LAS GALIAS (celtas) (1500 aC - 420)

Total de piezas: 48

ATAULFO decide entrar en Marsella y, al no lograr su propósito, se apodera de Narbona, Tolosa y Burdeos.


En otoño del 413, el rey visigodo ATAÚLFO (410-415), en su camino hacia la Galia, decide entrar en Marsella y, al no lograr su propósito, se apodera de Narbona, Tolosa y Burdeos. ATAÚLFO sigue una política ambigua e incluso se casa, en Narbona, con GALA PLACIDIA, hermana del emperador HONORIO. Narbona se convierte en la capital de los visigodos y ATAÚLFO proclama su política de sostener el nombre de Roma por la fuerza de las armas godas.

El teórico monástico Juan CASIANO funda en Marsella una abadía para hombres y otra para mujeres.


El teórico monástico Juan CASIANO (360-435) funda, por estas fechas, en la ciudad gala de Marsella la abadía de Saint-Victor, para hombres, y la abadía de Saint-Sauveur, para mujeres. Juan CASIANO, monje y escritor ascético, nacido en Oriente, ha pertenecido a una comunidad monástica en Belén y más tarde se ha trasladado a Egipto donde ha vivido solitario en el desierto. Nombrado diácono de Constantinopla, pasa después a Roma como mensajero de Juan CRISÓSTOMO. Se establecerá finalmente en Provenza.

Semipelagianismo, doctrina que abrazan muchos teólogos de las Galias.


Se denomina semipelagianismo a la doctrina y secta de los que seguían las opiniones sustentadas en el siglo V por Fausto de Riez, Vicente de Lerins, y Juan CASIANO (del monasterio de san Víctor de Marsella), y que abrazaron -alrededor de la fecha- muchos teólogos de las Galias que querían conciliar las ideas de los pelagianos con la doctrina ortodoxa sobre la gracia y el pecado original. Su postura teológica abogaba a favor de la creencia de que la gracia es necearia para la salvación pero que los primeros pasos hacia la misma tenían que ser dados por la voluntad humana.

Gran parte de los visigodos están asentados en Aquitania aunque sin autorización oficial para ello.


Gran parte de los visigodos procedentes de Italia se han asentado en Aquitania -el resto en Narbona- aunque sin autorización oficial para ello. WALIA, su rey, llega a un acuerdo con CONSTANCIO, general del emperador romano HONORIO, comprometiéndose a expulsar a las bandas bárbaras que saquean Hispania. Por este pacto, el pueblo visigodo se compromete a la defensa del territorio del Imperio en contra de otros bárbaros, iniciando la expulsión de éstos. Del 416 al 418 se oponen los visigodos contra los vándalos silingos en la Bética y contra los alanos en la Cartaginense y Lusitania eliminándolos prácticamente (La Tarraconense queda, de momento, fuera de las luchas, ya que a esta región, propiamente, no había accedido ninguno de los pueblos citados).

WALIA establece su capital en Tolosa, constituyendo el llamado «reino de Tolosa» (418-507).


En este año, no se sabe muy bien por qué, cuando WALIA y sus visigodos se disponen a profundizar contra los suevos y los vándalos asdingos, las operaciones militares en Hispania quedan en suspenso y WALIA es llamado por CONSTANCIO a las Galias. ¿Un repentino peligro? ¿El temor al excesivo poder de WALIA? ¿Nuevos y desconocidos planes?. Sea lo que fuere, lo cierto es que WALIA firma un nuevo tratado con CONSTANCIO, en virtud del cual, por fin, el errante pueblo visigodo se establece oficialmente en las llanuras de Aquitania. Sigue, sin embargo, manteniendo el compromiso para la defensa del territorio de Hispania contra los otros pueblos no federados. Se calcula alrededor de 100.000 visigodos los que se asientan en las Galias, aunque su número aumentará durante todo el siglo por la incorporación de otros grupos germánicos. WALIA establece su capital en Tolosa, constituyendo el llamado «reino de Tolosa» (418-507). Este reino es el primero de los germánicos y parece que se lleva a cabo para crear un importante bastión en defensa de los intereses romanos frente a la tensión en Hispania y frente a los bagaudas del centro y noroeste de las Galias.

CLODIÓN el Cabelludo. Jefe de los francos salios, sucede a su padre Faramundo.


CLODIÓN el Cabelludo, personaje semilegendario, sucede a su padre Faramundo como Jefe de los francos salios (428-448). Es apodado «el Cabelludo» porque tiene mucho pelo o porque lleva el pelo más largo que el de sus predecesores. Comienza a gobernar cuando el general romano AECIO lo ataca al frente de un gran ejército. Lo derrota y lo desposee de todas sus propiedades en la Galia. CLODIÓN para vengarse de los romanos, caerá sobre la Turingia y se dedicará al pillaje, sorprendiendo un castillo denominado Disparg. AECIO marchará de nuevo contra él y después de volver a vencerlo, instaurarán la paz. Esta paz durará poco, ya que viendo CLODIÓN que todas las villas de la fecunda Bélgica están sin defensa, conquistará el país hasta la proximidad del Somme. Pero no podrá conservar esta conquista y perderá todo lo que ha conquistado a este lado del Rin.

En la cuenca parisina, el gobernador Afranio SIAGRIO se proclama Rey de los Romanos.


El Reino de SIAGRIO es creado en 476 cuándo habiendo sido destituido el último emperador romano Rómulo Augústulo, en la cuenca parisina el gobernador Afranio SIAGRIO se proclama Rey de los Romanos.

CLODOVEO I es reconocido como rey de los francos estableciéndose en París su capital.


Los francos ripuarios reconocen a CLODOVEO I, en la fecha, como rey de todos los pueblos francos estableciéndose en París la capital de los francos. Es tal el poder del reino franco, ahora y en los siglos que seguirán, que la Galia será la única provincia occidental que perderá su nombre. Dejará, pues, de ser la Galia para convertirse en «Francia» la tierra de los francos (que es precisamente como se llama en alemán: «Frankreich», reino de los francos). CLODOVEO I fomentará el posterior desarrollo del sistema feudal al crear el cargo de conde, establecer la herencia real, confirmar las competencias reales en el nombramiento de los obispos y su derecho sobre las propiedades de la Iglesia o imponer las normas del derecho sálico. De esta manera las bases del feudalismo se plantean ya en pleno siglo VI al igual que harán los visigodos.