ALEMANIA NAZI -III Reich- (1933-1945)

Total de piezas: 361

Mussolini y Dollfuss se citan en la estación termal italiana de Riccione para tratar del tema de la independencia de Austria.


Desde su llegada al poder, Hitler ha activado las conspiraciones de los nacionalsocialistas austriacos contra el canciller Engelbert Dollfuss, pues acaricia la idea -cultivada durante su juventud en Viena, expuesta en el programa nazi de 1920 y descrita detalladamente en el primer capítulo de Mein Kampf- de unir Austria a Alemania, y el canciller constituye el máximo obstáculo para sus propósitos anexionistas. Los nazis austriacos, apoyados por dinero y agentes alemanes e impulsados a la acción desde Berlín, planean secuestrar al Gobierno y sustituirlo por otro proclive a los intereses de Hitler y, a la vez, aceptable para Mussolini, tan interesado en la independencia de Austria como amigo de Dollfuss, del que era vecino en la estación termal italiana de Riccione, donde ambos se habían citado para el 26 de julio de 1934.

En este momento, Alemania está en condiciones de dominar Austria. DOLLFUSS ha muerto. Mussolini envía unas divisiones hacia el paso del Brennero.


En este momento, Alemania está en condiciones de dominar Austria. MUSSOLINI se halla en la estación termal de Riccione cuando, a las ocho y pico de la tarde, recibe la noticia de la muerte de DOLLFUSS. Horas después, cinco divisiones acantonadas en el norte de Italia reciben la orden de partir al día siguiente hacia el paso del Brennero, en la frontera con Alemania. Se trata de un farol, porque MUSSOLINI conoce las limitaciones de su Ejército y no desea exponerlo en una aventura militar de consecuencias impredecibles y nulo beneficio, y más porque enseguida sabe que Gran Bretaña, a pesar de las buenas relaciones que mantienen, no apoyará a Italia en el caso de una guerra. Yugoslavia también reacciona enérgicamente.

HITLER busca la ayuda del vicecanciller Franz von Papen para que negocie con Viena.


El farol de Mussolini sitúa a Hitler al borde del precipicio. Aquella noche, su embajada en Roma le informa de que las tropas italianas estarán al día siguiente en la frontera y de que Mussolini ha informado al príncipe Starhemberg, canciller interino de Austria, de que, en cumplimiento de los acuerdos suscritos, está dispuesto a considerar una petición de ayuda. Hitler sufrió varias horas de angustia. Si Austria pide apoyo a Italia y ambas le declaran la guerra, Alemania lucharía con una tremenda inferioridad, pues los ejércitos austriacos e italianos le triplican en efectivos y medios de combate. Así, pues, no puede permitir una declaración de guerra que le sería nefasta. Tiene que hallar una salida política. Entonces se acuerda de su arrinconado vicencanciller Franz von Papen, probablemente el único hombre en Alemania que puede negociar con Viena y que estaría dispuesto a hacerlo en su nombre.

Esta pieza también aparece en ... ADOLF HITLER

Von Papen llega a Bayreuth y expone sus condiciones.


El 27 de julio, Von Papen llega a Bayreuth y expone sus condiciones: retirada del embajador en Viena, Rieth, significado por su apoyo a los nazis locales; marginación de Theo Habicht, inspector del nacional socialismo austriaco que goza de prebendas y honores en Berlín; entrega de los responsables del magnicidio que han logrado escapar a Alemania; compromiso de negar toda colaboración a los nazis austriacos y renuncia a obtener por la fuerza la anexión de Austria. Y sugiere que la mejor manera de aplacar a Mussolini y al Gobierno austriaco, será “hacer parecer que Austria no es interesante”. Hitler lo acepta todo y Gocbbels ordena a la prensa que aparte sus ojos de los asuntos de Viena.

Esta pieza también aparece en ... ADOLF HITLER

HITLER respira aliviado cuando la misión de Vón Papen tranquiliza las aguas .


