HONORIO III (Papa)(1216-1227)

Total de piezas: 13

HONORIO III -papa- (24.7.1216-18.3.1227). Se trata de Cencio Savelli.


HONORIO III -papa- (24.7.1216-18.3.1227). Se trata de Cencio Savelli. El papa HONORIO III ha sido tutor del joven FEDERICO, hijo de Enrique VI, y está deseoso de coronarle emperador y permitirle que unifique Sicilia y el sur de Italia con el Imperio. De momento le anima a marchar a las cruzadas.

Surge la nueva Orden de Predicadores como iniciativa de DOMINGO de Guzmán con 16 compañeros que lo quieren y le obedecen.


Surge la nueva Orden de Predicadores como iniciativa de DOMINGO de Guzmán con 16 compañeros que lo quieren y le obedecen como al mejor de los padres. Ocho son franceses, siete españoles y uno inglés. Los prepara de la mejor manera que le es posible y los envía a predicar. En la fecha, es aprobada oficialmente por el papa HONORIO III. Sus miembros empiezan a ser conocidos popularmente con el nombre de «dominicos» -por DOMINGO de Guzmán- y tienen como fin particular la conversión de los herejes por medio de la predicación. Siguen la regla de S.Agustín y tienen una rápida y amplia difusión. Por su celo apostólico y su sólida preparación teológica y científica, los dominicos son siempre instrumento valiosísimo para la defensa y difusión del catolicismo. Esta orden mendicante es llamada así por haber presidido su origen un afán de absoluta pobreza, aunque este ideal no se podrá cumplir por entero, porque es contradictorio con su afán de una vida dedicada al estudio. Otro de sus rasgos vocacionales es el de, queriendo realizar una obra de intenso apostolado, vivir de lleno en el mundo, a diferencia de la vida recoleta de los antiguos monjes. Se harán famosos en las grandes universidades, especialmente en la de París y en la de Bolonia.

Bula que borra cualquier impedimento canónico o de ilegitimidad para que FERNANDO III sea rey de León.


A pesar de los obstáculos, FERNANDO III nunca renuncia al que considera su legítimo derecho al trono de León. Recurre ante el papa HONORIO III a la búsqueda de una declaración pontificia en tal sentido. Por fin la obtiene por bula de 10 de julio de 1218. Borra así cualquier impedimento canónico o de ilegitimidad que pueda esgrimirse.

HONORIO III en una encíclica dice que tras el Concilio de Letrán (1215) los males de la Iglesia, en vez de disminuir, han aumentado.


HONORIO III en una encíclica dirigida a todos los prelados del mundo cristiano, dice haber esperado hasta entonces, para palpar por sí mismo los efectos del Concilio de Letrán (1215), pero siente tener que confesar que los males de la Iglesia, en vez de disminuir, han aumentado. \»Los ministros del altar -dice- peores que las bestias que se revuelven en el fango, se vanaglorian de su misma ignominia como se vanagloriaban de ello los habitantes de Sodoma: son piedra de escándalo y azote para los fieles\». Es, pues, inevitable que una tal religión engendre la herejía, que un clero, secular y regular, como aquél provoque una reacción. Lo que es de maravillar es que esta reacción tarde tanto en tomar cuerpo y que no sea más general de lo que es.

FEDERICO II es coronado emperador del SIRG de manos del Papa HONORIO III.


