FAMILIA BORGIA (Borja)

Total de piezas: 80

Es nombrado cardenal el sobrino del Papa CALIXTO III (Alfonso de BORGIA), su sobrino RODRIGO de BORGIA.


En la fecha, al año siguiente de ser nombrado papa Alfonso de BORGIA como CALIXTO III, es nombrado cardenal su sobrino RODRIGO de BORGIA. y, poco después, legado en la Marca de Ancona, capitán general de los ejércitos pontificios y vicencanciller de la Iglesia, el cargo más relevante de la curia romana y que conservará con los cinco papas siguientes hasta su propia elección como Alejandro VI.

PEDRO Luis, sobrino del Papa CALIXTO III, es nombrado capitán del castillo de Sant\’Angelo.


PEDRO Luis (1432-1458), sobrino del Papa CALIXTO III, ha acompañado a su tío a Roma. También es nombrado cardenal. En la fecha, es nombrado capitán del castillo de Sant’Angelo, la fortaleza papal que constituye la clave del control militar de Roma, y a continuación el mismo PEDRO Luis recibe el título de confaloniero y capitán general de las milicias del Vaticano.

Las semanas siguientes a la muerte de Alfonso V el Magnánimo -rey de Nápoles-, hasta la muerte del papa CALIXTO III, son tiempos de agitación y de delirio.


Las semanas siguientes a la muerte de Alfonso V el Magnánimo -rey de Nápoles-, hasta la muerte del papa CALIXTO III, son tiempos de agitación y de delirio. Para empezar, el papa expresa abiertamente: \»¡ya se ha roto la soga, ya somos libres!\».

Fallece el papa CALIXTO III (Alfonso de Borgia). En los días previos a su muerte, los romanos desatan su odio contra los catalani.


Fallece el papa CALIXTO III (Alfonso de Borgia). En los días de agonía previos a su muerte, los romanos desatan su odio contra los «catalani». Sólo RODRIGO de BORGIA tiene la entereza de permanecer en Roma junto al lecho de muerte de su tío.

PÍO II -papa- . Se trata de Eneas Silvio Piccolomini.


Eneas Silvio Piccolomini es coronado papa con el nombre de PÍO II -papa- (3.9.1458 – 15.8.1464). El voto de RODRIGO de BORGIA en el cónclave correspondiente es decisivo. De esta manera, la Iglesia tendrá como jefe supremo a uno de los máximos exponentes del humanismo, y el nuevo papa no será un enemigo de la familia del anterior, sino un amigo y protector. Comienza, con este hecho, una carrera ascendente en el cardenalato y en la administración de la Iglesia, que llevará años después a RODRIGO de BORGIA a ocupar el mismo trono pontificio que había ocupado su tío. Su pontificado se caracterizará por una actividad febril a favor de la reconciliación de los poderes que luchan por la hegemonía tanto en Italia como en el resto de la Cristiandad. Reforzará la autoridad papal frente a la del concilio (bula Exsecrabilis de 1460) y reiterará su retractación de las doctrinas que había sostenido antaño durante el concilio de Basilea. Cederá, no obstante, al vicio papal de la época, el nepotismo, enalteciendo a su familia y adornando de bellos edificios su aldea natal de Corsignano (elevada a sede episcopal y rebautizada como «Pienza», la tierra de Pío, nombre que conserva en la actualidad).

PEDRO Luis, sobrino del papa CALIXTO III, que había escapado de Roma a la muerte del papa, muere abandonado y amenazado


PEDRO Luis, sobrino del papa CALIXTO III, que había escapado de Roma a la muerte del papa, muere abandonado y amenazado, sin conocerse la razón exacta de su fallecimiento.

El joven cardenal RODRIGO de BORGIA, da muestras de uno de los rasgos más distintivos de su persona: la sensualidad.


Al morir su riguroso tío Calixto III, el joven cardenal RODRIGO de BORGIA, da muestras de uno de los rasgos más distintivos de su persona: la sensualidad. Hacia 1468 nace su primogénito, Pedro Luis, al que seguirán dos hermanas, Jerónima e Isabel. Más tarde tendrá cuatro hijos con la romana Yanozza Catanei: César, Juan, Lucrecia y Jofré. Su estilo de vida principesco le llevará a construirse en Roma un palacio donde ostentar sus riquezas, aunque en privado controla minuciosamente los gastos. Algunos historiadores le atribuirán otros hijos todos ellos de madre desconocida. RODRIGO nunca oculta a sus hijos; los sucesivos papas a los que servirá no tendrán inconveniente en legitimarlos mediante bulas y concederles beneficios. Incluso el hecho de que tenga varios hijos no es motivo de escándalo, pues la descendencia ilegítima es frecuente y aceptada tanto en la nobleza como en el clero; el amor por su familia y el servicio a la Iglesia coexisten en él con una naturalidad más comprensible para el pueblo que para la hipocresía de la aristocracia.

SIXTO IV -papa- (25.8.1471- 12.8.1484) (Francisco de Róvere).


Francisco de Róvere es coronado papa con el nombre de SIXTO IV (25.8.1471- 12.8.1484). Este papa eleva a RODRIGO de BORGIA a la condición de cardenal-obispo (es entonces cuando RODRIGO es ordenado sacerdote y obispo: antes era simplemente diácono). Como muchos papas, SIXTO IV incurrirá en el nepotismo.

Mediante una bula del Papa Sixto IV se confirma el enlace entre Fernando de Aragón e Isabel de Castilla.


El Papa SIXTO IV nombra al cardenal RODRIGO de BORGIA -que es amigo de FERNANDO de Aragón- legado para una misión especial en Castilla y en la Corona de Aragón. Se trata de reconocer y confirmar el matrimonio entre FERNANDO de Aragón e ISABEL de Castilla. Este matrimonio, de hecho, es nulo, ya que el arzobispo Carrillo ha falsificado la bula que les dispensa del impedimento de parentesco. RODRIGO ha sugerido al papa que pase por alto esta falta y confirme el enlace. Así se hace, mediante bula de diciembre de 1471, resolviendo el problema de la dispensa.

RODRIGO de BORGIA se ha convertido en uno de los miembros del colegio cardenalicio mejor considerados.


RODRIGO de BORGIA se ha convertido en uno de los miembros del colegio cardenalicio mejor considerados. De hecho, es nombrado cardenal vicecanciller. Su inteligencia y su experiencia políticas le han hecho imprescindible en el gobierno de la Iglesia; a su vez, el poder y la influencia del cargo que desempeña han predispuesto a su favor a la nobleza y, finalmente, sus gustos algo mundanos unidos a su encanto personal y su buena disposición, le han granjeado la simpatía del pueblo. Es tenido por sus contemporáneos como persona de vivo ingenio, buen conocedor del Derecho canónico, experto en la administración curial, hábil en los asuntos políticos y diplomáticos, emprendedor y astuto. Aprovecha su cargo para hacerse con numerosos beneficios eclesiásticos y llega a ser uno de los cardenales más ricos.