FEDERICO I Barbarroja (Emperador del SIR y Rey de Alemania)(1152-1189)

Total de piezas: 49

El papa ADRIANO IV concluye con GUILLERMO I de Sicilia, hijo de Roger II, el tratado de Benevento.


Sometida Roma por FEDERICO I Barbarroja, el Papa ADRIANO IV se ocupa de sus problemas con los normandos quienes dominando el reino de Sicilia y el sur de Italia constituyen una amenaza para los Estados de la Iglesia. En 1156 el papa concluye con GUILLERMO I de Sicilia el tratado de Benevento, que garantiza al papado la seguridad de sus fronteras meridionales. Pero este acuerdo entre ADRIANO y los normandos indispone al Papa con el emperador. En realidad, nunca ha habido unas relaciones claras y cordiales entre el monarca alemán y el sucesor de Pedro. Posee aquél una enorme personalidad y es un hombre de Estado de excepcional categoría que lucha decididamente por restaurar todos los derechos y privilegios de su corona. Su imperialismo tiene que chocar necesariamente con un papa imbuido de antiguas pretensiones gregorianas por un dominio universal.

La frase «Sacro Imperio Romano» se empieza a usar en tiempo del emperador FEDERICO I Barabarroja.


Lo más probable es que la frase «Sacro Imperio Romano» para calificar al Imperio alemán se empiece a usar en tiempo del emperador FEDERICO I Barabarroja, que ansía ensalzar la santidad de su oficio en respuesta a la oposición que le hacen los papas. El primer testimonio de esta expresión corresponde a 1157. El Sacro Imperio Romano está constituido por multitud de pequeños y grandes Estados vasallos de derecho, pero independientes de hecho de los emperadores. A lo largo de los siglos llegarán a contarse por más de 240 estados. El imperio representaba la unidad de toda la fe en un cuerpo, manteniendo, con una unidad inquebrantable, el orden de la administración romana y del derecho. No es un imperio con fuerza militar, pero es un cuerpo político cuya organización se encuentra en el pasado de Roma. Vive de la fuerza y de la gloria de ese Imperio romano, consolidado en el pensamiento cristiano, que daba forma visible al Reino de Dios sobre la Tierra. De ese modo mantiene una especie de concepción de comunidad de los pueblos de Europa.

FEDERICO I Barbarroja contrae matrimonio con Beatriz, hija y heredera de Reinaldo III de Borgoña


De nuevo en Alemania, FEDERICO I Barbarroja extiende sus dominios hasta los territorios de Polonia y Escandinavia y contrae matrimonio con Beatriz, hija y heredera de Reinaldo III de Borgoña. De hecho este matrimonio es el segundo de FEDERICO, porque el primero con Adela de Vohburg ha sido anulado. De Beatriz tuvo 12 hijos.

El emperador FEDERICO I Barbarroja exige que los obispos italianos le presten juramento de fidelidad.


En una dieta celebrada en Plasencia (Piacenza, norte de Italia), FEDERICO exige -contra el Conocordato de Worms- que los obispos italianos le presten juramento de fidelidad y poniendo su autoridad por encima de todo otro poder terrenal, incluido el de los papas. Estas medidas reunidas por los más ilustres exponentes del derecho, los juristas de Bolonia, en el llamado «Código Roncaglia», por haberse celebrado la dieta en los «campos Roncáglicos», proclaman que la voluntad del emperador, heredero directo de la potestad de los césares, constituye ley y le conceden amplio poder sobre las comunas y sobre la Iglesia. Lógicamente este código no puede ser aceptados por el Papa ADRIANO IV.

La minoría de los cardenales -favorable a FEDERICO I Barbarroja- vota por OCTAVIANO Colonna .


La minoría de los cardenales -favorable a FEDERICO I Barbarroja- vota por OCTAVIANO Colonna (antipapa VICTOR IV) (4.10.1159 – 20.4.1164). VÍCTOR IV ya ha sido antipapa en el año 1138.

Federico I Barbarroja convoca un sínodo en Pavía en 1160 para resolver el pleito entre Víctor y Alejandro.


FEDERICO I Barbarroja convoca un sínodo en Pavía en 1160 para resolver el pleito, decantándose por VÍCTOR IV y excomulgando a ALEJANDRO III. Por su parte, éste revoca las conclusiones del sínodo, excomulga al emperador y al antipapa y libera a los súbditos del emperador del juramento de fidelidad. La cuestión plantea un enfrentamiento a escala europea, por cuanto ALEJANDRO III recibe el apoyo de LUIS VII de Francia y ENRIQUE II de Inglaterra en el sínodo de Tolosa (1160), lo que promueve a su vez las simpatías de buena parte de los estados europeos. La mayoría de la Iglesia, además de la creciente unión de ciudades italianas libres -la llamada «Liga Lombarda»-, apoyan a ALEJANDRO III, llegando la Liga a levantar una fortaleza al sur del Po a la que pone por nombre Alejandría. VÍCTOR IV tiene de su parte al emperador alemán y a los estados controlados por éste, excepto al arzobispo de Salzburgo y algunos obispos alemanes.

El burgo renano empieza a levantar en Colonia la catedral más hermosa de la arquitectura gótica.


El burgo renano empieza a levantar en Colonia la catedral más hermosa de la arquitectura gótica. En Palestina se veneraban los supuestos huesos de los tres magos que adoraron al niño Jesús en Belén, y en tiempo de Constantino el Grande esos huesos fueron trasladados a Constantinopla y de allí a Milán. Y, ocurrió que, tras conquistar la capital lombarda en 1162, el emperador FEDERICO Barbarroja se lleva los restos mortales de Milán y los regala al obispo de Colonia. Y ahí, encima de los huesos de los magos se inicia en este año la construcción de la bonita catedral de Colonia.