HITLER respira aliviado cuando la misión de Vón Papen tranquiliza las aguas y, aunque muy contrariado, piensa que la anexión de Austria es sólo cuestión de tiempo; por tanto, pasa a ocuparse de otro asunto perentorio: el presidente de Alemania HINDENBURG se está muriendo. El presidente ha abandonado Berlín a comienzos de junio, y aún ha podido hacerlo por su propio pie, para dirigirse a su finca de Neudeck, en Prusia, donde desea morir y ser enterrado junto a su mujer. A finales de junio, ya no puede levantarse de la cama y, al cabo de un mes, los médicos diagnostican su inminente fallecimiento.

Hitler llega a Neudeck para ver al mariscal Hinderburg con quien, por fin, consigue hablar.


Hitler llega a Neudeck el día 31 de julio. Pese a la negativa inicial de los médicos, porfía hasta que se le permite ver a solas al mariscal. Cuando abandona la habitación, asegura que Hinderburg había tenido un momento de lucidez y le había hablado con gran serenidad. Aunque los médicos lo dudaran, la propaganda de Goebbels sacó partido a aquellos minutos, asegurando que Hinderiburg había reconocido a Hitler y que le había dado ciertas recomendaciones.

Esta pieza también aparece en ... ADOLF HITLER

La agonía de HINDENBURG concluye la mañana del 2 de agosto de 1934.


La agonía de HINDENBURG, presidente de la República de Weimar, concluye la mañana del 2 de agosto de 1934. El médico que velaba a su cabecera asegura que las últimas palabras del anciano han sido “Mein Kaiser, mein Vaterland’ -“Mi Kaiser, mi patria”. No se ha enfriado aún el cadáver del presidente cuando el Boletín Oficial del Reich publica un decreto que vincula el cargo de presidente al de canciller y, por tanto, “todas las atribuciones presidenciales convergen en la persona del Führer-canciller Adolf HITLER, el cual nombrará a sus más allegados colaboradores”, cosa que se apresura a hacer designando un nuevo Gobierno, en el que la mitad de los ministros es nazi. Así obtienen sus carteras Hess, Seldte, Darré y Rust, además de los que ya las tenían: Goering, Goebbels y Frick.

El pueblo alemán vota afirmativamente por abrumadora mayoría y HITLER se convierte en amo absoluto.


En Alemania se ha convocado un plebiscito para ratificar la unificación de los puestos de presidente y canciller en la persona de HITLER. Gracias a la poderosa maquinaria de propaganda nazi en manos de Goebbels, en la fecha, el pueblo alemán vota afirmativamente por abrumadora mayoría y Adolf HITLER se convierte en amo absoluto de Alemania.

Esta pieza también aparece en ... ADOLF HITLER

El incremento del poder alemán causaba gran consternación tanto en Italia como en la Unión Soviética.


El incremento del poder alemán causaba gran consternación tanto en Italia como en la Unión Soviética. Mussolini envió soldados a la frontera austriaca para prevenir el AnseMuss y, en 1935, se reunieron en Stresa (Italia), representaciones de Gran Bretaña, Francia e Italia para formar el que se llamó «Frente de Stresa» contra la agresión alemana. Por su parte, los soviéticos empezaron a temer la potencia alemana y, en 1935, firmaron una alianza defensiva militar con Francia y Checoslovaquia. Por lo tanto, HITLER parecía haber quedado diplomáticamente aislado, ya que tanto las dictaduras fascistas como las comunistas habían hecho causa común con las democracias.

A partir de 1935, la propaganda nazi lanza una campaña de desprestigio de la Iglesia Católica.


El gobierno nazi ha incumplido el concordato desde el primer momento. Y desde el primer momento han empezado a llover las denuncias por parte de los obispos alemanes. Se hostiga a la Iglesia de diversos modos, sin excluir encarcelamientos de eclesiásticos. Desde Roma se apoya a la jerarquía local, y Pacelli envía varios escritos de protesta a las autoridades alemanas, y el mismo PÍO XI aprovecha varias peregrinaciones de alemanes para formular públicamente sus quejas. A partir de 1935, la propaganda nazi lanza una campaña de desprestigio de la Iglesia Católica, con el montaje de varios procesos amañados a eclesiásticos acusados de fraude.