CARLOS II el Hechizado (Rey de España) (1665/1675-1700)

Total de piezas: 71

El quietismo es un movimiento místico surgido en el siglo XVII en el seno de la Iglesia Católica.


El «quietismo» es un movimiento místico surgido en el siglo XVII en el seno de la Iglesia Católica, especialmente en España, Francia e Italia. Es propuesto por el sacerdote y místico español Miguel de Molinos en su Guía espiritual que desembaraza el alma y la conduce por el interior camino para alcanzar la perfecta contemplación y el rico tesoro de la paz interior, publicada en 1675. Enseña la pasividad en la vida espiritual y mística, ensalzando las virtudes de la vida contemplativa. Sostiene que el estado de perfección únicamente puede alcanzarse a través de la abolición de la voluntad: es más probable que Dios hable al alma individual cuando ésta se encuentra en un estado de absoluta quietud, sin razonar ni ejercitar cualquiera de sus facultades, siendo su única función aceptar de un modo pasivo lo que Dios esté dispuesto a conceder. El quietismo también puede ser denominado molinosismo, por Miguel de Molinos (no confundir con el molinismo, enseñanzas de otro teólogo español, Luis de Molina).

El campo valenciano, por la expulsión de los moriscos (1609), experimenta crisis de crecimiento.


Hacia 1670-80, en consonancia con los inicios de la recuperación económica en toda la periferia peninsular, el campo valenciano, duramente afectado por la expulsión de los moriscos (1609), comienza a experimentar una crisis de crecimiento. Los campesinos de la gobernación de Játiva inician una contienda jurídica encaminada a la abolición de las cláusulas señoriales de las cartas de repoblación, y el restablecimiento del Fur de Jaime I, que prescribe que las tierras serán de realengo. Los señores alegan que, al verse privados de sus vasallos moriscos, adquieren ex novo la facultad de establecer en sus tierras a los nuevos pobladores, bajo las condiciones dictadas por ellos. Denegadas sus reivindicaciones, los campesinos recurren a la rebelión armada. El choque tiene lugar en las inmediaciones del pueblo de Cela de Núñez, y su resultado es netamente favorable a las fuerzas del virrey de Valencia, marqués de Castel Rodrigo (1693). La subsiguiente represión es muy dura y acentúa todavía más la hegemonía de los barones en las tierras meridionales del reino.

Esta pieza también aparece en ... MORISCOS  • VALENCIA (Hasta 1982)

Se declara hereditario el cargo del estatuderato en la familia Orange.


En medio de un enfervorecido clima de resistencia nacional frente al invasor francés, el nuevo hombre fuerte de Provincias Unidas es GULLERMO III de Orange. Otra vez el Estatuderato volvía a regir los destinos de las Provincias Unidas. El fortalecimiento del cargo culminó en 1675 cuando se declaró hereditario en la familia Orange. Después de la caída de Maastricht en manos francesas, los holandeses se aliaron con el emperador y el rey de España, lo que obligó a los franceses a abandonar el país y a enfrentarse a la coalición europea.

El rey CARLOS II el Hechizado alcanza su mayoría de edad y, por tanto, asume personalmente el Gobierno.


El 6 de noviembre de 1675, el rey CARLOS II el Hechizado alcanza su mayoría de edad y, por tanto, asume personalmente el gobierno de España.

Ante el desmedido aumento del poder del valido Fernando de Valenzuela, y aprovechando la debilidad mental del rey,


Ante el desmedido aumento del poder del valido Fernando de Valenzuela, y aprovechando la debilidad mental del rey, la alta nobleza y los consejeros del gobierno reaccionan y piden al rey el encarcelamiento de Valenzuela, mientras don Juan José de Austria que ha partido de Catalunya se acerca a Madrid con su ejército. En diciembre de 1676, Valenzuela se refugia en El Escorial pero es capturado y procesado, por lo que parte hacia el destierro, primero a Filipinas y luego a México. Por otra parte, la reina madre es confinada en Toledo y Juan José de Austria asume las funciones de primer ministro (1676-1679), respetando siempre, quizá en exceso, la autoridad de su hermano, el rey.

Esta pieza también aparece en ... JUAN JOSÉ DE AUSTRIA

Llega a Madrid en medio del entusiasmo popular, Juan José de Austria que es nombrado primer ministro.


En 1677, la Reina madre despierta una oposición universal por sus desvergonzados favores a Fernando de Valenzuela. Debido a ello don JUAN JOSÉ de Austria es capaz de separarla de la corte, y establecerse él como primer ministro. Así, pues es nombrado primer ministro (1677-1679). Pocos días después de salir de Zaragoza acompañado de una fuerte escolta y contando con el apoyo de lo mejor de la nobleza castellana, llega a Madrid el 23 de enero de 1677 en medio del entusiasmo popular. Tras su llegada, recibe de CARLOS II el nombramiento de primer ministro, lo que equivale a que el monarca acepta la puesta en práctica de un importante proyecto de urgentes reformas imprescindibles para levantar el país. Hubo grandes esperanzas sobre su administración, pero resultó decepcionante y corta.

Esta pieza también aparece en ... JUAN JOSÉ DE AUSTRIA

En España, el nuevo ministro crea una Junta de Comercio y Moneda para estimular el desarrollo económico.


El nuevo primer ministro de España -Juan José de Austria- se demuestra eficaz en política interna, creando una Junta de Comercio y Moneda para estimular el desarrollo económico; acaba con la escandalosa venta de cargos a que tan afecta había sido la reina madre y es el primero en introducir la idea de una España plural. Enterado de la influencia del valido Fernando de Valenzuela, quiere revisar su actuación. El valido se refugia en El Escorial, de donde es sacado para ser juzgado, acusado de haberse apoderado de cien millones de reales (en el inventario de sus bienes se hallaron sólo diez), No tendrá la misma suerte en política exterior.

Esta pieza también aparece en ... JUAN JOSÉ DE AUSTRIA

El Primer ministro de España Juan José de Austria concierta el inmediato matrimonio del rey CARLOS II con MARÍA LUISA de Orleáns.


El Primer ministro de España, Juan José de Austria, concierta el inmediato matrimonio del rey CARLOS II con MARÍA LUISA de Orleáns a fin de asegurar la continuidad de la dinastía.

El Imperio español se hunde. España ya no está en condiciones de hacer frente al ascenso de las demás potencias europeas.


El Imperio español en 1678 se hunde. España ya no está en condiciones de hacer frente al ascenso de las demás potencias europeas, especialmente de Francia. El número de italianos que acude a prestar servicio en el ejército de Flandes desciende bruscamente, a la vez que los banqueros no pueden ampliar ya sus créditos a España porque la plata y el oro de América han pasado a manos de holandeses, ingleses y franceses. Desaparece todo un sistema de poder que había permanecido intacto durante más de un siglo.

Esta pieza también aparece en ... GUERRA DE HOLANDA (1672-1678)  • PAÍSES BAJOS ESPAÑOLES (1555-1714)