RAMON BERENGUER IV el Sant (Conde de Barcelona)(1131-1162)

Total de piezas: 68

Se fija entre ALFONSO VII y RAMON BERENGUER IV la frontera entre Castilla y Aragón.


Por otra parte, se acuerda entre ALFONSO VII y RAMON BERENGUER IV que la frontera entre Castilla y Aragón quede situada a la línea Tarazona-Calatayud, donde se encuentra todavía en la actualidad. De esta manera, RAMON BERENGUER IV se encuentra libre de preocupaciones por el lado Oeste. Seguidamente, se ocupa de la seguridad y fijación de los límites meridionales del «regnum Caesaraugustanum»

ALFONSO VII y RAMÓN BERENGUER IV se ponen de acuerdo para repartirse el país montañoso de Pamplona.


Finalmente, en la misma reunión de Carrión, ALFONSO VII y RAMÓN BERENGUER IV se ponen de acuerdo para repartirse el país montañoso de Pamplona, o sea restablecer la situación que existía entre 1076 y 1131.

Las tropas castellanas penetran en tierras navarras y se apoderan de Pamplona.


En la fecha, las tropas castellanas penetran en tierras navarras y se apoderan de Pamplona. Para solucionar su apurada situación, GARCÍA RAMÍREZ ofrece a ALFONSO VII la boda de su hija BLANCA de Pamplona con el primogénito del emperador, SANCHO de Castilla.

Pero, ¿qué pasa con el testamento de Alfonso I?


Pero, ¿qué pasa con el testamento de Alfonso I? RAMIRO II y los aragoneses han hecho caso omiso de aquel documento, pero así y todo, no han podido conseguir que no exista. Y a RAMON BERENGUER IV se le hace saber muy pronto que el papa insiste que el testamento se cumpla. En la fecha, se concluye un tratado entre RAMON BERENGUER y RAIMUNDO, maestro de los caballeros del Hospital y representante de los caballeros del Santo Sepulcro, que por su precisión y fineza diplomática hace honor a ambas partes. En este tratado se considera que el testamento del Batallador ha entrado en vigor, pero que RAIMUNDO, al hacerse cargo de los dos tercios de la herencia que corresponde a sus representados, ha considerado que el conde de Barcelona es «el más útil y necesario para la administración y defensa del país» y por eso le ha confiado aquellos dos tercios; para el caso que la dinastía se extinga, el tratado, reivindica los derechos de las dos Órdenes de caballería, las cuales se reservan, asimismo, determinados derechos de posesión y determinadas pretensiones dentro de las fronteras de Aragón. Sólo falta un acuerdo con la Orden del Temple.

Ramon Berenguer IV consigue un acuerdo con los templarios en relación al testamento de Alfonso I .


En la fecha, RAMON BERENGUER IV consigue un acuerdo con la Orden del Temple en relación al testamento de Alfonso I el Batallador, por la que se concede a dicha Orden determinados beneficios de futuro, de manera que la curia romana se muestra inmediatamente conforme y de esta manera desaparece definitivamente el antiguo desacuerdo provocado por el incumplimiento del testamento, gracias a la buena disposición de ambas partes así como a la elegante forma jurídica de tratar el problema.

Posiblemente son los italianos los q?ue emplean por primera vez el nombre de Catalunya.


Se registra la coincidencia entre el desarrollo de las pequeñas entidades feudales pirenaicas y la expansión de Barcelona, convertida en centro activo de vida marítima y mercantil. Según los pisanos y genoveses, muy interesados por Mallorca y Tortosa la cabeza de la estructura política que se está gestando en el Nordeste de Hispania es el «comes pyraeneus». En cambio, según los señores del Midi y del Pirineu, es el «comte de Barcelona». La soldadura entre la montaña y el mar viene definida por la busqueda de un nombre nuevo: posiblemente son los italianos los que emplean por primera vez, en el año 1144, el nombre de Catalunya.

Fallece BERENGUER RAMON I de Provenza. Este condado será gobernado por su hermano RAMON BERENGUER IV.


A la muerte en Llenguadoc de BERENGUER RAMON I de Provenza se hace cargo del gobierno de este condado su hermano RAMON BERENGUER IV (II de Provenza 1144-1157) durante la minoría de edad de su sobrino RAMON BERENGUER III. Ante la rivalidad de la casa de Tolosa, RAMON BERENGUER IV recibe el homenaje del vizconde RAMON Trancavell de Carcasona-Rases, se alía con los señores de Narbona y Montpellier y es elegido gobernador de Bearn, Auloron y Gabarda durante la minoría de edad de GASTÓN V. Toda esta problemática que surge al norte de los Pirineos y que debe ser atendida, no permite al conde de Barcelona emprender acciones más al sur, en el territorio de su vasallo Ibn Mardanis, que le sigue tributando una generosa cantidad de oro cada año.

Tratado de paz entre RAMON BERENGUER IV de Barcelona y GARCÍA RAMÍREZ de Pamplona.


ALFONSO VII, el emperador, fuerza, en la fecha, el establecimiento de un tratado de paz entre RAMON BERENGUER IV y GARCÍA RAMÍREZ de Pamplona. Frente a la amenaza almohade, el emperador desea que todos los reinos cristianos puedan participar en la lucha que se avecina.

Repoblamiento de Tarraco y sus alrededores por el arzobispo Bernat de Tort y Ramon Berenguer IV.


Durante la dominación de los visigodos y de los musulmanes, Tàrraco y sus alrededores habían vivido un importante despoblamiento. Su repoblación definitiva se lleva a cabo en el período (1146-1163), por iniciativa del arzobispo BERNAT de Tort, primer arzobispo que fija su residencia en Tarragona, y el conde RAMON BERENGUER IV. A partir de entonces, la archidiócesis experimenta un gran desarrollo, con las diócesis sufragáneas de Girona, Urgell, Vic, Lleida, Tortosa, Barcelona, Zaragoza, Huesca, Pamplona, Tarazona y Calahorra, más la posterior de Valencia.

ALFONSO VII organiza para este año el asedio de Almería (nido de piratas) .


ALFONSO VII de Castilla organiza para este año el asedio de Almería (nido de piratas) dentro de la vigorosa campaña que lleva a cabo en Andalucía y en la que participan naves pisanas y genovesas, fuerzas del conde GUILLERMO de Montpellier, caballeros navarros de GARCÍA V RAMIREZ y ejércitos catalanes y aragoneses, comandados por RAMON BERENGUER IV. Almería, que cae, en la fecha, en manos de los cristianos, es, por otra parte, una auténtica cuña que dividirá el territorio musulmán, el gran objetivo largamente perseguido por ALFONSO VII. En la fecha, se entra en la ciudad de Almería. Aunque la conquista es en beneficio de Castilla, en realidad es en provecho de todos los países cristianos ribereños del Mediterráneo ya que ayudará a pacificar dicho mar, lo que facilitará, sin duda, la próxima conquista de Tortosa.