NORMANDÍA / NORMANDOS

Total de piezas: 28

El normando Rollón consigue que se reconozca su autoridad sobre el ducado de Normandía.


CARLOS el Simple no está en condiciones de oponer gran resistencia a los vikingos noruegos, en un momento, además, en que aspira a hacerse con el reino de los francos orientales, tras la muerte de su primo lejano Luis IV el Niño. O sea que precisa concentrarse en ese propósito, y por ello ha decidido concertar la paz, lo mismo que hiciera Alfredo de Inglaterra con los daneses. El duque normando ROLLÓN, a su vez, reconoce teóricamente la soberanía del rey CARLOS. De ahí el otro sentido de la palabra: los normandos de los siglos XI-XIII son los hombres originarios de Normandía. Su expansión convierte a los normandos francófonos en uno de los elementos motores del renacimiento europeo de los siglos XI y XII. ROLLÓN promete acabar con el pillaje en las orillas del Sena, convertirse al cristianismo y casarse con Gisela de Francia, la primera hija de CARLOS III y su primera esposa. Los normandos crearán estados fundados en un sistema de relaciones de vasallaje dominado por el príncipe, que dispone de un gobierno centralizado. Estos normandos de Francia adoptarán muy pronto la religión, la lengua y las costumbres del país. ROLLÓN adquirirá, al bautizarse, el nombre de Roberto.

La desunión de los francos facilita las incursiones de los normandos que se asientan en Normandía.


La palabra «normando» designa primero a los germanos de Escandinavia, también llamados vikingos. La desunión de los francos facilita las incursiones de los normandos o vikingos. Los puertos, las ciudades ribereñas y los monasterios situados cerca de las vías fluviales se convierten en sus objetivos. Son saqueadas Ruán y París, a orillas del río Sena; Tours, Nantes, Blois y Orleans en el Loira; y Burdeos en el Garona, entre otras ciudades. Lo mismo ocurre con las abadías, como la de Saint Denis, Saint Philibert, Saint Martin y Saint Benoît. Los vikingos establecen bases para sus operaciones, normalmente en las desembocaduras de los ríos, pero a veces intentan mantener asentamientos permanentes. En el 911, en virtud del Tratado de Saint-Clair-sur-Epte, un numeroso grupo de vikingos, bajo el mando de ROLLON, acepta del monarca del reino Franco Occidental, CARLOS III el Simple, el territorio del curso bajo del Sena que recibe el nombre de Normandía. (De hecho, al frente de los vikingos está Hrolf el Andarín, sobrenombre que, según la tradición, se debe a que es tan alto y pesado que no hay caballo que pueda transportarlo y por eso los francos occidentales le llaman ROLLON).

Entre los años 999 y 1042, la participación de los normandos en la vida política de la península italiana ha sido de mercenarios.


Entre los años 999 y 1042, la participación de los normandos en la vida política de la península italiana se había limitado a su intervención como mercenarios, en ocasiones para el Imperio bizantino y en otras ocasiones al servicio de nobles lombardos. Posteriormente, los normandos comenzarían una conquista más organizada del territorio. En 1035 hicieron su aparición en tierras italianas Guillermo Brazo de Hierro y Drogo de Hauteville, los dos hijos mayores de Tancredo de Hauteville, un noble de menor importancia de la región de Cotentin, en Normandía. Los dos hermanos unieron sus fuerzas a la revuelta de los lombardos contra el control bizantino de Apulia. En 1042 se eligió la ciudad de Melfi como nueva capital normanda, y en septiembre de ese año los normandos eligieron a Guillermo Brazo de Hierro como su conde. Éste sería sucedido por sus hermanos Drogo y Hunifredo de Hauteville que llegó a la región alrededor del año 1044.

Esta pieza también aparece en ... SICILIA (Antigüedad - 1072)

A la muerte de Roberto II de Francia, le sucede su hijo ENRIQUE I (su primer hijo Hugo ha muerto).


A la muerte de Roberto II de Francia, le sucede su hijo ENRIQUE I (1031-1060) (su primer hijo Hugo ha muerto). Así, pues, desde el año 987 hasta el 1328, durante más de tres siglos, los Capetos transmirán la corona por línea masculina directa. El poder de la dinastía está en su punto más bajo. Debido a la dificultad de gobernar a los señores feudales todavía demasiado conscientes de su poder y soberanía, este rey ha sido llamado en la historiografía como rey de París para evidenciar así que su poder se mostraba bastante mermado. Tutor de quien será más tarde GUILLERMO I el Conquistador, rey de Inglaterra, aunque con posterioridad se enfrentará a él en dos batallas que perderá entre 1054 y 1058 por Normandía. Casado en primeras nupcias con Matilde de Frisia y en segundas nupcias con la princesa rusa Ana de Kiev

En Normandía, a Ricardo II le sucede su hermano ROBERTO I el Diablo que morirá en 1035.


