británicos por auxiliar al Imperio otomano se ven comprometidos por esta razón, y se hace políticamente necesario hallar alguna forma de que Gran Bretaña abandone los Balcanes sin que se debilite en exceso.

Por el Tratado de San Estéfano finaliza la guerra entre Serbia, Montenegro y Rusia y el Imperio otomano.


La guerra iniciada por Serbia y Montenegro con el apoyo de Rusia en 1875 contra los turcos, finaliza con el Tratado de San Esteban (1878). La disposición más importante de este tratado -en el que Rusia fija las condiciones- es el reconocimiento de una Gran Bulgaria independiente que absorbe la mayor parte de Macedonia lo que permitirá a Bulgaria extenderse desde el mar Egeo al mar Negro. En efecto, Turquía  deberá ceder Kars, Baturn y Dobrudja, mientras que Rusia cambiará Rumanía -de la que también se reconoce su independencia- por la Besarabia oriental. Por todo ello, el 3 de marzo, día en que se firma el Tratado de San Esteban, será el día nacional de Bulgaria. También se reconoce en el tratado de San Esteban, la independencia de Serbia y de Montenegro. Estas dos naciones, este mismo año, serán reconocidas oficialmente como principados independientes y Montenegro obtendrá, además, el acceso al Adriático a través del puerto de Antivari. Bosnia-Herzegovina pasa a ser autónoma. El Sultán garantiza la seguridad de sus súbditos cristianos. El Reino Unido y el Imperio Austrohúngaro se oponen a este tratado que da alas al nacionalismo eslavo al temer que Bulgaria se convierta en un satélite de Rusia. Berlín, promotora del tratado, asciende a primera potencia europea.

Congreso de Berlín para revisar el Tratado de San Estéfano firmado en el mes de marzo.


La influencia que Rusia ejerce sobre Bulgaria suscita la inquietud de otras potencias. A petición de Gran Bretaña y de Austria-Hungría y por mediación de BISMARCK se celebra el Congreso de Berlín (del 13/6 al 13/7) para revisar el Tratado de San Estéfano firmado en el mes de marzo y por el que Turquia ha perdido gran parte de sus territorios europeos. En este Congreso, Bulgaria ve reconocida internacionalmente su autonomía, pero pierde Macedonia, devuelta a los otomanos, y Rumelia oriental, autónoma bajo soberanía otomana (En 1885, Bulgaria se anexionará Rumelia oriental). A su vez Gran Bretaña obtiene Chipre, y Austria-Hungría la administración de Bosnia y Herzegovina. Todo ello se firma el 13 de julio de 1878. Los Balcanes asisten al debilitamiento definitivo del Imperio turco, a la cada día mayor influencia rusa en el área oriental, y a la influencia austríaca en la zona occidental. BISMARCK, logra convertirse en árbitro de la política internacional.