FEDERICO, promete de nuevo al papa HONORIO III que participará en una nueva Cruzada, pero con una condición: antes tiene que ser coronado emperador. Así, pues, en la fecha, FEDERICO II es coronado emperador de manos del Papa HONORIO III, convirtiéndose de este modo en FEDERICO II Hohenstaufen, Emperador del Sacro Imperio Romano-germánico, (1220-1250). FEDERICO II Hohenstaufen cambia el sitio de su gobierno hacia Nápoles  y Sicilia, en ese entonces conocidas como el Reino de las Dos Sicilias. FEDERICO quiere expandir el Sacro Imperio Romano (que ya incluye la Alemania moderna, Países Bajos, Austria y Suiza y partes de Francia) para que abarque toda Italia, mudar la capital a Roma y conseguir toda la gloria del antiguo Imperio Romano. Pero su ambición lo llevará a un conflicto directo (y a veces hasta la guerra) con la Iglesia, la cual reclama gran parte del territorio de Italia para sí misma. La tensión entre el emperador y la Iglesia persistirá por varios papados. De hecho FEDERICO ha prometido en diversas ocasiones no juntar el reino de Sicilia con el de Alemania en una sola mano, para salvaguardar la libertad de la Iglesia, pero no cumple lo prometido.

ENRIQUE, hijo de FEDERICO II y de Constanza de Aragón, es coronado, aùn niño, rey de romanos.


ENRIQUE, hijo de FEDERICO II, es elegido por los príncipes alemanes como Rey de Romanos, siendo coronado, al mismo tiempo que su padre. FEDERICO II se compromete a condonar la deuda pontificia, renunciar a la condición de legado apostólico en el Reino de Sicilia, socorrer al Imperio Latino de Constantinopla y embarcarse en una cruzada hacia Tierra Santa, para recuperar los Santos Lugares. Sin embargo, el Papa HONORIO III no reconoce la elección y priva a ENRIQUE de sus derechos sobre el reino de Sicilia, para prevenir la unión de los reinos de Alemania y Sicilia. ENRIQUE, con 9 años de edad, es puesto bajo la tutela de ENGELBERTO I, arzobispo de Colonia.

La gran amabilidad del Papa HONORIO III evita el choque con FEDERICO II, pero pronto se verá defraudado.


La gran amabilidad del Papa HONORIO III, evita el choque con FEDERICO II durante un cierto tiempo, pero pronto se verá defraudado. FEDERICO ha prometido tomar parte en la que debe ser la Quinta Cruzada, dirigida por el Cardenal PELAGIO, pero no cumple su promesa. Y es que FEDERICO no ha formulado esta promesa de corazón. Amante de la soleada -y desde muchos puntos de vista refinada- Italia, su deseo es ampliar su dominio en la península y no embarcarse en peligrosas aventuras en Oriente Medio. FEDERICO II, aunque Hohenstaufen por línea paterna, es más normando-italiano que germano, y por ello, dedica toda su atención a Sicilia, dónde se rodea de una corte de poetas, filósofos y hombres de ciencia, despertando los intereses espirituales, culturales y científicos de la época.

El papa HONORIO III insiste una y otra vez en que FEDERICO II cumpla con sus compromisos.


La alianza de las ciudades de Lombardía, proporciona a FEDERICO II una excusa perfecta para no llevar a cabo la cruzada prometida. Por otra parte, pretende imponer la autoridad imperial al Papa y a las ciudades italianas del N. El papa HONORIO III -hombre enamorado del ideal de cruzada- no está dispuesto a consentírselo. Así que insiste una y otra vez en que FEDERICO II cumpla con sus compromisos. Finalmente le advierte que procederá a excomulgarlo si no lo hace. La amenaza papal es de enorme transcendencia ya que si se produce la excomunión de un soberano, sus vasallos se ven desligados del juramento de fidelidad que tienen hacia él.

HONORIO III aprueba definitivamente la regla de la Primera Orden de los franciscanos.


HONORIO III aprueba definitivamente la regla de la Primera Orden de los franciscanos.

Esta pieza también aparece en ... ORDEN DE LOS FRANCISCANOS (San Francisco de Asís)

La Iglesia Católica predica una segunda cruzada contra los cátaros que no tiene gran resonancia.


Debido a un renacimiento del catarismo en Occitania, la Iglesia Católica predica una segunda cruzada contra los cátaros que no tiene gran resonancia, aunque, poco a poco, éstos serán expulsados de las diversas ciudades del país mientras los nobles de la región intentan negociar la paz con la Iglesia católica.