En el Ducado de Normandía, a Ricardo II le sucede su hermano ROBERTO I el Diablo, que recibe este sobrenombre por la crueldad y la falta de escrúpulos que manifiesta. Mantiene a raya a la nobleza, y en 1034 marchará en peregrinación a Jerusalén. En su viaje de regreso morirá (1035) sin más heredero que su hijo Guillermo (futuro Guillermo I de Inglaterra 1066-1087), de ocho años de edad e ilegítimo. Roberto ha obligado a la nobleza a prestar juramento de fidelidad al joven Guillermo, pero después de su muerte los señores experimentarán la fuerte tentación de olvidar el compromiso. La muerte precoz de ROBERTO I el Diablo, sumerge el ducado en una ola de problemas y un largo périodo de caos, debido a la disputa por la herencia del ducado, que se resolverá años más tarde en la Batalla de Val-ès-Dunes. Sin embargo, ENRIQUE I de Francia le protegerá (considerando que podría ser una buena idea que un duque de Normandía tuviera motivos para estarle agradecido).

GUILLERMO Y ROBERTO , normandos, toman Benevento que pide ayuda al papa LEÓN IX.


A mediados del siglo XI el poder de los normandos -cristianos desde un siglo antes- se había extendido peligrosamente por el Mediterráneo. Por lo general mercenarios de príncipes de la cristiandad, estos guerreros hábiles y valientes hasta la temeridad, solían rebelarse contra sus contratantes y hacer la guerra por su cuenta. Dos hermanos, GUILLERMO y ROBERTO, se destacan por su capacidad guerrera y, hartos de luchar para otros, deciden hacerlo para sí mismos. Autoproclamado señor de Apulia, GUILLERMO, con la ayuda de ROBERTO, apodado el Zorro, señorean por Italia y, en el año de la fecha, toman Benevento que pide ayuda al papa LEÓN IX.

ROBERTO Guiscardo (el Zorro) vencerá a los lombardos hasta ser borrados del mapa de Italia.


Alrededor de este año, el sur de Italia está dividido entre el ducado de Benevento, último vestigio de la presencia de los lombardos, que invadieron Italia cinco siglos antes, y las tierras más meridionales dominadas por el Imperio bizantino. Lombardos y bizantinos luchan entre ellos, y la confusión que sigue permite a los aventureros hacer fortuna. Los hijos de Tancredo de Hauteville, un caballero normando, se trasladan al sur de Italia y demuestran ser unos excelentes jefes de fuerzas mercenarias. El mejor de ellos es el cuarto hijo, ROBERTO, conocido en la historia como ROBERTO Guiscardo (el Zorro), que vencerá a los lombardos hasta ser borrados del mapa de Italia.

Sube al trono de Escocia el hijo de Duncan, MALCOLM III Canmore.


En la fecha, sube al trono de Escocia el hijo de Duncan, MALCOLM III Canmore (1058-1093), inaugurando la dinastía de Dunkeld. MALCOLM se casará con Margarita sobrina de Eduardo el Confesor, la cual influirá para que se prosiga la anglización de Escocia y el abandono del rito cristiano celta a favor del romano.

La alianza de la Iglesia con los normandos, cristalizará en el sínodo de Melfi de 1059.


El enfrentamiento con el Sacro Imperio, que la Iglesia ha provocado con las decisiones del sínodo de Letrán de 1059 no es considerado pasajero porque lleva implícito la independencia o no de la propia Iglesia. Esta situación hará que el papa NICOLÁS II busque nuevas alianzas para la futura lucha con el emperador. Así, busca la alianza con los normandos que se encuentran solidamente asentados desde 1016 en el sur de Italia. Enviado por el pontífice, HILDEBRANDO viaja al sur de Italia. La alianza con los normandos, cristalizará en el sínodo de Melfi (1059) en el que se firmará un tratado con ROBERTO Guiscardo, el Zorro, en el que se legitiman las conquistas normandas y se ceden a los mismos, como feudo papal, una serie de territorios que hasta entonces eran imperiales; a cambio, NICOLÁS II, obtiene el reconocimiento del Benevento como territorio pontificio, recibirá un tributo y auxilio armado. ROBERTO recibe del papa el título de duque de Apulia y Calabria; en contrapartida, el normando se declara vasallo del pontífice.

Unción papal con que se ven dignificados algunos normandos a cambio de su vasallaje al Papa.


La Italia meridional nunca ha formado parte de los Estados Pontificios, pero sí ha estado sujeta a vasallaje de éstos durante el periodo de dominación normanda (1017 – 1139). En 1059, mediante el concordato de Melfi, dimanado del concilio celebrado en esta ciudad, el papa NICOLÁS II otorga a los normandos Ricardo de Aversa la investidura del principado de Capua, y a ROBERTO Guiscardo, el Zorro, la del ducado de Apulia y de Calabria, así como, para un futuro, del señorío de Sicilia. Como contrapartida a la unción papal con que se ven dignificados, se comprometen éstos a prestar vasallaje al sumo pontífice en todo momento.